Se produjo un error en este gadget.

28 oct. 2012

Ayer y Hoy Juan Lacaze, Ciudad Puerto

Ayer y Hoy de Juan Lacaze, Puerto Sauce, Puerto El Sabalero
La historia de Puerto Sauce
“Hacia 1884 encallaba en un mar de arena la embarcación que trasportaba a los hermanos Aurelio y Juan Luis Lacaze, atraídos por la belleza del lugar los hermanos desembarcan. Apreciando el magnífico refugio natural que poseía la zona del puerto del Sauce: la ensenada era sitio de abrigo de la embarcación, la profundidad del agua en las proximidades de la costa, permitirían perfectamente el arribo de naves de ultramar.  Las orillas, estaban nutridas de follaje natural de sauces y ceibos, de los que años después, la bandera local tomó sus colores, con franjas verticales rojas y verdes.  Las finas arenas de la costa y las canteras de piedra la antigua zona de Minuano, podrían constituirse a través del puerto en importante rubro de exportación hacia Argentina.
  

A la derecha el B/M FNP que sirvió a la papelera entre 1926 y 1970
El desarrollo
   Desde 1885, se crea la Compañía Exportadora de Arena y Piedra, por cuenta de Lacaze, Médici y Cia, compran los terrenos a la sucesión Blanco, e inicia el proceso fundacional se ve consolidado por contingentes humanos de origen heterogéneo, que se afincan atraídos por la instalación de la Fábrica Nacional de Papel en 1898 y de la Fábrica Textil “La Industrial” de Campomar y Soulas S.A. Las instalaciones portuarias, se entrelazan con la rica historia local desde sus orígenes, siendo la escollera que da sobre el lado sur del Puerto, que sirve de abrigo a la zona de la bahía, escenario cotidiano de la localidad en eventos de pesca, ya fueran estos informales o a nivel de competición.

Olga Peyronel Roland, Elisa Roland, Coca Paseyro y Adolfo Peyronel paseando en el puerto

Allí, en medio de la arboleda de eucaliptos, se ubican mesas, bancos y parrilleros, que amueblaban el escenario recreativo y social de la población, que tenía libre acceso a la zona portuaria hasta el año 2004.  A partir de esa fecha, y con la instalación y aplicación de códigos internacionales de seguridad, se limitó el acceso libre a la zona, tanto en la operativa permanente, como también para las instalaciones y la maquinaria existente. El capital empleado en el emprendimiento de Puerto Sauce hasta el 1 de julio de 1902 fue de 1.800.000 pesos oro uruguayos, con éstas inversiones transformaron el puerto natural en un puerto artificial equipado con modernas instalaciones para la época, incluyendo vías de ferrocarril que llegaban hasta el muelle.  El 6 de julio de 1911 el Poder Ejecutivo declaró caducada la concesión otorgada, las obras del puerto pasaron entonces al Estado y los predios anexos fueron vendidos El viejo galpón de chapas del puerto, cuya función original fue de depósito, sirvió también como sede del primer teatro local.  Ahí, sobre los vagones de tren que llegaban hasta el muelle para el transporte de arena y piedra, se improvisaba un austero escenario que permitía el desarrollo de obras de teatro, vinculado al puerto con la rica cultura local desde sus orígenes, hasta que en 1909 se comenzó la construcción del Teatro Victoria. En ese año, la antigua villa se eleva a la categoría de Pueblo por el Gobierno Nacional, y al que se designa con el nombre de Juan Lacaze, en honor de quien impusiera su desarrollo.
  
El Ancap Tercero a la espera del soplete que lo transformará en chatarra y el Ancap Quinto a popa
El "Vapor de la Carrera" Ciudad de Paraná que permaneció embargado en Puerto Sauce
Pescadores y el ferry argentino Princess al fondo
El buque tanque Ancap Quinto amarrado al muelle
Desde hace 33 años el Ancap Noveno provee combustibles a la planta del ente estatal
El presente
 La hoy Ciudad de Juan Lacaze, adquiere su categoría en el año 1953, sus atractivos turísticos y sus características de ciudad industrial y pueblo que se ha sabido impulsar por encima de antagonismos circunstanciales el desarrollo de servicios, deportes y cultura, le han dado una idiosincrasia especial, caracterizada por su pujanza y dinamismo.”

El puerto deportivo, detrás las instalaciones de Fanapel
Fachada de Agolan S.A. ex textil Campomar
Desde el 2000 el buque Platense con matricula de Juan Lacaze unió diariamente este puerto con el de Buenos Aires, hoy es solo un recuerdo.
  • En 1884, Don Juan Luis Lacaze establece la compañía Lacaze y Cía. para la explotación de las canteras del arroyo Minuano. A partir de 1896 construyen y amplían el Puerto Sauce con una escollera de abrigo de 720 m., un muelle de 97 m. y grandes depósitos.

 
  •  El Puerto Sauce canalizaba la salida de la producción de las zonas circundantes y desde allí se fue desarrollando la ciudad. El ferrocarril central extendió la red hasta allí desde la ciudad de Rosario.
 
  • El gran impulso que tuvo la zona durante gran parte del SXX se debió a la instalación de dos grandes complejos industriales que aprovechaban la salida al mar que ofrece el Puerto Sauce la Fábrica Nacional de Papel (1898) y la fábrica Salvo (1905) que luego fue adquirida por Campomar, las dos industrias más importantes del país en el rubro papel y en el textil respectivamente.

Fuentes Museo Portuario de Juan Lacaze-Coloniaturismo.com
Fotografias Daniel Etchenique-Museo Portuario de Juan Lacaze-www.marinamercanteuruguaya.blogspot.com

Carlos Castillo-Fernando Pontolillo
Cultura marítima y portuaria

21 oct. 2012

Homenaje a un Marino Mercante

Homenaje a un Marino Mercante
Pablo Romeo Dantaz


 Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, 
 que es el morir...
                                                                 (Manrique)

Hace un par de años, una mañana de Navidad, llegó a uno de los blogs de nuestra "Blogósfera marítima uruguaya" un comentario anónimo sobre un hecho  ocurrido hace cuarenta años en el Río de la Plata .
Me llamó la atención la hora en que llega el comentario, algo así como las dos de la mañana. Hora ya de por sí disparatada para nuestros ritmos, pero mucho más si se considera que se trataba de un 25 de diciembre. Pensé: ¡hay gente mas loca que yo!, gente capaz de navegar por mi blog y no de estar "libando" y "yantando" como corresponde con su familia. 
A los pocos días, el "amigo" anónimo dejó de serlo y me envía  una solicitud de amistad al Facebook y un correo electrónico felicitándonos por el trabajo que estaba haciendo en la web todo este grupo de "entusiastas" de la Cultura Marítima y Portuaria.

 Su correo empezaba más o menos con estas palabras:
"Soy marino mercante uruguayo, gracias por todo lo que hace la Blogósfera en pos de la cultura marítima y de los marinos uruguayos, les enviaré la dirección de la página a todos mis ex compañeros de la UTU", y un poco mas adelante remataba.." en estos momentos estoy a bordo de un remolcador off shore en Emiratos Árabes Unidos"....
Ahora sí comprendíamos el porque del día y la hora, por un instantes nos pusimos a pensar que pasará por la cabeza de estos trabajadores en una fecha como esa, tan arraigada a nuestra cultura. Ellos brindando con personas de distintas nacionalidades, de culturas diversas, pero con las emociones puestas en miles de kilómetros, en la compañera, los hijos, padres y amigos.



Así conocimos a Pablo, virtualmente. 
En los días siguientes, comenzaron a llegar a nuestra red social solicitudes de amistad  de sus compañeros y así se fue tejiendo una gran madeja que conservamos con mucho respeto y cariño, y todo gracias a él.
Comenzamos entonces un gran intercambio de información, fotos de sus trabajos en distintas partes del mundo, recuerdos de viejos buques uruguayos y un sin fin de consultas de ida y vuelta. Inmediatamente Pablo se transformó, sin querer, en "el asesor" desde el punto de vista técnico, de los temas marítimos abordados desde nuestros blogs. 
Es así entonces que entre ambos, decidimos elaborar un pequeño homenaje a los marinos uruguayos que andan desparramados por el mundo entero, generando para ello un espacio en el que compartir vivencias de abordo bajo la forma de un "minireportaje" hacia su persona.  Él se prestaba a dar ese puntapié inicial pretendiendo "contagiar" a sus compañeros. Las  fotos de sus trabajos fueron llegando rápidamente a nuestro correo. Pablo ya tenia el nombre para la entrevista, "ENCUENTRO DE NAVEGANTES DE LA BLOGÓSFERA"

Pero la fortuna dió un golpe de timón que no esperábamos.
Las licencias de los marinos suelen ser ajetreadas y el amigo Pablo disponía de poco tiempo libre en tierra y por supuesto este tiempo lo dedicaba al amor por su familia y a su crecimiento profesional 
La charla que teníamos pactada,  junto a una recorrida por los muelles, quedó para más adelante porque pocos días después de recibirse de primer maquinista tuvo un nuevo destino, la lejana Escocia, donde estaría a cargo de la maquinaria de un buque que efectuaba el mantenimiento de una "granja eólica".
¡Pavada de trabajo!. Habla a las claras de su calidad como técnico y marino.
El rumbo había cambiado, el destino anotaba en su bitácora otro derrotero que no era el nuestro, Pablo en otro puerto sus cabos amarraría..


                                   

Hace poco tiempo, estando en Montevideo, su salud le jugó una mala pasada.
Hoy ya no está físicamente entre nosotros. Está a diario en nuestro recuerdo.
Sus virtuales amigos, le hacemos un modesto homenaje.
De un Pablo a otro, compartimos el poema "El Mar"

El Mar 
 Necesito del mar porque me enseña:
 no sé si aprendo música o conciencia:
 no sé si es ola sola o ser profundo
 o sólo ronca voz o deslumbrante
 suposición de peces y navíos.
 El hecho es que hasta cuando estoy dormido
 de algún modo magnético circulo 
 en la universidad del oleaje. 
 No son sólo las conchas trituradas 
 como si algún planeta tembloroso 
 participara paulatina muerte,
 no, del fragmento reconstruyo el día,
 de una racha de sal la estalactita
 y de una cucharada el dios inmenso. 
 Lo que antes me enseñó lo guardo!
 Es aire, incesante viento, agua y arena.
 Parece poco para el hombre joven 
 que aquí llegó a vivir con sus incendios,
 y sin embargo el pulso que subía
 y bajaba a su abismo, 
 el frío del azul que crepitaba, 
 el desmoronamiento de la estrella,
 el tierno desplegarse de la ola 
 despilfarrando nieve con la espuma,
 el poder quieto, allí, determinado
 como un trono de piedra en lo profundo,
 substituyó el recinto en que crecían
 tristeza terca, amontonando olvido,
 y cambió bruscamente mi existencia: 
 di mi adhesión al puro movimiento.
Pablo Neruda


En memoria a  Pablo
Con el más solidario de los respetos, a su compañera e hijos.
Carlos Castillo-Fernando Pontolillo
Cultura marítima y portuaria

20 oct. 2012

La Estación Fluvial de Villa Soriano

La Estación Fluvial de Villa Soriano

La recuperación del edificio del ex Hotel Olivera en Villa Soriano

  • La recuperación del edificio patrimonial busca dotarlo de nuevas funcionalidades vinculadas al río y a las actividades turísticas que en su entorno se puedan realizar
  • Villa Soriano es el primer puerto al ingreso al Río Negro
  • En el Siglo XIX se pensaba que las aguas del Rio Negro eran curativas, de aquí la necesidad de contar con un Hotel  que hospedaría a los visitantes.
  • En el año 1802 el Rey de España Carlos IV le otorga por Real Cédula el rango de "Villa Santo Domingo de Soriano y Puerto de la Salud del Río Negro"
 Las obras de recuperación del antiguo Hotel Olivera en Villa Santo Domingo Soriano, financiadas por el Programa MINTUR-BID, se encuentran en su etapa final, estimándose que culminarán a fines de noviembre. Esta obra, propuesta por el Plan Nacional de Turismo Náutico, implica la recuperación del antiguo edificio del Hotel Olivera, Monumento Histórico Nacional, para alojar las oficinas de Aduanas y Prefectura, un Centro de Información Turística, una cafetería, una sala polivalente y baños públicos. La intervención se completará con obras de mejoras en el muelle e incorporación de servicios de apoyo al navegante, por parte de la Dirección Nacional de Hidrografía del MTOP. La recuperación del edificio patrimonial busca dotarlo de nuevas funcionalidades vinculadas al río y a las actividades turísticas que en su entorno se puedan realizar.
 Villa Soriano es el primer puerto al ingreso al Río Negro, en una zona con gran potencial para el desarrollo náutico considerando el triángulo que forman las ciudades de Villa Soriano, Dolores y Mercedes, articuladas por los ríos Uruguay, Negro y San Salvador.
 Junto al Ministerio de Turismo y Deporte intervienen en el proyecto, la Intendencia de Soriano, la Dirección Nacional de Aduanas (MEF), la Prefectura Nacional Naval (MDN), la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación (MEC) y la Dirección Nacional de Hidrografía (MTOP). 

 El ex  Hotel Olivera  es actualmente el edificio de Aduanas y Prefectura Naval. Aquí funcionó este hotel hasta fines del siglo XIX. Su construcción se realizo debido a la demanda de visitantes que tenía la Villa en esas épocas siendo una de los primeros emprendimientos hoteleros del país. Todo esto se debía a que en esa época se decía que las aguas del Río Negro eran "curativas". Tal es así que en el año 1802 el Rey de España Carlos IV le otorga por Real Cédula el rango de "Villa Santo Domingo de Soriano y Puerto de la Salud del Río Negro".

Fuentes MINTUR-turismoenuruguay.com
Adaptación Fernando Pontolillo

9 oct. 2012

DIA DEL PATRIMONIO 2012 EN EL PUERTO DE MONTEVIDEO


Foto Nelson Soiza
Pese al mal tiempo, el público no dejó pasar la oportunidad de visitar el Puerto de Montevideo. Se estima que más de 4000 personas concurrieron entre sábado y domingo al puerto capitalino. En una carpa, personal de la Administración Nacional de Puertos, recibió al visitante con material gráfico y audiovisual informando sobre la actividad portuaria. Se pudo disfrutar de las visitas guiadas abordo de la Draga D9 “Alfredo Labadie” o de los paseos en la Locomotora No120 de la “Sociedad de amigos del riel” partiendo desde el muelle Maciel con destino al muelle Florida. Por su parte, la Armada Nacional, brindó al público la visita a sus embarcaciones, particularmente al Buque Escuela “Capitán Miranda”, y los paseos en lancha por la Bahía. Se cerró así una jornada más de diálogo entre los diferentes actores portuarios y su compromiso con el cuidado y difusión de la cultura. Diálogo que se extiende hacia la sociedad, donde quedó demostrado el atractivo que la actividad marítima y portuaria genera.

Foto Fernando Pontolillo
´Foto:Jhonatan Pintos

Foto Daniel Etchenique
Foto Daniel Etchenique
Foto Jhonatan Pintos


Foto Jhonatan Pintos