Se produjo un error en este gadget.

26 mar. 2013

Grúas a vapor en puertos uruguayos

Grúas a vapor en puertos uruguayos y su vinculación con los ferrocarriles.

Por Fabián Iglesias – Archivo del Transporte Uruguayo.

Grúas Portuarias: 
Los puertos eran por excelencia los lugares con más concentración de grúas a causa de la cantidad de toneladas que debían ser descargadas y cargadas desde los barcos. 
Existían grúas de varios tamaños, la mayor parte de ellas se desplazaban con movimientos laterales, sobre rieles. 
Se cuenta con escasa información acerca de los ferrocarriles internos de los puertos de Uruguay, es por ello que la información que se brindará será a grandes rasgos.
Algunas de las 50 grúas del Puerto de Montevideo. Foto El Día
Vamos a dar importancia a grúas de trocha estándar ,omitiendo las grandes grúas que se encontraban en puertos como el de Montevideo, ya que en esos casos la única vinculación con el transporte ferroviario era su desplazamiento sobre rieles, pero la trocha de los mismos era mucho más ancha que cualquier trocha utilizada en ferrocarriles.

Puerto de Montevideo:

 Desde la época colonial, la entonces Banda Oriental mostró su importancia estratégica en materia de comunicaciones navales y siendo así, el puerto natural de la bahía de Montevideo demostró ser un factor geopolítico clave. 
Ya en 1776 Montevideo es declarado por España, su principal puerto y Apostadero Naval en el Río de la Plata, de ahí toda la historia de Montevideo estuvo signada por la evolución del tráfico marítimo, tanto comercial como militar. Este puerto, desde épocas remotas contó con un ferrocarril interno que fue pasando por varias etapas, entre ellas, cambios de trocha quedando definitiva desde 1910 la trocha estándar para todo su material. 

Desde las primeras épocas, la utilización de grúas fue sumamente importante pero no sólo en lo que respecta a grúas de muelle para levantar grandes cargas, sino que además de eso, en mucho mayor número la ANP contó con la presencia de aproximadamente unas 50 grúas a vapor móviles, que deambulaban por todo el predio, movilizándose por sus propios medios sobre las vías del ferrocarril portuario. 
Estas grúas eran alimentadas a carbón, si bien las había de varios tipos eran de tamaño pequeño, contaban con una caldera vertical y se apoyaban sobre 2 ejes, contando a su vez con un cilindro montado sobre el chasis el cual estaba pintado de color gris.
Eran operadas por un solo operario, y en la parte posterior de la estructura metálica que auspiciaba de cabina, tenían un enorme numero pintado que indicaba su numeración; la numeración de las mismas estaba comprendida entre el Nº1 y el Nº50 según se cree, al menos hasta el Nº44 existían grúas en el Puerto de Montevideo. 
Se desconocen los fabricantes de la mayoría de ellas, varias eran construidas por la empresa inglesa Herbert Morris Ltd, la misma que había construido en 1929 las grúas para los Ferrocarriles del Estado, desconociéndose cuales de ellas eran de este fabricante y cuales no. 
De la única grúa de la cual se sabe a ciencia cierta su constructor es de la ANP Nº17, construida por Thomas Smith & Sons (Rodley) Ltd.
Diferentes grúas portuarias a vapor en 1971
Una de las grúas Herbert Morris Ltd, fue llevada desde el Puerto de Montevideo hasta la explanada de la hoy Intendencia Municipal, sobre una chata de la empresa La Higiénica, ya que fue utilizada para colocar la estatua de “El David” en dicho lugar. También se recuerda que estas pequeñas grúas a vapor (o guinches como también se les decía) era común que se las levantara de los muelles a donde trabajaban, con grúas flotantes mucho más grandes que ellas, y se las llevara sobre el agua, hasta otros muelles del Puerto de Montevideo. 
El señor Boris Puga, miembro de la Asociación Uruguaya Amigos del Riel recuerda también que muchas veces los barcos embestían los muelles causando que las grúas que se encontraban sobre los mismos, se precipitaran al agua. 
Para poder recuperarlas se arrojaban hombres buzo para localizarlas, amarrarlas a las grúas flotantes y así poder recuperarlas.
 Las grúas a vapor de la ANP se fueron sacando de servicio aparentemente durante mediados de los años 70 y primeros años de la década del 80. 
En una época era posible ver un verdadero cementerio de las mismas, cuando se deambulaba por la rambla portuaria sobre la calle Colombia a ambos lados de esta última calle. 
Es todo lo que se sabe de ellas, fueron posteriormente todas desguazadas sobreviviendo una sola, la ANP Nº17 de la cual por eso se logra saber el fabricante.
La N°17. Foto Fernando Pontolillo
 Esta grúa luego de pasar años abandonada contra una alambrada sobre la rambla, fue finalmente reacondicionada y actualmente se conserva a modo de “reliquia histórica” en la entrada al recinto portuario.

Puerto de Carmelo: 
Más que un puerto, esto es un atracadero naval; se encuentra en las orillas del Arroyo de las Vacas, en el Departamento de Colonia. Existe un pequeño astillero en el lugar propiedad de la ERCNA-UTU  y es de donde parte una embarcación conocida como La Cacciola, que cumple servicios de pasajeros entre el Puerto de Carmelo en Uruguay y la localidad de Tigre, en Argentina. 
Grúa del Puerto de Carmelo. Foto Fabián Iglesias
El puerto tuvo importancia en el tráfico con Buenos Aires y sobre todo en la reparación y construcción naval y aún en la actualidad se conserva sobre su muelle en muy buen estado, una grúa a vapor de caldera vertical y autopropulsada, construida por Grafton & Co. Engineers, Bedford, England. y apoyada sobre dos ejes. 
Tal cual ocurre con todo el material ferroviario de puertos uruguayos, la información sobre estos vehículos es sumamente escasa, en este caso, es nula.

Puerto de Dolores: 
El primer muelle que existió en Dolores estaba ubicado sobre el arroyo San Salvador, frente a la actual calle Puig. No era una construcción realizada para tal fin sino que se aprovechó una barranca del lugar. Para 1911 es construido el primer muelle de madera, en Cañada Contreras. Aproximadamente por el año 1930 se construyó de adoquín el muelle que existe hasta la actualidad.
Guinche a vapor del Puerto de Dolores. Foto Dardo Azambuja
 Entre los primeros barcos que entraron al puerto de Dolores, se destaca la presencia del “VICTORIA EMA” que se incendió en el mismo puerto en el año 1909 cuando aún no se había hecho el muelle. Este era un barco de madera movido por caldera de vapor y se dedicaba al transporte de mercaderías. El puerto de Dolores se encontraba entre los primeros puertos cerealeros del país y hasta el año 1946 operaban barcos de mercadería para el comercio de plaza. Tenía un importantísimo movimiento y era la razón por la que existían en la zona astilleros locales, empresas navieras y mucho más.
Luego el transporte terrestre redujo a la nada la actividad del puerto local, al punto que por muchísimos años prácticamente operó en el puerto solo el buque tanque “ANCAP V”, llevando al lugar combustible en sus depósitos para la planta de ANCAP local. En la actualidad la actividad de este puerto se ha reactivado ya que varios barcos han llegado al mismo para cargar cereales con destino al exterior. Subsiste en la actualidad una grúa a vapor de bastante buen tamaño, de 4 ejes y caldera vertical, autopropulsada, de la cual no se tiene ningún dato complementario como fabricante, etc. Lo que llama la atención de la misma es que es exactamente idéntica a una grúa a vapor que se encuentra en la estación de Rivera, de la cual al igual que esta, se desconoce absolutamente cualquier información. Ambas trabajaban sobre vías de trocha estándar, pero en el caso de la que se encuentra ubicada en la estación de AFE de Rivera, se estima que debe haber pertenecido a algún puerto y no a empresas ferroviarias de Uruguay. 

Puerto de Fray Bentos (Muelle Anglo) 
El Frigorífico Anglo del Uruguay Sociedad Anónima fue una de las principales agroindústrias del Uruguay durante el siglo XX. Estaba localizado en Fray Bentos  junto al Río Uruguay, con lo cual estaba dotado de un excelente puerto de ultramar y al mismo tiempo cerca de la zona de explotación agropecuaria, llegó a emplear directa o indirectamente a casi toda la ciudad de Fray Bentos y se convirtió en una de las principales industrias del Uruguay del siglo XX.
Contaba con un muelle de madera, de su propiedad  y sobre el muelle  existían dos grúas Thomas Smith & Sons (Rodley) Ltd.
Las grúas del Anglo. Foto Leonardo San Martin
 Eran de porte bastante mayor que la mayoría de las grúas que existieron en otras partes del país  procedentes de este fabricante ingles. Su pluma presentaba una curvatura hacia abajo en la zona próxima a la punta, y no era totalmente recta como la mayoría de este tipo de grúas. No se sabe si era de origen o fue un agregado posterior del ANGLO, pero ambas grúas presentaban toda su estructura recubierta con una “carrocería” de madera  y un techo de zinc. El ANGLO había sido fundado en 1924, al poco tiempo adquirió  la empresa Liebig Extract of Meat Company que había sido fundada en el último tercio del siglo XIX
 Durante el segundo y tercer cuarto del siglo XX  fue la usina de desarrollo del departamento de Río Negro, entrando en un apresurado declive durante la década de 1960 que lo llevarían a la muerte. Se realizaron múltiples esfuerzos para tratar de reactivarlo, sin éxito. Inclusive en 1979, durante la dictadura cívico-militar, fue cedido a la empresa árabe Saudico  lo cual culminó en rotundo fracaso. Tras décadas de abandono, en el espacio donde ya no funciona la fábrica, por iniciativa del intendente Mario Carminatti se creó el "Museo de la Revolución Industrial". El Museo cuenta con casi 10.000 visitantes anuales y con dos recorridas guiadas al día enseña una interesante propuesta de la historia local. Hoy día el muelle por donde circulaban las dos grúas Thomas Smith & Sons aun subsiste pero en pésimo estado de conservación, y es imposible circular por sobre el, ya que gran parte del mismo se derrumbó. Aun así, ambas grúas permanecen sobre el, en aparente buen estado ya que la parte final del muelle es de material.

Adaptación Fernando Pontolillo 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.