Se produjo un error en este gadget.

7 ago. 2012

Asbesto, el enemigo silencioso

   Asbesto, el enemigo silencioso

 Uno de los riesgos laborales para todos los marinos profesionales durante los últimos cincuenta años ha sido la exposición al asbesto a bordo de los buques en los que están trabajando. 

 Miles de veteranos de las armadas de la época de la Segunda Guerra Mundial han desarrollado asbestosis o mesotelioma por exposición al amianto, mientras permanecieron a bordo del barco. El mesotelioma es una forma letal de cáncer para el cual la única causa conocida es el asbesto, específicamente las fibras de amianto que se pueden inhalar cuando se emiten por un producto de asbesto deteriorado o dañado. Los marinos mercantes han experimentado la misma exposición por el uso  de los productos de amianto. Todo buque de Marina de los EE.UU. encargado desde 1930 a 1970 fue equipado con toneladas de materiales de amianto utilizadas para el aislamiento y para fines de retardantes de fuego. Lo mismo ocurrió en los EE.UU. para los buques mercantes. El amianto se utilizó para aislar calderas, salas de máquinas, y los interiores de los barcos con el propósito de la protección contra incendios. El asbesto es extremadamente resistente al fuego. Productos de asbesto también se utilizaron para aislar los sistemas de tuberías, como juntas de tuberías y bombas, y como los sellos de los rodamientos de las bombas y otros motores. Todo este equipo estaba en uso en los buques y otras embarcaciones comerciales construidas hace sesenta años, así como todavía queda en barcos que lo utilizan hoy en día, por ejemplo en buques que transportan gas natural comprimido,  en el aislamiento de los contenedores y los sistemas de tuberías. En los buques que utilizaban motores de turbinas de vapor significaba que había calderas a bordo y una gran cantidad de medidas de control de calor eran necesarios. Y las refinerías de petróleo, en general, han sido conocidas por ser de alto riesgo de de exposición al amianto. Mientras que la construcción de buques en los EE.UU. ya no implica el uso de productos de asbesto, no es necesariamente el caso en otras naciones.  Buques de carga construidos en Japón o la India o en otros países de Asia  utilizaron el amianto hasta bien entrados los años 1980 y 1990, y algunos astilleros todavía pueden emplear materiales de asbesto en la actualidad.
 Los submarinos tenían grandes concentraciones de amianto, y el hecho de que eran lugares mal ventilados agravaron la situación de sus tripulaciones.  Es por eso que es importante para los marinos mercantes que trabajan en estos buques ser conscientes de los peligros de los productos de amianto y ser conscientes de los síntomas de las enfermedades del amianto. Lleva décadas después de la exposición al asbesto  para que la asbestosis o mesotelioma  desarrollare los síntomas. Los hombres que tripularon estos barcos que ya fueron desechados hace mucho tiempo puede ahora estar enfermando.
 También tienen una gran posibilidad de enfermar, aquellos trabajadores que desguazan buques sin contar con ninguna protección en malas condiciones de trabajo como sucede en gran parte de esa industria.
 Hay opciones de tratamiento para el mesotelioma y otras enfermedades del amianto, si se diagnostican a tiempo. Si usted siente que usted pudo haber desarrollado una enfermedad relacionada con el amianto sobre la base de los síntomas, debe consultar a su médico de inmediato y explicar su preocupación. Los síntomas del mesotelioma y asbestosis a menudo se malinterpreta como las condiciones para la neumonía, las enfermedades del corazón, o alguna otra condición más común.  Un listado del personal que puede ser afectado:  Trabajadores de salas de máquinas y sus asistentes. Técnicos reparadores de máquinas.  Ayudantes de maquinistas.  Trabajadores de astillero.Trabajadores de construcción naval. Instaladores de aislamiento.  Trabajadores de demolición y remoción. Trabajadores de renovación.


  • Recordemos que el amianto se encuentra aún entre nosotros en la forma de chapas de fibrocemento

“Cuando reflexionemos sobre nuestro siglo XX, no nos parecerán lo más grave las fechorías de los malvados, sino el escandaloso silencio de las buenas personas” Martín Luther King

Fuentes diversas de internet, por Fernando Pontolillo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.