Se produjo un error en este gadget.

12 dic. 2013

BATALLA DEL RÍO DE LA PLATA :MIERCOLES 13 DE DICIEMBRE DE 1939


Durante la 2ª Guerra Mundial, la Kriegsmarine (Marina de Guerra Alemana) había planificado la guerra de superficie contra el tráfico comercial por medio de unidades de superficie y cruceros auxiliares y la guerra submarina.

El crucero del Admiral Graf Spee, destinado a operar en el Sur del Ecuador, resultó el más fructífero: del 30 de Septiembre al 7 de Diciembre de 1939 hundió 9 vapores.
Esta es la historia de sus últimos días, en aguas del Río de la Plata frente a las costas de Montevideo encontró su final.



ATLÁNTICO SUR: 
Amanece en las cálidas aguas que rodean Sudamérica. El verano del hemisferio sur está comenzando. El acorazado de bolsillo alemán Admiral Graf Spee, comandado por el capitán Hans Langsdorff, navega a toda máquina surcando el océano. Lleva en el mar desde el pasado 21 de Agosto, y ha conseguido hundir una serie de mercantes aliados en e Atlántico Sur, poniendo en serios apuros al tráfico naval británico en esa zona. Varias millas más al sur le esperan tres cruceros aliados. Su misión: hundir al Graf Spee. El grupo naval aliado, denominado Fuerza G, está dirigido por el Comodoro Henry Harwood, de la Royal Navy, y cuenta como unidad principal al crucero pesado de la clase York HMS Exeter, de 8.400 toneladas. Escoltando al Exeter están los cruceros ligeros de la clase Leander HMS Ajax y HMNZS Achilles, este último de nacionalidad neozelandesa. La Fuerza G, con base en las Malvinas, es uno de los nueve grupos que la Royal Navy ha desplegado por el Atlántico para encontrar y destruir al Graf Spee. La suerte les sonríe: la última víctima del corsario germano, el mercante Doric Star, consiguió enviar un mensaje indicando sus coordenadas antes de ser capturado y hundido. El Comodoro Harwood se hizo a la mar con sus barcos y planificó una emboscada por donde suponía que pasaría el buque nazi. Acertó de pleno. A las 06:16 el Graf Spee establecía contacto con los buques aliados. La Batalla del Mar de la Plata ha comenzado.
    EXETER

El acorazado de la Kriegsmarine es el primero en disparar, exactamente a las 06:18. Aunque ha sido sorprendido, el Capitán Langsdorff no se va a rendir fácilmente. Para ello cuenta con sus seis imponentes cañones de 280 mm., además de otros ocho de 150 y seis de 105, una concentración de fuego extraordinaria para un buque de tan solo 186 metros. El Exeter responde al fuego con sus propios cañones de 203 mm. a las 06:20; un minuto más tarde el Ajax abre fuego a su vez, seguido por el Achilles por despues.

Fotografia de uno de los cañones de 150 mm. del Graf Spee
La buena disposición de los buques aliados juega a su favor. El Graf Spee recibe continuos impactos de artillería, aunque también consigue devolver el fuego. El Exeter recibe varios impactos directos que provocan importantes daños. A las 06:38, tras veinte minutos de furiosos combates, el balance es a primera vista favorable al navío alemán: el Exeter está gravemente dañado y casi fuera de servicio. El Ajax y el Achillestambién tienen daños de consideración, aunque conservan la mayor parte de su potencia de fuego y capacidad de maniobra. Sin embargo, uno de los proyectiles del Exeter ha penetrado el blindaje del Graf Spee y ha destruido parte de la maquinaria interna del acorazado nazi. Langsdorff se da cuenta ahora que solo tiene combustible para dieciséis horas. Decide poner rumbo hacia el puerto neutral más cercano, Montevideo, en Uruguay, abriéndose paso a cañonazos.

Comienza entonces una larga y tensa carrera: el Graf Spee por llegar a Montevideo y los cruceros Ajax yAchilles por alcanzarlo. Se suceden las escaramuzas, las maniobras de evasión y las cortinas de humo. Mientras, Langsdorff pide órdenes a Berlín. El Alto Mando de la Kriegsmarine le ordena a Langsdorff que no atraque en Montevideo, ya que el buque quedaría aislado y podría caer en manos inglesas. Pero el capitán alemán sopesa sus posibilades: el combustible se le agota, ha agotado dos tercios de su munición y teme que más unidades de la Royal Navy se dirijan hacia allí. Langsdorff desobdece a Berlin y entra en Montevideo a las 00:14 del 14 de Diciembre. El Graf Spee ha concluido su periplo por los mares del sur. Comienza ahora otra batalla, no militar sino diplomática, entre diplomáticos ingleses, alemanes y uruguayos por el futuro del Graf Spee.



METRALLA DEL ACHILLES ALREDEDOR DEL GS

AVERÍAS

El balance de la que es considerada por muchos la primera batalla naval digna de tal nombre de la Segunda Guerra Mundial favorece sobre el papel a los alemanes. El Graf Spee tiene daños de cierta importancia y ha sufrido 36 muertos y 60 heridos. Los aliados han sufrido 72 muertos y 28 heridos: el Exeter está dañado muy gravemente (tardará 13 meses en ser reparado) y el Ajax y el Achilles están también averiados. Pero pese a los números, a victoria es indiscutiblemente aliada. El Graf Spee, la pesadilla de la Royal Navy, ha sido inmovilizado y muy difícilmente podría salir de Montevideo. Winston Churchill ha cumplido su promesa de neutralizar al acorazado de bolsillo alemán. En estos días de la Falsa Guerra, la Batalla del Río de la Plata es un éxito propagandístico de enorme relevancia para los británicos. Habrá que esperar un poco para conocer el destino final del Graf Spee…



ENTRADA DEL GS A MONTEVIDEO






LA ENTRADA A MONTEVIDEO Y FINAL





A media hora de perder al Exeter que como decíamos abandonó la lucha, ya se encontraban a sólo 4 millas entre sí los dos cruceros livianos y el acorazado alemán, el poder de fuego del Graf Spee era tan poderoso sobre los dos pequeños buques que en ocho minutos no quedaron ni mástiles ni antenas en el Ajax y el Comodoro Hartwood ordenó la retirada para salvar a quien pudiese de semejante batalla.
La historia no pudo dilucidar qué sucedió con Langsdorff que no siguió a los buques ingleses averiados ya que Hartwood sabía cual era su destino, increíblemente se salvaron por la inacción alemana, no por la gracia de Dios, ni los ingleses comprendieron que sucedió en aquella oportunidad.


Fotos: Langsdorff en Montevideo 

Langsdorff prefirió en cambio tomar rumbo a Uruguay, a Montevideo más precisamente, para reparar los daños en vez de hundir a los tres buques a su merced.
El gobierno uruguayo de la época, presidencia de Alfredo Baldomir, le dio cinco días para las reparaciones por ser Uruguay un país neutral. el gobierno, presionado por la Embajada Británica y la estadounidense, exigió al Capitan Langsdorff, que saliera dos días antes de lo que se había otorgado.
Las tareas de reparación llevarían dos semanas según calculaba el capitán alemán.

                            
  


Fotos: Desembarco y sepelio de los caídos 

Se sepultaron a los marinos fallecidos en el Cementerio del Buceo, Y en el Cementerio del Norte. 



 





Fotos :GS abandona Montevideo









Fotos Hundimiento Graf Spee

El 17 de Diciembre, Langsdorff dejó en tierra a la mayoría de la tripulación no salió hacia el SE, hacia el mar, sino rumbo NW.
Allí detrás del cerro de Montevideo trasladó a sus hombres al Tacoma y a las embarcaciones argentinas en botes.
A las 20.00, ante una enorme multitud que asistía expectante al acto final del drama, el Graf Spee saltó por los aires.
Irónica victoria para los ingleses que recién estaban recuperándose y ni pensaban en un ataque directo cuando el Graf Spee ya estaba en el barro del Río de la Plata.
La tripulación fué embarcada en los remolcadores Coloso y Gigante y en la lancha Chiriguana, de bandera Argentina todos, que pusieron rumbo a Buenos Aires.
Langsdorff en Buenos Aires el 20 de diciembre se quitó la vida, apesadumbrado por los errores estratégicos que lo llevaron a perder su nave. Lo que podría haber sido una suntuosa victoria alemana terminó en una amarga derrota frente a Montevideo.




















Los 1039 hombres son refugiados por el gobierno Argentino; todos salvo uno el capitán Langsdorff que se suicido de un disparo.
Una multitud acompaño al marino al entierro en el cementerio Alemán.

Funeral del Capitán Langsdorff




FOTOS DEL TELÉMETRO DEL GRAF SPPE EN EL PUERTO DE MONTEVIDEO


La pieza rescatada  el 25 d efebrero del 2004.Se trata de un instrumento óptico de 27 toneladas, en forma de cruz, con 6 m de alto por 10,5 de ancho en su parte inferior  se usaba para asegurar la precisión de los tiros de artillería.
Tras dos semanas de intentos fallidos, la pieza fue finalmente sacada del agua por un grupo de buzos comandado por el uruguayo Héctor Bado, luego de más de seis horas de trabajo, y pese a una segunda rotura de una eslinga de acero utilizada para el reflotamiento.
A su frente, el telémetro “tenía adosado el primer equipo de radar que fue montado en buques de guerra”, explicó Bado, al destacar la importancia histórica de la pieza.
El rescate se produjo a las 14:59 horas; la eslinga se había roto a las 13:59, exactamente una hora antes.







FOTOS DEL MASCARÓN DE PROA: LA POLÉMICA ÁGUILA

En 2004 la expedición de Bado y su equipo al Graf Spee concitó la atención mundial, al lograr rescatar de la popa del barco el águila de bronce que lleva una esvástica en sus garras, símbolo de la marina de guerra nazi.
Tras muchos años desde el rescate del mascarón de popa del Graf Spee, el objeto continúa guardado en una caja en un depósito del Fusna (Fusileros Navales), esperando la resolución de un litigio judicial entre los hermanos Alfredo y Felipe Etchegaray y el Estado uruguayo.










 




 

EL ANCLA DEL GRAF SPEE EN EL PUERTO DE MONTEVIDEO




 "Que perduren los ideales que hoy defendemos juntos"(13/12/1964)

1 comentario:

  1. Román Presno2/6/17 00:51

    Recuerdo claramente cuando vi el ancla Graf Spee Allá a finales de los 60. La leyenda no era la actual, decía "QUE PERDUREN LOS IDEALES QUE TE DOBLEGARON". Ignoro cuando se cambió, pero me parece un acertado cambio conciliador.

    ResponderEliminar

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.