Se produjo un error en este gadget.

13 oct. 2011

AQUELLOS MAESTROS.....






ESTE BLOG PRETENDE FOMENTAR LA CULTURA MARITIMA Y PORTUARIA.



NO PODEMOS HABLAR DE CULTURA SIN HABLAR DE EDUCACIÓN, COSA PARA LA QUE EL RESPONSABLE DE ESTE BLOG NO SE SIENTE AUTORIZADO.



NO OBSTANTE QUEREMOS APORTAR NUESTRO GRANITO DE ARENA RESCATANDO LOS NOMBRES DE AQUELLOS GRANDES MAESTROS QUE SUPIERON HACER DE NUESTRA EDUCACIÓN UN MOTIVO DE ORGULLO:



HOMENAJE A LOS MAESTROS









En tiempos de festejos, en que se reivindica el nacimiento del “ser uruguayo”, son dos los pilares básicos que a través de la historia oriental sostienen esta idea y refuerzan la trillada frase de “como el Uruguay no hay”.


Alimentan nuestra vanidad tanto los éxitos futboleros, como nuestra educación, construyendo en el imaginario que somos tan hábiles "así en las canchas, como en las aulas".
Caras visibles de estas construcciones colectivas son los Scarone y los Schiaffinos , los Suárez y los Forlánes pero ¿y en la educación?


Salvo la venerada figura de José Pedro Varela, a esta altura con más de mármol que de sangre, se desconocen quienes fueron los artífices de aquella educación de la que nos vanagloriamos y de la que, como la caverna de Platón, sólo quedan algunos aparentes resplandores.


Conocer algunas de estas figuras y sus obras, quizás mejore el norte de nuestra brújula, retomando en materia educativa el camino que nunca debimos perder.
Preguntar a aquellos grandes maestros ¿como lo hicieron? y ajustar lo que fue nuestra “mejor educación” a las actuales realidades, nos permitirá reverdecer los laureles en la educación como se hizo con el fútbol permitiéndonos una esperanzadora proyección al futuro.

Concientes que son cientos los nombres de los grandes hacedores de nuestra educación a lo largo de la historia, hemos tomado de la web del museo pedagógico José Pedro Varela (http://www.crnti.edu.uy/museo/index.html) algunos nombres.
________________________________________________________________________

Jacobo Varela
(1841-1900)



Nace y muere en Montevideo. Hermano de José Pedro Varela, hizo realidad muchas de las concepciones de su hermano, tempranamente caído. Fue Inspector Nacional, Ministro de Hacienda y de Fomento. Fue él quien demostró la grandeza y magnitud del Puerto de Montevideo, obra colosal, que se hizo sin hipotecar al país, ni comprometer su futuro.
En 1880 solicita el "Fuerte" para instalar allí la Escuela Normal. En 1882 comienza a funcionar el Internato Normal de Señoritas a instancias de Jacobo Varela, el cual viaja en 1881 por el interior del país para difundir el futuro Internato para que "cuente entre sus alumnas, a jóvenes de familias honestísimas". Ese Internato nació pobre en cuanto a mobiliario y material educativo, pero rico en cuanto a la calidad de las Maestras que darían vida seria, fecunda y triunfal. Fueron ellas: María Stagnero de Munar, en la Dirección y Adela Castell en la Subdirección.
En 1882, renuncia a su cargo por discrepancias con una resolución del Presidente Máximo Santos, el cual destituyó a dos Inspectores y nueve maestros de la capital, por reclamar "por el pago de algunas mensualidades que le adeuda la Nación ..."
Creó y trazó planos de edificios escolares, modelos para la ciudad y la campaña. Suyos son los diversos modelos de material escolar incorporados al mobiliario de nuestras escuelas (bancos, pupitres, escritorios y bibliotecas). Intervino en problemas de higiene, de programas, de textos, horarios, distribución del tiempo, exámenes, asuetos, vacaciones. Como administrador de las finanzas escolares llegó a duplicar y triplicar el producido de la renta, mediante la reforma y organización de los procedimientos de percepción de los recursos escolares.
Sus esfuerzos tendían a seleccionar moral e intelectualmente al personal enseñante, a asegurar su independencia económica y rodear al maestro de respeto y consideración social.
Creó el Boletín Oficial de Instrucción Pública, publicación mensual cuyo primer número apareció en mayo de 1880. Por el citado Boletín se hizo conocer la marcha y el desarrollo de la Reforma Escolar.
A él se debió la designación de maestras como Directoras de escuelas de varones, pese a la prédica en contra de la prensa nacional.
Incorporó la práctica de gimnasia en todos los grados escolares y oficializó la enseñanza de la costura en los colegios de niñas. Su inteligencia flexible y su curioso ingenio creó un banco-mesa que lleva su nombre.
_________________________________________________________________________
María Stagnero de Munar




(1856-1922)

Heredó del padre la infinita bondad y espíritu criterioso y sereno que lo caracterizaba; y de la madre la firmeza que supo poner siempre en sus justas y ponderadas resoluciones. En marzo de 1872, a los dieciséis años, María Stagnero se recibe de Ayudante, entrando a actuar poco después en la misma escuela de la que fuera alumna. Son los momentos en que se inicia la Reforma Escolar. Su espíritu está preparado para acoger con toda simpatía esa reforma que sustenta principios que tanto armonizan con las propias ideas. Se prepara para obtener título de maestra de 2º grado y rinde el examen obteniendo la nota de "Sobresaliente" conquistado por primera vez en Montevideo, por una mujer.
En 1876 José Pedro Varela, nombra Comisiones para inspeccionar las escuelas comunes e informar de su estado. En la Escuela No 22 hallan a la señora de Munar dictando sus clases con la conciencia del verdadero maestro; sus métodos no son los corrientes; allí no se enseña de memoria; todo se razona. El alumno tiene libertad para expresar sus ideas, para pedir una aclaración cuando no ha comprendido. La enseñanza no se impone y los conocimientos se adquieren por el conocimiento propio y se aceptan por la propia conciencia.
En agosto de 1877 se crea la escuela de 3er grado No 2 cuya dirección es confiada a la señora de Munar. En esa oportunidad, se compromete a obtener el título superior en el más breve plazo y con ese objeto agrega a sus clases normales, otras con profesores particulares. Interviene en las conferencias pedagógicas organizadas por Varela. Algunas de ellas, que le fueron confiadas, se publicaron en la Enciclopedia de la Educación y en la Memoria de Varela.
En 1879 es directora efectiva de la escuela de 3er grado No 2 y se consagra a hacer realidad la reforma vareliana, dándose toda a su escuela. En ese año se produce el deceso de José Pedro Varela, dejando acéfala la cátedra que dictaba en los cursos normales. La Sociedad de Amigos de la Educación Popular designa a la señora de Munar para regentearla. Es un honor no igualado pues es la única mujer que dictó clase en esos cursos.
En el año 1882 la Reforma llega a ser ya una realidad tangible. Jacobo Varela, hermano y sucesor de José Pedro Varela, recoge con fervor y con valentía la herencia. Comprende que debe fundar en Montevideo una Institución que difunda por todo el país, los beneficios de la Reforma. Es necesario crear la Escuela Normal y llegar así a todos los resultados integrales que se vislumbran. Y encuentra en María Stagnero de Munar la idoneidad, el espíritu, la energía y la feminidad necesarias para la Dirección del Internato Normal de Señoritas. Le ofrece el cargo que ella rechaza ante la enorme responsabilidad que implica: tenía entonces veintiséis años. Pero Jacobo Varela insiste y convence a la joven maestra. El día 15 de mayo de 1882 inicia sus clases la nueva casa de estudios con 15 alumnas todas internas.
La señora de Munar enseña Pedagogía viva, real, humana, fecunda y de rendimiento efectivo. Enseña Pedagogía siguiendo a Berra cuyas directrices influyen en ella claramente. Pero luego se independiza, e imprime su sello propio, su modalidad inimitable, su fuerza de convicción que emana de su propia y grande autoridad personal y es una maestra de Pedagogía aún no superada. En 1912 su estado de salud le impone el retiro de las actividades docentes

_________________________________________________________________________
Enriqueta Compte y Riqué





(Barcelona, 31 de diciembre de 1866 – Montevideo, 18 de octubre de 1949), maestra uruguaya nacida en Cataluña, fundadora del primer jardín de infantes de Sudamérica1 en 1892, y famosa por haber contribuido de forma decisiva a la enseñanza preescolar en el Uruguay y Latinoamérica.
Hija de padres catalanes, Enriqueta Compte y Riqué emigra al Uruguay con su familia siendo aun una niña. A pesar de su miopía, Compte logra superar su problema y se dedica a estudiar magisterio, graduándose con sólo 19 años como maestra de tercer grado. En 1887 viaja a Europa en misión oficial, enviada por el gobierno de Máximo Tajes, para especializarse en educación preescolar; tenía encomendado interiorizarse de las enseñanzas de Friedrich Fröbel, motivo por el cual recorre Bélgica, Alemania, Holanda, Francia y Suiza.2
Realizó numerosas publicaciones en revistas y libros especializados en niños de entre 3 y 6 años de edad. Con métodos psicológicos y pedagógicos, su trabajo se inclinará a estudiar a los niños respetando su individualidad y capacidad personal de aprendizaje.
También se integró a varias asociaciones que tenían por objetivo la lucha contra la tuberculosis, como la Liga Uruguaya contra la Tuberculosis, y contra el alcoholismo y la trata de blancas.
Fue precursora de la enseñanza laica, basada en las igualdades sociales y la superación de prejuicios y obstáculos que, a su criterio, eran perjudiciales para el alumno, pero sobre todo, para el niño en tanto ser humano que no merece quedar marcado por un mundo lleno de disparidades de metas y posibilidades.
Su gran principio moral como educadora se puso de manifiesto cuando expresó:
"Cada vez que se abre mi escuela dos ansias llevo dentro, segura de ser feliz si las veo satisfechas: una es la de probar algo nuevo, otra la de buscar corregir los defectos descubiertos el día anterior".3
Fallece en 1949 en Montevideo, con 82 años.
________________________________________________________________________
Federico Froebel.



(1782-1852)

Pedagogo alemán, tuvo estrecha amistad con Pestalozzi. Es el creador de la "escuela activa" que tiende a fomentar en el niño el deseo de actividad y de creación mediante juegos graduados y atractivos que tienen en cuenta su desarrollo espiritual.
Creó el primer material didáctico que los llamó "dones", y eran juegos y figuras geométricas por medio de las cuales se pretendía dar al niño diferentes valores, sentido moral, atención, lenguaje, color, forma, movimiento, etc. En el método froebeliano el niño nunca está inactivo, juega de manera organizada y metódica con el material de sus creaciones, de sus juegos espontáneos. Los preceptos de Froebel se basaban fundamentalmente en que nunca se debe destruir, sino por el contrario, inspirar al niño amar lo hecho, y enseñarlo a conservarlo.
Volver
_____________________________________________________________________



Ana María Montessori.



(1870-1952)

Nace en Chiaravalle, cerca de Ancona en Italia. Muere en 1952 en Nordwijk en los Países Bajos. Fue la primera mujer que hizo estudios de medicina en Italia, en 1896. Y en los años siguientes trabajó como auxiliar en la clínica psiquiátrica de la Universidad de Roma, y entre otras cosas estaba encargada de los niños retrasados mentales. El tiempo que dedicó a estos niños, y observar su necesidad de jugar, la incitaron a estudiar los medios para educarlos. Es entonces que se consagra a los problemas de la educación. Después de estudiar pedagogía, participó en la modernización de un barrio pobre en Roma - San Lorenzo - haciéndose cargo de la educación de los niños. San Lorenzo fue el comienza de un movimiento de renacimiento que sirvió para reafirmar su fe en la posibilidad de mejorar la humanidad mediante la educación de los niños. Ana María Montessori basaba su labro en principios científicos, pensaba que la infancia era una prolongación del acto de la creación. Fue una auténtica exponente de la nueva pedagogía como movimiento internacional. En efecto, su reforma no se limitaba simplemente a una operación mecánica de sustitución de viejos métodos por otros supuestamente mejores. El proceso era reformatio, en el sentido original de renovación y reestructuración de la vida.

_________________________________________________________________________
Luisa Luisi Janicki








(Paysandú, 14 de diciembre de 1883 - Santa Lucía, 10 de abril de 1940), poetisa, pedagoga y crítica literaria uruguaya del Modernismo.



El padre, Ángel Luisi Pisano, italiano, trajo a América sus ideas masónicas de libertad, la madre, María Teresa Josefina Janicki hija de polacos exiliados en Francia, recién casados, llegan en 1872 a Entre Ríos, Argentina y en 1878 a Paysandú, Uruguay. En 1887 se instalaron en Montevideo.
Los Luisi - Janicki fueron una familia de trabajadores y educadores que se desarrolló en un ambiente de resistencia y rebeldía, de pensamiento muy liberal para la época. Todas sus hijas estudiaron magisterio y algunas de ellas siguieron carreras universitarias siendo de las primeras mujeres profesionales.
Luisa fue una estudiante muy aplicada y estudió Magisterio en el Instituto Normal de Señoritas "María Stagnero de Munar", carrera en que se graduó en 1903. Inició su carrera como ayudante de la Escuela de Tercer Grado número 2, para luego dirigir la Escuela de Práctica de segundo grado y la Escuela de Aplicación. Muy joven aún, fue redactora del gran diario La Razón de Montevideo. Integró el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal entre 1925 y 1929; en este último año se jubiló. Fue profesora de idioma español en la Sección Femenina de Enseñanza, y de Lectura y declamación en el Instituto María Stagnaro de Munar. Sin embargo, en su vida hubo un espacio destinado a la poesía. Logró publicar cuatro poemarios, mientras que también incursionó en la prosa con otros cuatro trabajos editados y principalmente dedicados a la educación. Participó como delegada oficial en el Congreso del Niño realizado en Buenos Aires en 1916, y ocupó el cargo de secretaria en la Sección Educación del Segundo Congreso del Niño, llevado a cabo en Montevideo tres años después. Contrajo en su madurez una parálisis irreversible que la consagró a una vida sedentaria. Destacó como crítica literaria. Fue declarada socia honoraria por la Asociación de Profesores de Primaria de Río de Janeiro. Murió en 1940.
_______________________________________________________________________

Alicia Goyena.

Nació en Montevideo, en 1897, docente uruguaya de fecunda trayectoria. Estudió en el Instituto Batlle y Ordoñez (I.B.O.), creado en 1912, por una ley propuesta por el presidente Batlle y Ordoñez (1856-1929), como una necesidad de incorporar a las mujeres a la vida cultural y social activa.

En esa institución comenzó a ejercer la docencia en 1918 como profesora de Historia Americana, más tarde en 1922 ocupó la Cátedra de Literatura, sucediendo en el cargo a la poetisa Ma. Eugenia Vaz Ferreira, quien había sido su profesora. Paralelamente, y ya en la década del 30, bajo el gobierno de Gabriel Terra (1873-1942), se desempeñó como Secretaria de Redacción de la revista "Ensayos", publicación impulsada por un grupo de profesores con el objeto de promover y preservar los valores culturales y cívicos de la nación.

Salvo algunos artículos de pedagogía, no dejó casi obra escrita; su obra se veía en la práctica, en la vida misma, en diálogos con el alumnado. En 1944 fue designada Directora del I.B.O. donde impuso una dirección ejemplar. Aspiraba a la creación de una cultura superior, porque creía que el alumnado, después de egresado, debía seguir educándose a sí mismo, sin dogmatismos ni preconceptos.

Su idealismo se proyectaba hacia el plano de la axiología (=teoría crítica de los valores), y de la defensa del laicismo. Tomaba como ejemplo a José Enrique Rodó (1871-1917) y Carlos Vaz Ferreira (1872-1958); tenía la pedagogía del respeto, insistía en la orientación hacia los valores esenciales, que debían nacer, no por imposición sino de adentro hacia afuera del alumno.

Su gran secreto era que sembraba amor: detrás de su suave y agradable voz había firmeza y voluntad, pues era valiente para enfrentar situaciones difíciles, a veces, dramáticas. Su modestia y humildad, su generosidad, su don de escuchar, son un ejemplo que perdurará en la memoria de los uruguayos.

Murió en 1977, luego de 33 años al frente del Instituto, apenas unos meses después de haber sido destituída por el gobierno de facto.

En 1982 por un Proyecto de Ley, se designa al Liceo No. 29 con su nombre, y en 1986, se crea la Cátedra Alicia Goyena para honrar su memoria, con el objetivo de elevar el nivel de educación de los docentes en todas las formas de expresión artísticas, culturales y pedagógicas dentro del marco de gratuidad y laicidad de la educación pública.
_________________________________________________________________________

Alberto Gómez Ruano






(1858-1923)

Profesor, pedagogo. Nace en Montevideo el 22 de Enero de 1858. Desde niño demuestra perseverancia en sus estudios. Obtiene por concurso la Cátedra de Geografía Universal en Enseñanza Secundaria. Luego de su vuelta de un viaje a Europa, al que fue alentado por Jacobo Varela quien era Inspector Nacional de Instrucción Pública, piensa crear en Montevideo un Museo y Biblioteca Pedagógicas del estilo de las que había visto en París. El gobierno del General Tajes apoya su idea y se crea el Instituto por decreto el 25 de Enero de 1889 y es nombrado su director.
Fue también uno de los promotores del establecimiento de un servicio meteorológico en el Uruguay y del Museo de la Ciudad, actual Cabildo, para el cual hizo muchas maquetas que aun hoy se conservan. Fallece luego de una larga enfermedad el 25 de Agosto de 1923.

____________________________________________________________________



Francisco Berra.





(1844 - 1906).

Pedagogo con vastos conocimientos. Fue cooperador eficiente en la obra de José Pedro Varela. Fue un pensador y un teórico anticipado en la educación en América Latina, y por eso puede figurar entre los grandes educadores.
Nació en Buenos Aires, pero fue aquí en Uruguay donde escribió sus libros fundamentales y fue en las escuelas del Uruguay donde tuvieron ensayo y aplicación práctica sus ideas y métodos. Sus obras fundamentales, de valor reconocido en todos los círculos facultativos fueron: Apuntes para un curso de Pedagogía en 1878 y Doctrina de los métodos en 1882.

_______________________________________________________________________

Roberto Abadie Soriano.




(1896 - 1992)

Educacionista y Director de la Biblioteca de los Maestros y del Museo Pedagógico. En la actividad docente fue Ayudante de la Escuela de Aplicación de Varones, Ayudante y Director de Cursos Nocturnos para Adultos, Profesor Encargado de Grupo de Psicología y Pedagogía de los Institutos Normales y Catedrático de Sociología y Economía Política de los cursos de 2º grado que se dictaban en los mismos Institutos.
Ganó el 1er premio en el Concurso de Textos de Historia Nacional organizado por la ex – Dirección General de Instrucción Primaria. Escribió las siguientes obras: "Historia Nacional para las Escuelas primarias", "Album Histórico del Uruguay"; "Manual de Enseñanza Antialcohólica"; "Geografía del Uruguay para los niños"; "
Será recordado por los libros de lectura, también escritos en colaboración con Abadie Soriano. Y es justo que así sea pues por más s de 40 años los niños de este país aprendieron a leer en sus libros. Y esto es trascendente y ya pertenece a la historia de la escuela uruguaya. En 1927 obtiene el primer premio por unanimidad con su serie de libros de lectura "Alegría", "Tierra Nuestra", "Uruguay" y "Optimismo" y más tarde, en 1930 el Consejo de Enseñanza les encarga la redacción de otra serie para la enseñanza de la lectura en las escuelas rurales y así surgen "Poesía", "Campo", "Naturaleza" a los que agrega, en 1940, "Patria" par los alumnos de 4º año.
En 1941, nuevo concurso y nuevo triunfo con los cuatro textos de lectura que se empleaban en los cuatro primeros años escolares, a la que acompaña un meditado estudio sobre la "metodología para la enseñanza de la lectura". Y, en 1946, en el concurso de libros de lectura de 1er año, obtienen premio con tres libros: "El Asno de don Pepe", "La Bolsa de las noventa monedas" y "Los mensajes de don Juan". A esta producción en el terreno de la didáctica de la lectura, debe agregarse su tomo sobre "Método Intuitivo para la Enseñanza del Lenguaje", impreso en 1943.
La primera serie de libros que producen Abadie y Zarrilli provocan un impacto pedagógico muy grande. Es el momento en que llegan al país las más precisas informaciones de la nueva educación y las experiencias y los libros de Montessori, Decroly, Dewey, de la Escuela Pública italiana, que conmueven el ámbito de la docencia primaria e impulsan un movimiento de renovación pedagógica cuyas consecuencias se vivieron por mucho tiempo. Es en esos tiempos, cuando los viejos textos de lectura, son reemplazados por los libros de Zarrilli y Abadie, que sin romper abiertamente con el pasado, constituyen la concreción de una etapa progresista, de profunda vitalidad e inspirada en aquel optimismo y alegría de vivir que era la característica de la época.

____________________________________________________________________




Humberto Zarrilli



(1898-1964)

La trascendencia de la vasta obra realizada por Zarrilli en las distintas actividades docentes y culturales ha de quedar en la historia de la escuela pública uruguaya y en los anales de las letras nacionales. Maestro vocacional, actuó, sin embargo, muy poco tiempo como tal. Su espíritu inquieto y sus ansias de dar todo lo que su poder creador tenía en grado sumo, hicieron que siguiendo fiel a la escuela y sirviéndola durante toda su vida, tomara el camino de la concepción y realización de obras pedagógicas y metodológicas, así como una literatura infantil de excelentes valores, con las que llenó una larga y fecunda etapa que quedará fijada en la historia de nuestra escuela.
Será recordado por los libros de lectura, también escritos en colaboración con Abadie Soriano. Y es justo que así sea pues por más s de 40 años los niños de este país aprendieron a leer en sus libros. Y esto es trascendente y ya pertenece a la historia de la escuela uruguaya. En 1927 obtiene el primer premio por unanimidad con su serie de libros de lectura "Alegría", "Tierra Nuestra", "Uruguay" y "Optimismo" y más tarde, en 1930 el Consejo de Enseñanza les encarga la redacción de otra serie para la enseñanza de la lectura en las escuelas rurales y así surgen "Poesía", "Campo", "Naturaleza" a los que agrega, en 1940, "Patria" par los alumnos de 4º año.
En 1941, nuevo concurso y nuevo triunfo con los cuatro textos de lectura que se empleaban en los cuatro primeros años escolares, a la que acompaña un meditado estudio sobre la "metodología para la enseñanza de la lectura". Y, en 1946, en el concurso de libros de lectura de 1er año, obtienen premio con tres libros: "El Asno de don Pepe", "La Bolsa de las noventa monedas" y "Los mensajes de don Juan". A esta producción en el terreno de la didáctica de la lectura, debe agregarse su tomo sobre "Método Intuitivo para la Enseñanza del Lenguaje", impreso en 1943. La primera serie de libros que producen Abadie y Zarrilli provocan un impacto pedagógico muy grande. Es el momento en que llegan al país las más precisas informaciones de la nueva educación y las experiencias y los libros de Montessori, Decroly, Dewey, de la Escuela Pública italiana, que conmueven el ámbito de la docencia primaria e impulsan un movimiento de renovación pedagógica cuyas consecuencias se vivieron por mucho tiempo. Es en esos tiempos, cuando los viejos textos de lectura, son reemplazados por los libros de Zarrilli y Abadie, que sin romper abiertamente con el pasado, constituyen la concreción de una etapa progresista, de profunda vitalidad e inspirada en aquel optimismo y alegría de vivir que era la característica de la época.

_____________________________________________________________________



José Henriques Figueira.



(1860-1946)

Pedagogo y antropólogo, nacido en Montevideo en 1860. En 1884 fue designado Inspector de Escuelas del Departamento de Rocha.
Entre sus muchas obras destacamos que fue el propulsor de un método de lectura estructurado sobre bases científicas, verdadera innovación pedagógica que se inicia en el año 1892 en que publica el libro de lectura ¿Quieres leer?. Luego vendrán los libros correspondientes a los cursos siguientes, Adelante, Un buen amigo, Trabajo y Vida.
Tuvo con su método, que vencer las ideas existentes en nuestro medio en lo relativo a la lectura. También fundó y dirigió el Boletín de Enseñanza Primaria y autor de una serie de más de 20 obras y un tomo de poesías.



______________________________________________________________________








Isidoro De María.


(1815-1906)

Historiador y periodista. Llamado frecuentemente el primer historiador nacional.

_____________________________________________________________________




Juan Manuel de la Sota.






(- 1858)

Historiador y educador. Nacido en Argentina y emigró a nuestro país en 1820. Se consagró con afán a cuestiones pedagógicas, procurando renovar los métodos de estudio y hacer que la escuela diera más frutos. Escribió varias obras entre las que encontramos su Catecismo Geográfico - Político e Histórico de la República Oriental del Uruguay.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.