Se produjo un error en este gadget.

24 abr. 2013

EINSTEIN EN EL PUERTO DE MONTEVIDEO


HACE 88 AÑOS ALBERT EINSTEIN DESCENDÍA DEL VAPOR DE LA CARRERA(*) EN EL PUERTO DE MONTEVIDEO.


 El 14 de marzo de 1925, Albert Einstein, camino a Buenos Aires tocaría puerto en Montevideo. Pero no sería sino hasta el 24 de abril cuando regresaría y pasaría una semana en nuestro país.


                             EINSTEIN LLEGA AL PUERTO DE  MONTEVIDEO


A su llegada, a las 7 de la mañana, descendió en el puerto acompañado por el ingeniero uruguayo Amadeo Geille Castro.
Declinó de modo amable a la invitación oficial de alojarse en el Parque Hotel y se hospedó en la residencia de la familia Naum Rossenblatt, de origen ruso-judío, domiciliada entonces en 18 de Julio 1515.

“En el Uruguay encontré una cordialidad auténtica como pocas veces en mi vida. Encontré ahí amor a la tierra propia, sin el menor delirio de grandeza” narra Einstein en su diario.



Vapor de la carrera "Ciudad de Montevideo" en el Puerto de Montevideo (al costado salón de pasajeros ,hoy Buquebus)

Asentó allí también que el Decano de la Facultad de Ingeniería, el Ing. Carlos María Maggiolo que “era una persona muy  cordial, fina, callada y vuelta hacia dentro, nada americano”
El Ing. Armando Geille Castro en tanto, había sido designado secretario del ilustre visitante por el Rector de la Universidad, el Dr. Elías Regules.
Había llevado a cabo ocho conferencias sobre la Teoría de la Relatividad (lanzada en 1923), con la escasísima bibliografía disponible por entonces. Incluso venía de permanecer con Einstein en Buenos Aires durante un mes y lo acompañó en el vapor de la carrera hasta Montevideo.
................................................................................
EINSTEIN EN MONTEVIDEO

“Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro”.(A:E)

Uruguay A. Rossani

A.Einstein y C.Vaz Ferrerira


Uno de los mitos uruguayos lo constituye la visita de Albert Einstein en 1925, y su encuentro con Vaz Ferreira. De esa visita quedaron anotaciones en el diario de Einstein, las que ahora han sido traducidas por primera vez al castellano y que publicamos aquí, con los comentarios que aclaran algunos de los puntos mencionados en el diario.

El escritor Leopoldo Lugones era el delegado argentino ante la Comisión de Cooperación Intelectual de la Liga de las Naciones que presidía el filósofo francés Henri Bergson. Einstein también la integraba. Lugones, valido de su personal relación con el físico, lo invitó a que visitase Argentina, de donde podría partir luego rumbo a Rio de Janeiro.
Las gestiones oficiales uruguayas lograron que estuviese aquí una semana, luego de pasar cinco en Argentina.

DIARIO DE EINSTEIN EN SU ESTADÍA MONTEVIDEANA (1925):

“Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres”.(A/E)

Montevideo, a mediodía.
Periodistas y otros judíos de varios tipos, entre ellos Nierenstein, secretario de la Universidad. Este es una persona buena y resignada, pero los otros son en mayor o en menor grado poco limpios.

El barco debía llegar a las 12 a Buenos Aires, pero a eso de las 11 quedó sin poder avanzar, de modo que llegamos recién pasadas las dos de la madrugada.

(Einstein, proveniente de Europa, se dirige a Buenos Aires, tocando el puerto de Montevideo. Aquí un periodista anónimo de “El Día” le hace interesantes preguntas sobre la “ciencia francesa” y Henri Poincaré. El físico responde que la ciencia es una, implicando que es universal. Asimismo, responde que no tuvo “diferencias” o “divergencias” con el sabio Poincaré, solo que de haberse profundizado el conocimiento y el relacionamiento personal, se habría logrado mayor comprensión por parte de aquél.)

24/4
A las 7 de la mañana arribo a Montevideo. Finalizó enfermedad. Vista de Montevideo desde el edificio de seguros. Alojado en familia ruso-judía, Rosenblatt. Visita del embajador alemán. Ras Fereide caminata por la ciudad (¿HD?)*. Tipo fino, negro, nervioso habla francés, peor aun que yo. Frente a mí se mostró entre tímido y respetuoso, como la mayoría.



En el Uruguay encontré una cordialidad auténtica como pocas veces en mi vida. Encontré ahí amor a la tierra propia, sin el menor delirio de grandeza. Después de la llegada, junto con Rosenblatt e hijos maravillosa vista sobre la ciudad y el puerto desde el edificio de seguros. La familia muy cordial y muy franca. Él y ella solo jiddisch, los hijos solo francés.

El Prof. Ing. Maggiolo persona muy cordial, fina, callado y vuelto hacia dentro, nada americano. El Ing. Castro persona más joven también agradable con encantador hijito de mejillas doradas.

Comete un error: dice “Ras Fereide” en lugar de “Vaz Ferreira”. Luego del paseo vespertino, Einstein se sentó junto a Vaz y al Ing. Castro  en un banco de la plaza Artola. El fotógrafo Carbone de “El Diario” sacó una instantánea que al otro día publicó “La Mañana”, pero por un extraño tertium non datur, la foto fue cortada y Castro no apareció.

Maggiolo era decano de la Facultad de Ingeniería y había decretado asueto de 8 a 10 AM. El Ing. “Castro” (i.e., Armando Geille Castro) había dictado ocho conferencias sobre la Teoría de la Relatividad (1923), lidiando con la escasísima bibliografía disponible a la sazón. Estuvo con Einstein en Buenos Aires un mes y lo acompañó en el vapor de la carrera hasta Montevideo. El Rector Dr. Elías Regules lo designó secretario del ilustre visitante. Einstein recibió un estipendio de mil pesos uruguayos, que tomó sin regateo alguno.)

25.4
Primera lección académica con recepción solemne. De noche con Maggiolo, los Rosenblatt y el embajador alemán La Traviata por compañía italiana. Bastante bonita.

26.4 (domingo)
Paseo por la costa con el intendente. Muy bonito, con puesta de sol. Me mostraron un hotel en la playa, de buen gusto, construido por alguien del país. De noche Lohengrin, representado para mí. Osciló entre bueno y cómico. Lo que no se debe solo al elenco. Dos estudiantes hacen la guardia, para que no se acerque a mí nadie sin autorización. Me asignaron un sirviente conmovedor.  Con el que pude comunicarme solo con ademanes.

El Uruguay es un país pequeño y feliz, no solo tiene una naturaleza hermosa con agradable clima cálido y húmedo, sino también leyes sociales ejemplares (protección a la madre y al niño, sustento para ancianos e hijos ilegítimos, jornada de 8 horas, día de descanso). Muy liberal, estado totalmente separado de la Iglesia.
Constitución parecida en cierto grado a la suiza. Montevideo arquitectónicamente bonita, en estilo colonial.

(Primera conferencia, pronunciada en francés, en el Paraninfo de la Universidad, del ciclo “Faces Generales de la Teoría dela Relatividad”. “Constitución en cierto grado parecida a la suiza.” Alude, básicamente, al ejecutivo bicéfalo instituido por la Constitución de 1918: un Presidente y un Consejo Nacional de Administración.)

(El “Intendente” era el Presidente del Concejo de Administración de Montevideo, Ing. Luis P. Ponce.)

27.4
De mañana con el presidente del Senado en fábrica para trabajar el mármol del país, muy lindo y variado. Hombre muy inteligente, pero también astuto, más bien joven, que según se dice va a suplir a Lugones en la Comisión de la Cooperación Internacional de la Liga de Naciones. También estaban presentes Maggiolo y Castro, así como algunos otros. Luego visita del nuevo edificio de gobierno casi terminado. De muy buen gusto, en estilo Alto Renacimiento en la parte interior, realizado por arquitecto suizo-italiano (Cayetano Moretti).

De tarde visita al Presidente de la República junto al ministro de educación. (También al cónsul suizo Guyer, que fue alumno en Aarau, Suiza). Aquél cabeza de interesante, este último en casa muy hermosa de estilo antiguo español. Luego lección  académica. De noche familia Rosenblatt. Tres hijos, dos casados, y una hija ennoviada, no bonita pero de buen corazón.

(Acompañado por el Dr. Juan Antonio Buero (Presidente del Senado) visita la Compañía de Materiales para Construcción (p. ej. mármol) de Bella Vista. El “edificio casi terminado” es el Palacio Legislativo, oficialmente inaugurado el 25/08/1925.
Titulares de otros cargos públicos: Ministro de Justicia e Instrucción Pública, don José Cerruti. Este Ministerio dependía del Consejo Nacional de Administración que presidía el Dr. Luis Alberto de Herrera. Ministro de Relaciones Exteriores: Dr.Juan Carlos Blanco. Este Ministerio dependía directamente del Presidente de la República, que lo era el Ing. José Serrato.)

28.4
A las 6 recepción dada por la colonia alemana. Acogedor y agradable, con café. Probablemente concurrieron solo los más liberales. De noche banquete solemne dado por los judíos, estaba presente también la comisión de la Liga de Naciones para la inmigración de refugiados a causa de la guerra. Estuve sentado al lado de interesante inglés (colaborador de Nansen). Latzki (ruso, residente en Berlín) también estaba presente. Recibió de mí carta de recomendación para Gallardo.
(Nansen, Fridjof. Filántropo, pacifista e investigador. Cofundó la Sociedad de las Naciones y fue comisario mayor de la Cruz Roja Internacional. Logró que el 05/07/22 se implantase el Pasaporte Nansen, que era un documento de viaje para todos los refugiados sin nacionalidad, con prioridad para los rusos; poco a poco fue reconocido por 52 países. A duras penas y tras ímprobos esfuerzos, logra que Lenin lo autorice a que por medio de su organización internacional llevara ayuda a gran escala (1921-3) a la hambrienta Rusia. Lenin admitió en 1923 que esta ayuda, en medicinas y alimentos, había salvado la vida a tres millones de seres humanos. Nansen era amigo personal de Otto Hahn (1879-1968), Nobel en Química (1944) por el descubrimiento de la fisión -del núcleo pesado del uranio- y muy notorio pacifista.)

29.4
Recepción en la Escuela de Ingenieros. Medalla conmemorativa de los estudiantes. Ultima lección académica. De noche gran recepción dada por el embajador alemán, asistieron solamente políticos y científicos uruguayos.
(Homenaje en la Facultad de Ingeniería. Sesión del Senado. Discurso de buena factura intelectual de su presidente. Einstein le escribe una muy interesante carta a Vaz Ferreira, acusando recibo del libro Le Pragmatisme (Exposition et Critique), traduit de lÆEspagnol para C[harles] B[arthez], editado en Montevideo en 1914 por la editorial Barreiro y Ramos (versión francesa del original vazferreiriano de 1909) y haciendo interesantes análisis del pragmatismo, tales que algunos de sus topoi constituyen protoideas de importantes conceptos tarskianos.)

30.4
De mañana cine. Expedición al polo sur, a archipiélago australiano y una linda película de Chaplin (El falso pastor), expresamente exhibida para mí. De tarde maravillosa salida en yate. A las 6 recepción en la Asociación de Ingenieros. De noche a las 9 gran banquete dado por el gobierno y la universidad. Yo estaba sentado junto al presidente y a un ministro y conversé muy bien. ¡Tocaron la Guardia junto al Rin en vez del himno alemán! El embajador alemán y yo nos sonreímos. La gente conmovedora y sin grandes ceremonias. Pero la cosa no va sin smoking.

Nota: lo referente a Montevideo fue escrito de memoria a bordo del vapor. En realidad hubo mucho más y fue mucho más variado, de modo que, a pesar de todo el amor, me quedaba sin aliento. Pero fue mucho más humano y agradable que en Buenos Aires, a lo que contribuyeron naturalmente las dimensiones mucho más reducidas del país y de la ciudad. Claro, esta gente hace pensar en los suizos y en los holandeses. Modestos y naturales. Que el diablo se lleve a los grandes estados con sus obsesiones. Los dividiría a todos en más pequeños, si tuviera el poder para ello.

1.5
Nadie trabaja y no pueden circular autos. Me llevan en auto de la intendencia al tranvía, y en remolcadro del puerto junto con la numerosa comitiva al barco, “Voldivia”, francés, muy mugriento y pequeño, pero tripulación amable. Solo me dan pavor los excusados. Pero se podrá aguantar 3 días. Estoy con los nervios a la miseria. Daría cualquier cosa por no tener que subirme de nuevo al trapecio en Rio. Pero hay que aguantar.




Vapor Valdivia


Reconocimientos a: los Eintein’s Archives of the Boston University, a la Universidad Hebraica de Jerusalén, al CNRS de Francia y, especialmente, al Prof. Dr. Michel Paty, por la benévola preceptiva autorización para publicar el Diario Personal  de Einstein en su estadía montevideana; al profesor (del Goethe Institut) Juan Kupfer por su benévola traducción castellana literal de un texto escrito en un elíptico alemán; al profesor (del I.P.A.) Jaime Klaczko, por su ayuda en algunos topoi  puntuales de historiografía política.

Notas: Las expresiones que figuran en el Diario flanqueadas por paréntesis y con la sigla “HD” corresponden a la Srta. Helen  Dukas, su eficiente, leal y confiable secretaria, desde el 13/04/28 hasta la muerte del filósofo científico el 18/04/55, quien mecanografió su manuscrito. Helen era una paisana de Else Einstein Lowenthal, divorciada, hija de Rudolf Einstein, hermano de Hermann Einstein -el padre del sabio- y de Fanny Koch, hermana de la madre de Albert, Pauline. Por consiguiente, Else era prima hermana por partida doble de Albert, también divorciado. Else y Albert se casaron el 02/06/1919.

El texto es un capítulo de una investigación en curso sobre “La recepción de la Relatividad en el Uruguay”.
..................................................................................................................

CARTA DE EINSTEIN A VAZ FERREIRA
(Remitida el 29/04/1925, en Montevideo)



Estimado Señor Vaz Ferreira:
 (Foto:C.V.Ferreira)

Le agradezco mucho el precioso regalo que Ud. me ha ofrecido. He comenzado a leer vuestra obra sobre el pragmatismo. Yo no soy pragmatista. Encuentro que él /el pragmatismo/ da una definición bien imperfecta de la verdad. Pero si yo fuera  pragmatista, respondería a vuestra crítica del pragmatismo de la siguiente manera. “Yo no doy una definición de la verdad porque la verdad no existe. Se puede solo dar una definición de la verdad de un enunciado en relación con un complejo dado y bien determinado (limitado) de consecuencias”. Un enunciado que es “verdadero” relativo a un cierto sistema restringido de consecuencias, no lo es más relativamente a un sistema más extendido de consecuencias. Yo agrego que no comparto este modo de  ver el problema, pero si se miran de esta manera las cosas, entonces desaparece el error que Ud. menciona. Pero le concedo que esta observación no cambia nada vuestra crítica del uso que James hace de su doctrina. Si se considera a la verdad, que es práctica, de sacar /derivar/ de un enunciado todas las consecuencias posibles y de controlar así las “verdades”, el
pragmatismo no nos ofrece ningún medio nuevo para elegir y para juzgar. Si, además, se subraya que la definición del pragmatismo de la verdad es insuficiente, porque él /el pragmatismo/ no define el significado de la palabra “consecuencias” (que debería ser de valor “práctico”). Si se trata de completar este punto de vista, entonces se percibe fácilmente que la dificultad principal que se encuentra, si se quiere definir la verdad, no es resuelta, tampoco obviada -por la teoría pragmatista. Lamento mucho carecer de la posibilidad de tratar todas estas cuestiones hablando con Ud., a causa de los numerosos deberes sociales. Lo saludo con todo mi corazón.

Suyo

A. Einstein

P/ost/ S/criptum/. Excuse el francés espantoso. Pero creo que Ud. lo prefiere a una carta en alemán.
P.S. Creo que el concepto “verdad” no puede tratarse separadamente del problema de la “realidad”.

N. del T. Vaz le había regalado a Einstein el libro Le Pragmatisme, traducción francesa de un libro que Vaz había escrito y  editado y editado en Montevideo. (Ardao, Arturo: comunicación personal.)
Las expresiones flanqueadas por barras son del traductor.
Tomada de la reproducción facsimilar en el vol. XXV (Inéditos) de Vaz Ferreira. Cámara de Representantes, Montevideo, 1963,
pp. 311-3.Traducida por U.A.R.




--------------------------------------------------------------------------------


DIALOGO DE EINSTEIN CON C.VAZ FERREIRA



                                                          Carlos Vaz Ferreira y Albert Einstein, "filosofando" en un banco de la Plaza Artola, hoy "de los Treinta y Tres"

Einstein se reunió con nuestro mayor librepensador agnóstico, Carlos Vaz Ferreira en la Plaza Artola, hoy “de los Treinta y Tres”, el día de su llegada. Un cronista de El País taquigrafiaba (seguramente absorto en su escucha) lo que al día siguiente sería publicado:

AE: - "Mi concepto del universo es circunferencial. Partiendo de un punto, la línea parece que se aleja de él, pero en realidad a él se acerca y en él termina. Quiero decir que lo que se aleja, se acerca y lo que se va, viene; que lo que está aquí, está realmente allí, que la luz es sombra; que lo que es, no es..."

CVF: - "No creo tanto pero sí que lo que se aleja puede en realidad estarse acercando; que lo que está aquí, puede en  realidad estar allí; que la luz puede ser sombra; que las apariencias engañan, que lo que es, pero puede ser que lo sea y puede ser que no..."

AE: - "Fíjese en la luz del sol..."

CVF: - "Y quién puede afirmar que esa luz es del sol y que el sol es él?"

AE: “Es que seguramente ni el sol es el sol, ni la luz es la luz, ni que la estoy viendo, ni yo soy yo...”

CVF: “Yo no llego a ser tan radical, no afirmo que yo no sea yo, pero digo que es tan posible que no lo fuera o que lo fuera”

AE: “Usted dice que dice, pero por mi teoría, en verdad, no dice nada...” zanjó el hombre que hacía tambalear los cimientos de la Física en el primer cuarto de siglo.

CVF: “Y por la mía, usted puede ser que esté diciendo algo y puede ser que no”, ratificó casi con capricho nuestro autor de “Lógica Viva”.

AE: “¿Hablo con Vaz Ferreira?”

CVF: “Según mi teoría puede ser que sí” -Y retrucó: “Y yo, ¿hablo con Einstein?”



                                                              Monumento y placa recordatoria de aquel encuentro entre los grandes maestros.
..................................................................................................................................
“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”. (A/E)
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Albert Einstein  (14 de marzo de 1879 - 18 de Abril de 1955)
Científico nacido en Alemania, nacionalizado estadounidense. Es uno de los científicos más conocidos y trascendentes del Siglo XX.

“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”.(A.E.)
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Datos de buques:
(*)http://marinamercanteuruguaya.blogspot.com/2011/02/ss-ciudad-de-montevideo-argentine.html


Fuentes:

http://miuruguaytk.blogspot.com/2009/09/montevideo-1925-albert-einstein-y.html
 http://www.chasque.net/frontpage/relacion/0008/mundanalia.htm
http://www.chasque.net/frontpage/relacion/0008/mundanalia.htm http://www.alberteinstein.info/
http://cinecuentos.blogspot.com/2008/03/einstein-vaz-ferreira.html http://www.montevideanos.com/visitantes.htm
http://www.elpais.com.uy/08/10/07/pciuda_374126.asp

1 comentario:

  1. Brillante artículo, tanto como la generación del 900, muy bien logrado.

    ResponderEliminar

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.