Se produjo un error en este gadget.

7 ago. 2012

"¡Uruguay nomá`!".

"¡Uruguay nomá`!".

"CON TANTO MAR QUE TENEMOS, ¿NO SERÁ QUE ESTÁN AHÍ LOS DEPORTES EN LOS QUE URUGUAY SE PODRÍA DESTACAR?"
PROF. RICARDO PIÑEYRUA (TNU Noticias Canal 5 SODRE)

ALEJANDRO FOGLIA 2º EN LA MEDAL RACE EN LONDRES 2012
 Su grito feroz inundó la Bahía de Weymouth y los australianos que aguardaban la llegada del campeón olímpico Tom Slingsby acallaron sus voces. Entonces, el grito de "Uruguay para todo el mundo" afloró con más ganas y no fue necesario que una red de altoparlantes repitiera los aullidos de felicidad de Alejandro Foglia. Parado en su barco, agitando la bandera uruguaya de un lado al otro y regalando más y más "bocinazos" de una garganta deseosa de dejar todo como antes lo hicieron sus brazos, piernas, cuerpo y corazón, "Jano" celebró sin pausa su segundo lugar en la Medal Race, la regata que coronaba a los mejores de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 para la categoría Laser.
 Las cámaras seguían apuntándole y el grito de "mucho huevo, carajo", afloró desde el alma. La sangre todavía le hervía y su rostro era el cuadro más fiel de la alegría. Para llegar a ese desenfreno, para demostrar como nunca antes lo que significa convertirse en una figura del deporte nacional en los Juegos, Foglia corrió una regata a la "uruguaya". Que es decir metiendo en cada tramo, poniendo mucha vitamina H. Precisaba una buena ubicación para desplazar como mínimo al guatemalteco Juan Ignacio Maegli del octavo lugar y, de esa manera, poder llevarse un diploma por la trascendente labor. Aunque el podio era inalcanzable, por culpa de la regata del martes, en donde problemas de navegación por toques con otros barcos, lo dejaron muy lejos, "Jano" se propuso mejorar un poco más su labor en Londres. Eso fue posible porque de entrada en la Medal Race se posicionó bien arriba. Segundo en la primera marca y nada más que a un segundo de diferencia del primero, en ese momento el británico Paul Goodison. Tercero en la siguiente boya, pero bien cerquita, porque estaba nada más que a seis segundos del alemán Simon Groteluschen y de ahí hacia adelante más de lo mismo. La constante de mantener el segundo lugar en dos nuevas marcas y bajar al tercero en la siguiente. Pero, lo mejor llegó para el remate de la regata. Aunque había quedado a once segundos de la punta, Foglia empezó a recomponer su lugar en el agua y sacar ventaja del viento. Se fue a toda velocidad por el tercer lugar y lo consiguió y quedó nada más que a dos segundos del ganador de la Medal Race, Groteluschen. Con los cuatro puntos que obtuvo y los 14 del guatemalteco, el uruguayo se adjudicó el octavo lugar con 106 puntos contra 108 de Maegli. Por eso, no había manera de detener su alocada celebración. Ni los fuertes abrazos que fue entregando a cada uno de los que reconoció en su andar por el complejo deportivo. "Uruguay, nomá". El grito se repite. Lo increíble es que Foglia acaba de dar todo en el agua, pero toca el cielo con las manos. EL PAIS DIGITAL

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.