Se produjo un error en este gadget.

10 dic. 2011

EL BOQUETE

Detalle obra de Castellanos

”EL BOQUETE”.

Hasta 1726, año de la fundación de la ciudad plaza fuerte y Puerto de Mar de San Felipe de Montevideo, no puede decirse que existiera nada parecido a un puerto sobre la costa de la bahía.

Con el correr de los años, ya en 1740, existía un intenso tráfico de embarcaciones menores entre Montevideo y Buenos Aires debido a que se realizaba aquí el trasbordo de los buques de ultramar con mercaderías destinadas a ese puerto. Lo que se explica, porque nuestra bahía ofrece mayor calado y abrigo que Buenos Aires, tenía ya entonces depósitos sobre la costa y las tripulaciones se habían acostumbrado a proveerse de agua potable en los pozos del Rey, en la Aguada.

Había un intenso trafico de embarcaciones menores con Buenos Aires y las mercaderías eran cargadas sobre la costa de una ensenada que existía entonces entre las actuales calles Misiones y Juan Carlos Gómez, sobre la que se había practicado una abertura en la muralla, que por esa razón se conocía como el boquete; parte de esa ensenada fue rellenada en época posterior.

Pasada la mitad del siglo, y por reales órdenes, los españoles fueron estableciendo disposiciones sobre la documentación de origen y navegación, que constituyen los antecedentes directos de la legislación aduanera, vigente en la actualidad en nuestro país.

¿Definición de Aduanas?

Al ser la Aduana, con todas las responsabilidades y funciones, el centro mismo de una imprescindible actividad nacional, es que brevemente diremos que “Las Aduanas son organismos establecidos legalmente por los Estados, en las costas, fronteras, aeropuertos, para recaudar los derechos arancelarios y otros que se hallen a su cargo, y fiscalizar el ingreso y salida de mercaderías, haciendo cumplir las normas que a este ramo se refieren.”

Origen de la palabra Contrabando

Cuando se realizan ingresos o salidas evitando o burlando la normativa vigente que regula esos movimientos, se configura lo que desde muy remotos tiempos se decía ir contra los bandos, o sea contra la norma, finalmente la palabra contrabando, resumió en síntesis muy clara este ilícito o pretensión del mismo.

Jorge Carrión: Real Aduana de Montevideo y su entorno 1779-2003

ORIGEN Y DEFINICIÓN DE LOS DESPACHANTES DE ADUANAS


Cuando accedimos a esta información no dudamos ni por un momento en compartirla con nuestros lectores.

Siempre escuchamos hablar de los Despachantes de Aduanas y su importancia.No obstante debemos de reconocer que nada sabíamos sobre su historia y tampoco contábamos con elementos para emitir un juicio sobre esta profesión.

Este texto fue extràido de la Web de la Asociación de Despachantes de Aduanas: http://www.adau.com.uy, también recomendamos la lectura del libro de Jorge Carriòn:"Real Aduana de Montevideo y su Entorno-1779-2003.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Orígenes del Despachante

El nacimiento de la función pública del Despachante de Aduana se sitúa en los albores de nuestra nacionalidad, cuando en las primeras disposiciones aduaneras del país se habla, frecuentemente, de comerciantes matriculados en la Aduana. Pero el Despachante, actuando a nombre propio y por cuenta de terceros, aparece posteriormente.
Por resolución de 25 de junio de 1860 se estableció un sistema de “cuadernetas” para acreditar a los importadores los bultos que tuvieran almacenados en los depósitos fiscales. Con el propósito de retiro de los mismos y a fin de no obligar al introductor a gestionar personalmente con la “cuaderneta” se le autorizó a otorgar la transferencia a un tercero. En la Ley de 22 de junio de 1861 ya se usa el vocablo “Despachante” (Art.38º), definiéndosele en el decreto reglamentario dictado el 25 de junio del mismo año, cuando se expresa en el texto que: “se consideran despachantes de aduana los inscriptos como tales en la Colecturía General” y que “la persona que quiera inscribirse como despachante de aduana deberá presentar la garantía ...”.
Vale decir que se le reconocía al despachante una función específica con la consiguiente responsabilidad de su cumplimiento, dado la modalidad de fijación de garantías para su desempeño, como se disponía en el art. 37º de la citada Ley de 22 junio de 1861, el art. 6º del Decreto – Ley de 26 de marzo de 1877 y la garantía real (fondos públicos y títulos de propiedad) que se determinaba en el art. 2º de la resolución de 27 de octubre de 1879.
Así fue naciendo un esbozo de lo que la profesión sería en el futuro y en el continuo devenir del tiempo, aportando sus esfuerzos la Aduana y los despachantes en el encuentro de los mecanismos legales y reglamentarios que permitieran al país realizar su comercio internacional en las mejores condiciones; se fue creando el ordenamiento jurídico aduanero, constituido por un abundante y complejo conjunto de tratados internacionales, leyes, reglamentos, dictámenes, etc.. Todo este proceso tan natural, fue creando una tarea, también cada vez más difícil de acometer e implicando también la necesidad de un esfuerzo metódico y tenaz y de mentes bien organizadas para un completo dominio de la función de despachar; fue creándose en definitiva un técnico con cometidos muy específicos, fue formándose el actual profesional DESPACHANTE DE ADUANA.

Su Función

Función del Despachante

El despachante es un eslabón, un orientador, un promotor. El Despachante Aduana constituye el nexo insustituible entre la actividad privada y la actividad pública, en su caso, el estado, representado por la Aduana y diversos organismos oficiales.

Funciones del PROFESIONAL DESPACHANTE DE ADUANA

La tónica actual...
En estos momentos, más que nunca, hacer negocios en nuestro país significa hacer negocios en todo el mundo. Las empresas uruguayas deben competir en el mercado internacional a través de la realización de negocios rápidos y eficientes actuando coordinadamente con los proveedores y la Aduana, situada cerca de su esfera de acción o en zonas más lejanas.
Esto virtualmente significa concordar con el negocio del mercado internacional que se incrementa cada vez más. Frente a esta posibilidad, nos preguntamos ¿Cómo conducir un embarque por un laberinto de diez mil clasificaciones arancelarias, reglas y regulaciones administrativas, y requerimientos de permisos especiales?
¿Qué significan los cambios que introducen el GATT ó el MERCOSUR para nuestro mercado hoy, ó qué significarán en los próximos años?
¿Cómo conseguir sacar de este laberinto a nuestras exportaciones, que requieren entregarse a tiempo y al menor costo posible?

La solución de los Expertos
No es sorprendente que para esto las empresas busquen el concurso de un despachante. De hecho, los Despachantes de Aduana han intervenido en el 100% de nuestros embarques y podemos afirmar también que la vasta cantidad de importadores, exportadores y transitarios, hoy dependen de esa profesión para evitar errores costosos y mantener en marcha su actividad.

DEFINICIÓN DE LA CARACTERÍSTICA DE LA PROFESIÓN DE DESPACHANTE DE ADUANA

En Uruguay a dicha actividad se le identifica legalmente como Agente Privado de Interés Público, en tanto a nivel internacional se le reconoce como Ministro de Fé, definición que conlleva delegar en dicho profesional importantes y variadas funciones de índole estatal en la realización y control de las operaciones de comercio internacional, estableciendo responsabilidades acordes a los cometidos que le fueran transferidos.

Reducir los costos
El consenso general admite que para la mayoría de los importadores y exportadores los Despachantes de Aduana son necesarios para reducir costos y su intervención es considerablemente más económica que tomar la responsabilidad de manejar las transacciones aduaneras y/o de comercio exterior por sí mismos.
TODA UNA VARIEDAD DE SERVICIOS
Pero los Despachantes de Aduana hacen mucho más que manejar las transacciones rutinarias en la Aduana. Ofrecen un rango de servicios hechos a medida para satisfacer la necesidad del cliente.

Los Embarques
Los Despachantes de Aduana están familiarizados con los aspectos del embarque internacional, desde los requerimientos del empaque y etiquetado, hasta los servicios de transportes doméstico y extranjero. Ellos pueden concretar el embarque más efectivo y de bajo costo con mercaderías desde y hacia Uruguay.

Asistencia en Importaciones, Tránsitos, Free Shop, etc.
La presencia de la figura del Despachante en tales operaciones, sin perjuicio de que es preceptiva, se constituye en totalmente necesaria para el ágil y correcto despacho de la mercadería. Cualquier régimen de internación a plaza de bienes o productos – importación definitiva, ó Admisión Temporaria, ó nacionalizaciones –, tiene un sin número de reglamentaciones, procedimientos, exenciones, etc. que es preciso conocer en forma minuciosa para poder cumplir la operación dentro de las características señaladas, y evitar la aplicación del régimen infraccional aduanero – de por sí sumamente gravoso pecuniariamente – por errores que pudieran cometerse en la clasificación arancelaria, determinación de tributos, u omisiones ó errores en la presentación de documentos sobre los cuales se basan las exoneraciones.

Asistencia en Exportación
Un especialista en comercio internacional – como lo son los Despachantes de Aduana – es invalorable para un exportador. Los Despachantes cada vez más han incorporado en sus servicios el concepto de SERVICIO INTEGRAL, es decir asumen la coordinación total de la operación aconsejando sobre las reglamentaciones, instrumentos de pago, seguros, confeccionan los documentos y dirigen globalmente la operación, y posibilitan la devolución de impuestos a los productos alcanzados por tal beneficio.

Representaciones
Los Despachantes de Aduana son quienes clasifican arancelariamente las mercaderías, asegurándose que los clientes abonen los gravámenes que realmente corresponden y la correcta liquidación de los reembolsos en su caso, asumiendo la representación de su cliente – con todas las obligaciones que ello conlleva – durante todo el periplo de gestión de la operación de Comercio Exterior.

Consultando Servicios
Muchos importadores y exportadores dependen de la experiencia del Despachante de Aduana cuando consideran nuevas líneas de productos, explorando nuevos mercados o evaluando el impacto en sus negocios de regulaciones inestables. Los Despachantes pueden colaborar en la justa medida y aconsejar sobre las costumbres internacionales, los perfiles estadísticos del comercio exterior, y temas puntuales como por ejemplo el GATT o el MERCOSUR.