Se produjo un error en este gadget.

8 jul. 2013

Rebeca Méndez Jiménez, la "Loca del muelle de San Blas"


Rebeca Méndez Jiménez, la "Loca del muelle de San Blas"

(FNM) La historia de Méndez Jiménez cobró importancia en 1997 cuando el grupo mexicano Maná la popularizó a través de la canción En el muelle de San Blas, de su  Sueños Líquidos. Falleció en septiembre del año pasado.
Rebeca Méndez Jiménez, conocida como la "Loca del muelle de San Blas", y que inspiró la emblemática canción de la agrupación mexicana Maná, falleció el domingo, 16 de septiembre de , en Monterrey a los 63 años.
Su historia comenzó en 1971, cuando días antes de casarse con su novio Manuel, éste se fuera a pescar y nunca regresó. Aquel día Rebeca, el mismo en el que estaba prevista su boda, acudió al muelle de Méndez Jiménez, y esperó a su prometido vestida incluso de blanco.
Otros, dicen que su amor fue un vendedor de artesanías llamado Ladislao, a quien siempre le decía que se iba a casar con él. Sin embargo el hombre fue atropellado en Guadalajara y murió sin que a ella le quedara claro el hecho. Laus, como llamaban a Ladislao, la había bautizado como la Chica del Humo.
Foto de Rebeca -Taringa
Vestida de novia, vagaba por las calles y sus  mentales estaban alteradas. Allí lo esperó durante años hasta que murió, el  domingo 16 de septiembre pasado a los 63 años.  
Después del funeral, su familia esparció sus cenizas en el mar desde el propio muelle de San Blas, tal y como era su deseo.
San Blas es un puerto, ciudad y municipio del  mexicano de Nayarit, está ubicado de cara al Océano Pacífico,
Un drama hecho canción
La historia cobró importancia en 1997 cuando el grupo mexicano Maná la popularizó a través de la canción En el muelle de San Blas, de su disco Sueños Líquidos.
La letra de la canción rezaba: Ella despidió a su amor, el partió en un barco en el muelle de San Blas/ El juró que volvería y empapada en llanto ella juró que esperaría/ Miles de lunas pasaron y ella siempre estaba en el muelle esperando/ Su cabello se blanqueó, pero ningún barco a su amor le devolvía/ Y en el pueblo le decían le decían la loca del muelle de San Blas.