Se produjo un error en este gadget.

31 oct. 2011

PATRIMONIOS PERDIDOS PATRIMONIOS RECUPERADOS

PATRIMONIOS PERDIDOS.



PATRIMONIOS RECUPERADOS.
¿PATRIMONIOS QUE SE PERDERÁN?



Extractamos parte de un artículo de María Julia Ardao referente a la casa de Ximenez.
El mismo fue publicado en el Almanaque del Banco de Seguros en el año 1972.

Consideramos oportuna su lectura particularmente la trascripción de las palabras del senador Francisco Bauzá y del profesor Juan Pivel Devoto en defensa del Patrimonio.

Muy propicias para los tiempos que corren son las palabras de Francisco Bauzá cuando se refiere al “vandalismo ilustrado”.

HISTORIA DE LA CASA Y SU PROPIETARIO.



por MARÍA JULIA ARDAO. (Ex directora interina Museo Histórico Nacional 1965 y autora de numerosos libros de temas históricos y educativos)
LOS PATRIMONIOS PERDIDOS.


A pesar de todos los deterioros que sufrió, la casa de Ximénez siguió en pie en tanto eran demolidas otras construcciones del Montevideo Antiguo emplazadas en la misma zona de la Ciudad Vieja: las Bóvedas, de las que queda hoy apenas una mínima parte; el Fuerte sobre cuyo terreno se delineó la plaza Zabala; la Ciudadela, de la que tan sólo conservamos la puerta reinstalada hace bien poco, en su lugar primitivo; el Fuerte de San José núcleo inicial.
Del doblamiento de la bahía de Montevideo y la capilla de los Ejercicios, donde se instaló la Universidad en 1849, de las que no queda nada, como de tantas otras construcciones de la época hispánica.
DOS A LA DEFENSA:

Desaparecieron víctimas de lo que FRANCISCO BAUZA(*) llamaba en 1896 "vandalismo ilustrado" cuando desde el Senado, trataba de salvar los testimonios arquitectónicos que documentaban nuestro pasado, apelando a la conciencia histórica del país.



Me duele — decía — "ver desaparecer todas las tradiciones de la ciudad, a titulo precisamente de lo que impone conservarlos, por su vejez relativa.

Entre nosotros no se ha dejado nada absolutamente que nos recuerde la vida 30 años, y no sé por qué razón, desde el mobiliario hasta los edificios, todo ha sido renovado en la capital, y lo mismo sigue haciéndose en las ciudades del interior; una especie de Vandalismo ilustrado que asusta"...



La valorización de los monumentos históricos que reclamaba Bauza recién comenzó a hacerse al promediar el presente siglo. En la década del cuarenta, por los perseverantes esfuerzos del Director del Museo Histórico Nacional, PROFESOR JUAN E. PIVEL DEVOTO, se inició una política en esta materia.



"Es necesario — decía — formar nuestra conciencia histórica.



Hay dos maneras de lograrlo.



Por medio de la cultura documental, científica, proba, severa que conduce a la lenta elaboración de las premisas históricas o por los medios visibles, concretos, exhibiendo ante el pueblo las obras materiales del pasado.




Ambas formas que desde luego no son incompatibles, no tienen las mismas posibilidades de accesión.


Fría para unos, árida para otros, difícil para casi todos, la primera sólo aprovecha hondamente en los escogidos de la vocación.
La segunda en cambio es de difusión mecánica.



Los viejos monumentos ligados a episodios notables del pasado nacional o a personajes que se han destacado en la historia del pais, constituyen motivos vivos de recordación"
PATRIMONIOS RECUPERADOS: LA TOMA DE CONCIENCIA Y LA ACCIÓN:


Continuada hasta el presente con admirable fervor, esta política cultural ha permitido rescatar para la evocación histórica, antiguas construcciones que rigurosamente restauradas reviven en auténticos ambientes, aspectos o etapas de nuestro pasado. Tales las casas de Rivera, Lavalleja, Montero, Garibaldi, las quintas de Batlle y Herrera, A ellas se incorpora ahora la casa de Ximénez representativa de la arquitectura urbana de principios del siglo pasado; expresivo testimonio de la vida familiar y de la economía de nuestra sociedad colonia).
Por ello la ley sancionada el 28 de diciembre de 1945 por iniciativa del Senador Dr. Gustavo Gallinal, dispuso su expropiación y el decreto del Poder Ejecutivo de 20 de febrero de 1946 le asignó un destino concordante con sus valores arquitectónicos y evocativos: una sección del Museo Histórico Nacional destinada a evocar el pasado de la ciudad de Montevideo en su doble aspecto de Plaza Fuerte y Puerto de Mar.

UNA CASA PORTUARIA:


Construida frente a la bahía, a la vista del Fuerte de San José, hoy desaparecido, y de la fortaleza del Cerro que custodiaban la entrada del puerto; frente a Las Bóvedas y en la proximidad del Apostadero de la Marina, a la vista de la muralla que moría en el Cubo del Norte; ubicada en el ámbito de la antigua Plaza Fuerte, IB casa de Ximénez evoca la misión de puesto de avanzada que le asignó a, nuestra ciudad, desde sus orígenes, la corona española en la defensa de la entrada marítima de sus dominios del Rio de la Plata y de guardiana de sus fronteras terrestres con las posesiones portuguesas.

LA FUERZA DE LA HISTORIA:


Sin embargo, esa realidad geográfica que parecía marcar tan decididamente un destino militar, impuso, ya avanzado el siglo XVIII, otro rumbo a la vida de la ciudad que fue creciendo lentamente al amparo de sus bastiones. Las excelencias de su puerto de aguas profundas y abrigadas, fueron apreciadas en su justo valor cuando el espíritu reformista de los Borbones se propuso ordenar el Comercio entre España y sus colonias. Habilitado oficialmente en 1778, Montevideo pronto se transformó en el puerto principal del Atlántico
Sur, punto terminal de los barcos destinados al Río de la Plata, puerto de escala de los que iban a Valparaíso y Lima a través del Estrecho de Magallanes, lugar de recalada obligatoria
Para los barcos correos que hacían la travesía desde La Coruña al Callao y que aquí dejaban la correspondencia Para Buenos Aires y las provincias.
La Actividad portuaria entonces afectó de uno u otro modo, la masa de la población civil, promovió su desarrollo y el adelanto rápido de la ciudad que a partir de entonces agregó a su carácter de Plaza Fuerte el de Puerto de Mar.
Incorporada al trajín portuario no sólo por su ubicación sino por la actividad mercantil de su dueño que se resumía en ella, como asentista de la marina

Recomendamos la lectura del articulo “La atarazana y el Apostadero Naval” del blog “acerca de patrimonios varios”: “http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_16222_1.html
¿PATRIMONIOS QUE SE PERDERÁN?: VANDALISMO SIN LUSTRE







¿La historia se repite?



¿El descuido y la desidia muchas veces intencional de hoy, es consecuencia de un "vandalismo ilustrado" como el de ayer o nos enfrentamos a un “vandalismo sin lustre" , mucho más peligroso?





REFERENCIAS:

(*) FRANCISCO BAUZÁ: (
7 de octubre de 1849 - 4 de diciembre de 1899) fue un docente, político y escritor uruguayo. Entre sus numerosos estudios pueden encontrarse escritos de carácter social, económico, literario, jurídico, pedagógico e histórico.(WIKIPEDIA)

(**) JUAN PIVEL DEVOTO: (Paysandú, 1910 –† Montevideo, 1997), historiador y político (partido nacional)



30 oct. 2011

Viejos que agonizan2.flv

VIEJOS QUE AGONIZAN 1.flv

28 oct. 2011

TRES MONUMENTOS HISTÓRICOS







Dentro del Recinto de actividades del puerto de Montevideo existen actualmente tres edificios declarados Monumentos Históricos por la Comisión Nacional del Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la Nación: el Club Nacional de Regatas, el Montevideo Rowing Club y el Edificio Sede de Compañía Aeronáutica Uruguaya Sociedad Anónima (CAUSA).

Se encuentran concentrados en la zona afectada por la construcción del Muelle C.


Este post solo pretende, a través de las fotos, mostrar el estado actual de los emblemáticos edificios.

No pretendemos emitir mas opinión que la que emana de las propias imágenes.


Un poco de historia:

CLUB NACIONAL DE REGATAS:







El edificio sede del Club Nacional de Regatas, fue declarado Monumento Histórico por el Ministerio de Educación y Cultura en el año de 1999 en su resolución 1035/999.
Fue la primera institución deportiva fundada por criollos escindidos del Rowing Club de Montevideo el 25 de mayo de 1888. Su primer presidente fue el Dr. Daniel Muñoz.
Después de ocupar distintos edificios para desarrollar sus actividades, a partir de 1916 se instala en recinto portuario y allí funcionará hasta el año 1997.






El edificio presenta claras influencias de la arquitectura inglesa, fachadas en ladrillo trabajados en fajas horizontales, un interesante juego en sus cubiertas que lo identifican claramente en el perfil construido en la bahía. El programa original estaba integrado por un gimnasio, depósitos de botes, un salón de fiestas con terraza a la bahía, servicios y administración.
Los criterios utilizados para ser declarado Monumento Histórico se basan en el sentimiento de identidad de generaciones de deportistas uruguayos:
“Su silueta junto a la del Rowing forman una unidad que marca el tiempo en que la bahía era una parte activa de la vida de la ciudad, disfrutable para el deporte o el paseo. Testimonio de una época en la que el puerto y el esparcimiento podían convivir. Aún en el caso en que debido a las actuales condiciones del trabajo portuario el viejo edificio debiera cambiar de destino su presencia marca toda una época de nuestra historia deportiva. Por lo cual se considera que merece declarase Monumento Histórico.”
Al proyecto original se le hizo años después una ampliación, anexándole una terraza cerrada y una galería techada sobre la salida de los botes.
Actualmente el estado de conservación de la ex – sede del Club Nacional de Regatas es malo (ver Anexo). Sólo una parte del edificio esta habilitada como oficinas de Obras y Mantenimiento de la Infraestructura Portuaria (TEYMA – Licitación Pública Nº 4728/03)







EL MONTEVIDEO ROWING CLUB





El edificio sede del Montevideo Rowing Club fue declarado Monumento Histórico por el Ministerio de Educación y Cultura el 10 de diciembre de 1997 en su resolución 1211/997.
Fue el primer club deportivo el Uruguay, fundado por un grupo de ingleses el 8 de mayo de 1874.
El Club tuvo varias sedes hasta que obtiene un predio de 1700m2 adjudicado por la Administración del Puerto en el año 1920. En el año 1923 se llama concurso público auspiciado por la Sociedad de Arquitectos del Uruguay para el proyecto de su sede.
El primer premio fue otorgado al Arq. Mauricio Cravotto.








El programa del edificio incluye depósitos de botes con salida directa al mar, taller de reparaciones, vestuarios, sala de ejercicios, servicios, bar, restaurante, salón para fiestas y biblioteca. El Arq. Cravotto proyecta un gran espacio que alberga las funciones deportivas y uno más pequeño con las funciones sociales, articulados por elementos de desarrollo vertical (la escalera y la torre). La torre se ha constituido con el tiempo en un mojón inconfundible del lugar tanto desde la ciudad como desde el agua. El proyecto busca el diálogo entre este edificio y el Club Nacional
de Regatas. Las obras comenzaron en 1929.





El actual funcionamiento de la terminal portuaria y el dinamismo del crecimiento de su operativa han determinado, por razones de seguridad y necesidad de espacio, que las actividades náuticas que durante décadas se realizaron dentro del recinto fueran trasladadas. Es así que el Rowing Club y el Nacional de Regatas se fusionan y se trasladan a un predio de 8.500m2 ubicado detrás del Palacio de la Luz (Rambla Sudamérica y Gral. Freire) en 1997.
El Edificio del Montevideo Rowing Club alberga hoy las oficinas de Obras Civiles dependientes de la ANP.




EDIFICIO DE CAUSA 1938



El edificio sede de la Compañía Aeronáutica Uruguaya Sociedad Anónima
(CAUSA), situado en la Dársena 2, fue declarado Monumento Histórico por el Ministerio de Educación y Cultura el 22 de setiembre de 1994 en su resolución 1183/994.
En la década del ‘30 un grupo de empresarios uruguayos, alentados por el pionero de la aviación nacional Coronel Larre Borges, conformó la primera Línea Aérea Internacional en América del Sur. Uniría el centro de Montevideo con el centro de Buenos Aires.
Al momento de iniciar su operativa en el año 1938, la compañía contaba con 2 hidroaviones y fue en 1940 la compañía que mayor cantidad de pasajeros transportaba en el mundo.
Dentro de los motivos expuestos para declarar al edificio, de influencia moderna, como Monumento Histórico se encuentra la importancia que tuvo la empresa CAUSA en la historia de la aeronáutica nacional y de América del Sur como un testimonio histórico relevante.
La llegada del hidroavión constituyó, seguramente, un acontecimiento en la década del ’30 en la vida del puerto de Montevideo.
El Edificio es sede de las Operaciones Marítimas (Dragado) de la ANP y su estado de conservación es aceptable .




TEXTOS EXTRAÍDOS DE LA PAGINA WEB DE LA ANP: http://www.anp.com.uy/institucional/sistemasGestion/ambiental/ImpactoAmbiental/B8.pdf

22 oct. 2011

ISLA DE RATAS O ISLA LIBERTAD.
















LA ISLA DE RATAS, O ISLA LIBERTAD, ESTÁ UBICADA EN EL CENTRO DE LA CASTIGADA BAHÌA DE MONTEVIDEO.



CUAL CAPARAZÒN IMAGINARIO, SOBRE SU ROCOSA SUPERFICIE SE PUEDE VER UN VIEJO HANGAR EN RUINAS CUYO ABOVEDADO TECHO EVOCA A UNA "ÒPERA DE SIDNEY" DEL SUBDESARROLLO.

NO OBSTANTE, Y POR EXTRAÑO QUE PAREZCA, LA EMBLEMÁTICA ISLA ES INVISIBLE A LOS OJOS DE LOS CIUDADANOS.


VIENTOS DE CAMBIOS, SIN EMBARGO, SE AGITAN SOBRE ELLA, CON PROYECTOS QUE LLEVARÍAN A REVERTIR SU SITUACIÒN DE OLVIDO Y ABANDONO.



SE HABLA DE CASINO, TAMBIÈN DE CENTRO BAILABLE, PERO, CONTRASTANDO CON ESTOS, SE PLANTEAN PROYECTOS MUSEISTICOS QUE PERMITIRÀN MOSTRAR AL VISITANTE LA MEJOR CARA DE NUESTRA SOCIEDAD .



NO VEMOS PARA ELLA MAS FUTURO QUE AQUEL QUE APUESTE A LA CULTURA.


EL TIEMPO DEMOSTRARÀ CUALES SON LOS VALORES, EN TÈRMINOS ETICOS Y MORALES, EN LOS QUE BASAN SUS PROCESOS DE GESTIÒN QUIENES TIENEN LA RESPONSABILIDAD DE TOMAR DESICIONES.



ESTAS PERMITIRÀN LA CONSTRUCCIÒN DE CIUDADANÌA,DE PROYECTOS SUSTENTABLES QUE LLEVEN, EN DEFINITIVA, A UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA DEL INDIVIDUO Y DE LA SOCIEDAD EN SU CONJUNTO.





LA ISLA DE RATAS:








La Isla de Ratas es un islote de piedras de unos 100 metros por 50 en una zona muy baja del centro de la bahía de Montevideo donde apenas se puede navegar.

Fue un puesto de artillería durante la etapa de la ciudad colonial. En ellas se encontraba una batería de cañones, que custodiaban la bahía de Montevideo, lo cual creaba un fuego cruzado entre las baterías del cerro y las del cubo del norte.

En el año 1811 las fuerzas artiguistas tomaron la isla para hacerse de municiones y pólvora, ya que escaseaban de ello.
Esa acción es tomada por el ejercito nacional, como el primer acto de grupos comandos realizado en nuestro país y se toma como esa fecha, el aniversario de los comandos de fuerzas especiales del ejercito .

Es llamada isla Libertad desde 1843, cuando en el transcurso de la Guerra Grande, la escuadra dirigida por el almirante Guillermo Brown, que apoyaba a Manuel Oribe, fue rechazada de allí por la escuadra naval del gobierno de Montevideo, dirigida por entonces por José Garibaldi.

En diferentes etapas históricas recibió los nombres de: isla de la Guerrilla, isla de las Gaviotas, isla de los Franceses e isla de los Conejos.

En el transcurso del siglo XIX la isla fue arrendada a la estación naval británica surta en el Río de la Plata, y fue también utilizada como lugar de aislamiento para las tripulaciones y pasajeros en cuarentena.







El 20 de septiembre de 1855 fue la Isla de la Libertad el sitio que tuvo el triste honor de recibir y custodiar la urna con los restos del general Artigas .



Los mismos molestaban a los gobernantes de la època y aún tendrían que esperar un tiempo para recibir los merecidos honores…..



En 1931 se construyen en la isla un hangar y una rampa de hidroaviones y pasa a depender de la Armada Uruguaya como base aeronaval, la Base Aeronaval Nº1, inaugurándose como tal el 21 de febrero de 1933.

En 1938 se tienden entre tierra firme y la isla los cables de electricidad y teléfono. La Armada utilizará la base hasta el año de 1950, cuando deja las instalaciones que se convertirán en depósito portuario, para mudarse a la nueva Base Aeronaval Nº2 de Laguna del Sauce.



La tragedia de la Isla Libertad.
Autor Juan Pedro Gilmes

El jueves 5 de abril de 1984 se alejaba de los muros del puerto un remolcador que tras su popa conducía una lancha de carga con sus siete operadores: Julio Rojas, Enrique Aguilar, Julio Rodríguez, Federico Da Fonseca, Pedro Nuttes y Mario Corbo, se dirigían a la legendaria Isla libertad.
En aquel momento y desde hacía unos años ya la edificación de la Isla se utilizaba como depósito de sustancias químicas en situación de abandono, las que por su peligrosidad eran guardadas en aquella alejada zona.
La finalidad de los trabajos era vaciar por completo aquella Isla para darle otro destino.

Palabras de Julio Rojas sobreviviente de la tragedia:
“…había combustible para aviones, que eso se trasladó al depósito 25, tambores de 200 litros, no recuerdo el nombre del producto.
Después productos en bolsa, en damajuanas con ácido, fósforo; había mucha cantidad de fósforo, todo eso inflamable, lo más peligroso se trasladó al depósito 25 que tenía un sistema contra incendio de años atrás que dejaba caer agua desde el techo ante un incendio. Por eso se trasladaba al 25 y lo que no, se trasladaba al depósito 36 (de Remates).”

“Todo comenzó cuando se le quebró una damajuana de ácido a Pedro Nuttes….

“…y se produjo como una especie de explosión, se ve que eso (ácido) hizo combustión con otro producto, eso pienso yo sin saber nada de química, hizo combustión y salió una explosión que subió y después nos cayó encima a todos.´
Se veían gotitas, para mí que era el ácido prendido fuego; caían gotitas.”

“Pedro Nuttes falleció a los cinco días, a mí no me lo dijeron.
Estaba en la cama al lado mío y un buen día se lo llevaron diciéndome que lo habían llevado al británico para hacerle otro tratamiento.
Pero había fallecido.
En esa sala estábamos cuatro de Remates, después en otra salita al lado estaba el Patrón, que también se había quemado pero poco y Enrique Aguilar que era el más quemado nos dijeron que estaba en una cama que le llamaban “cama de agua” porque estaba quemado de pies a cabeza…pobrecito!
Mario Corbo se había quemado poco pero estaba en tratamiento psicológico.
Los más quemados, los tres más graves, fallecieron dos y el otro fui yo que me salvé.
Aguilar tengo entendido falleció al mes. Yo me salvé por la gran fortaleza física y el poder de recuperación de la piel que tengo, los médicos decían que era asombroso”.

“Cuando fui al depósito 36, pedí jornalero y trasladé todo para el fondo del depósito porque había que seguir trasladando mercadería para Remate y ahí si fue un químico y me dijo, Rojas esa bolsa no la ponga junto con esto puede explotar, yo lo miré y le dije:
”…y ahora viene a decirme.”; el hombre se calló la boca y no dijo más nada, yo tampoco dije más nada.”

19 oct. 2011

MIGUEL PEIRANO PORTUARIO Y CAMPEÓN OLÍMPICO

Miguel Peirano, caricatura de Leonardo Infantini.


LAS FLECHAS SEÑALAN AL MAESTRO TABAREZ Y A MIGUEL PEIRANO







Miguel Peirano fue jugador de fútbol en los equipos Club Atlético Peñarol y Club Atlético Progreso, de la Primera División Uruguaya .



Internacionalmente, jugó en el club español Sevilla FC en la temporada 1984-85.



Supo, además, cumplir una temporada en la Superliga griega con el Levadiakos FC durante los períodos 1987-88 y 1988-89.

Hoy queremos destacar su participación descollante en la selección uruguaya de fútbol, sobre todo en los Juegos Panamericanos de 1983 , donde anotó el gol de la victoria en la final contra Brasil.



Por otro lado, Miguel Peirano es un excelente tornero, que se desempeñó como funcionario en la Administración Nacional de Puertos en la sección talleres,siendo además hijo de portuario, ya que su padre trabajaba en la Sección Vigilancia de la empresa.



A continuación transcribimos el relato del periodista JOSÉ MASTANDREA que cuenta aquella gloriosa gesta en los juegos panamericanos de 1983.



Escribe José Mastrandea en el Diario El País :



Uruguay fue Campeón Panamericano en 1983 y clasificó a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Sin embargo, por aquellos días, la AUF adujo problemas económicos y decidió no concurrir a la gesta después de haber logrado el pasaje en la cancha.



La selección celeste, armada en apenas una semana por el maestro Óscar Washington Tabárez dio el batacazo en Venezuela al vencer en la final a Brasil por 1 a 0, con gol anotado por Miguel Peirano y con una actuación descollante de José Luis Sosa en el arco.



Hoy, 28 años después, los dos protagonistas de aquella hazaña recuerdan los buenos y malos momentos que le tocaron vivir.



"Fuimos de apuro, los clubes no querían que fuéramos porque se jugaba el Uruguayo y la Copa. Fue en pleno campeonato y al final se transó que fuésemos uno o dos por equipo, nada más", rememora Miguel Peirano, el goleador.



"Yo fui de rebote porque el arquero titular era Óscar Carusini pero se enfermó su señora y renunció. Ahí me citó Tabárez y terminé atajando, fue increíble, fue una vivencia notable, no sólo en lo deportivo, por aquellos días, en plena dictadura, estaba salada la cosa y allá en Venezuela estaban casi todos los exiliados.



Jugué todo el campeonato con una "T" (de los Tupamaros) en el pecho ¡imaginate! nos adoraban", cuenta José Luis Sosa, el arquero que fue sensación en el torneo.



"Fuimos y jugamos. No tuvimos tiempo de casi nada, el equipo se fue armando en pleno campeonato. Y llegamos a la final nada menos que contra Brasil. Todavía me acuerdo del gol... le apunté al segundo palo y la metí en el primero ¡no lo podía creer!", dice Peirano con emoción.



"Fuimos con una mano atrás y otra adelante. Teníamos un solo juego de camisetas. Las teníamos que lavar nosotros después de cada partido porque el olor era insoportable. Para colmo, como llegamos sobre la hora del campeonato, nos tocó un edificio que estaba detrás de todos y sin terminar. Sin baños, sin cortinas, con lo mínimo indispensable. Teníamos que colgar sábanas para que el sol no nos molestara de mañana y poder dormir un rato más. Fue todo a pulmón", recuerda el "Niño" Sosa.



"Lo peor llegó después de haber salidos campeones. Durante el torneo mirábamos los folletos que había de Los Ángeles y soñábamos con ir a los Juegos Olímpicos. Estábamos entusiasmados, muy motivados, pero después del festejo los dirigentes nos dijeron que no íbamos a ir, que no había dinero. Nos queríamos morir... fue una gran decepción, dejamos el alma para poder ser olímpicos", dice Peirano.



"El grupo fue notable, estábamos juntos todo el día, se fue paso a paso y se logró lo que pocos imaginaban. El golpe fue cuando nos enteramos que no íbamos. Al final fue Brasil, que había perdido la final con nosotros, y terminó jugando por la medalla de oro con Francia. No sé lo que podía haber pasado, pero había jugadores como para poder aspirar a alguna medalla", dice hoy José Luis Sosa.



Los dos recuerdan el gol. "Nació en una avivada de Edgardo Martirena, paró la pelota con la mano, el juez no lo vio, se la pasó a Púa y éste me la dio a mí en el área, me dejó solo", cuenta Peirano.



"No entraba más.... lo vi todo pero era tan grande la ansiedad que no veía que la pelota tocara la red", recuerda el "Niño".



Pasaron 27 años de aquella clasificación. Los Juegos Olímpicos de Los Ángeles pudieron ver a Uruguay en acción, pero no pudo ser. Ya hace 84 años que se busca una medalla.



MIGUEL PEIRANO ES EL DE CAMPERA Y BUFANDA



1 COLOMBES
Uruguay fue medalla de oro al vencer a Suiza en la final 3-0
Los Juegos Olímpicos de 1924 se celebraron en París, Francia, entre el 4 de mayo y el 27 de julio. Uruguay participó por primera vez en el fútbol y logró la medalla de oro al vencer en la final a su similar de Suiza por 3 a 0. Los celestes alinearon con Mazali, Andrade, Nasazzi, Arispe, Ghierra, Vidal, Urdinarán, Scarone, Cea, Petrone y Romano.




2 AMSTERDAM
La celeste logró otra vez el oro al derrotar a la Argentina 2-1
Los Juegos de 1928 se llevaron a cabo en Amsterdam, Holanda, desde el 17 de mayo y al 12 de agosto. Uruguay concurrió en fútbol como campeón olímpico y logró retener la medalla de oro al vencer a la selección argentina en la final 2 a 1. El primer choque entre ambos había finalizado 1 a 1. Fue el preámbulo de la primera Copa del Mundo de 1930.




Tabárez lo armó en 7 días



El maestro Óscar Washington Tabárez tuvo que armar una selección para jugar el Campeonato Panamericano, clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Los clubes no cedían a sus futbolistas y el técnico apeló a los que más conocía. José L. Sosa fue el arquero, José Batista, Álvaro Pérez, Santiago Ostolaza y Juan Rabino en el fondo; Yeladian, Ricardo Perdomo, Víctor Púa y Luis Heimenn los volantes; y arriba, Rudy Rodríguez y Miguel Peirano en ofensiva. Daniel Carreño, Edgardo Martirena, Azzinari, Larrañaga y M. Picún integraron el plantel.





Gracias por la caricatura, las fotos y los datos al Sr.Leonardo Infantini

13 oct. 2011

AQUELLOS MAESTROS.....






ESTE BLOG PRETENDE FOMENTAR LA CULTURA MARITIMA Y PORTUARIA.



NO PODEMOS HABLAR DE CULTURA SIN HABLAR DE EDUCACIÓN, COSA PARA LA QUE EL RESPONSABLE DE ESTE BLOG NO SE SIENTE AUTORIZADO.



NO OBSTANTE QUEREMOS APORTAR NUESTRO GRANITO DE ARENA RESCATANDO LOS NOMBRES DE AQUELLOS GRANDES MAESTROS QUE SUPIERON HACER DE NUESTRA EDUCACIÓN UN MOTIVO DE ORGULLO:



HOMENAJE A LOS MAESTROS









En tiempos de festejos, en que se reivindica el nacimiento del “ser uruguayo”, son dos los pilares básicos que a través de la historia oriental sostienen esta idea y refuerzan la trillada frase de “como el Uruguay no hay”.


Alimentan nuestra vanidad tanto los éxitos futboleros, como nuestra educación, construyendo en el imaginario que somos tan hábiles "así en las canchas, como en las aulas".
Caras visibles de estas construcciones colectivas son los Scarone y los Schiaffinos , los Suárez y los Forlánes pero ¿y en la educación?


Salvo la venerada figura de José Pedro Varela, a esta altura con más de mármol que de sangre, se desconocen quienes fueron los artífices de aquella educación de la que nos vanagloriamos y de la que, como la caverna de Platón, sólo quedan algunos aparentes resplandores.


Conocer algunas de estas figuras y sus obras, quizás mejore el norte de nuestra brújula, retomando en materia educativa el camino que nunca debimos perder.
Preguntar a aquellos grandes maestros ¿como lo hicieron? y ajustar lo que fue nuestra “mejor educación” a las actuales realidades, nos permitirá reverdecer los laureles en la educación como se hizo con el fútbol permitiéndonos una esperanzadora proyección al futuro.

Concientes que son cientos los nombres de los grandes hacedores de nuestra educación a lo largo de la historia, hemos tomado de la web del museo pedagógico José Pedro Varela (http://www.crnti.edu.uy/museo/index.html) algunos nombres.
________________________________________________________________________

Jacobo Varela
(1841-1900)



Nace y muere en Montevideo. Hermano de José Pedro Varela, hizo realidad muchas de las concepciones de su hermano, tempranamente caído. Fue Inspector Nacional, Ministro de Hacienda y de Fomento. Fue él quien demostró la grandeza y magnitud del Puerto de Montevideo, obra colosal, que se hizo sin hipotecar al país, ni comprometer su futuro.
En 1880 solicita el "Fuerte" para instalar allí la Escuela Normal. En 1882 comienza a funcionar el Internato Normal de Señoritas a instancias de Jacobo Varela, el cual viaja en 1881 por el interior del país para difundir el futuro Internato para que "cuente entre sus alumnas, a jóvenes de familias honestísimas". Ese Internato nació pobre en cuanto a mobiliario y material educativo, pero rico en cuanto a la calidad de las Maestras que darían vida seria, fecunda y triunfal. Fueron ellas: María Stagnero de Munar, en la Dirección y Adela Castell en la Subdirección.
En 1882, renuncia a su cargo por discrepancias con una resolución del Presidente Máximo Santos, el cual destituyó a dos Inspectores y nueve maestros de la capital, por reclamar "por el pago de algunas mensualidades que le adeuda la Nación ..."
Creó y trazó planos de edificios escolares, modelos para la ciudad y la campaña. Suyos son los diversos modelos de material escolar incorporados al mobiliario de nuestras escuelas (bancos, pupitres, escritorios y bibliotecas). Intervino en problemas de higiene, de programas, de textos, horarios, distribución del tiempo, exámenes, asuetos, vacaciones. Como administrador de las finanzas escolares llegó a duplicar y triplicar el producido de la renta, mediante la reforma y organización de los procedimientos de percepción de los recursos escolares.
Sus esfuerzos tendían a seleccionar moral e intelectualmente al personal enseñante, a asegurar su independencia económica y rodear al maestro de respeto y consideración social.
Creó el Boletín Oficial de Instrucción Pública, publicación mensual cuyo primer número apareció en mayo de 1880. Por el citado Boletín se hizo conocer la marcha y el desarrollo de la Reforma Escolar.
A él se debió la designación de maestras como Directoras de escuelas de varones, pese a la prédica en contra de la prensa nacional.
Incorporó la práctica de gimnasia en todos los grados escolares y oficializó la enseñanza de la costura en los colegios de niñas. Su inteligencia flexible y su curioso ingenio creó un banco-mesa que lleva su nombre.
_________________________________________________________________________
María Stagnero de Munar




(1856-1922)

Heredó del padre la infinita bondad y espíritu criterioso y sereno que lo caracterizaba; y de la madre la firmeza que supo poner siempre en sus justas y ponderadas resoluciones. En marzo de 1872, a los dieciséis años, María Stagnero se recibe de Ayudante, entrando a actuar poco después en la misma escuela de la que fuera alumna. Son los momentos en que se inicia la Reforma Escolar. Su espíritu está preparado para acoger con toda simpatía esa reforma que sustenta principios que tanto armonizan con las propias ideas. Se prepara para obtener título de maestra de 2º grado y rinde el examen obteniendo la nota de "Sobresaliente" conquistado por primera vez en Montevideo, por una mujer.
En 1876 José Pedro Varela, nombra Comisiones para inspeccionar las escuelas comunes e informar de su estado. En la Escuela No 22 hallan a la señora de Munar dictando sus clases con la conciencia del verdadero maestro; sus métodos no son los corrientes; allí no se enseña de memoria; todo se razona. El alumno tiene libertad para expresar sus ideas, para pedir una aclaración cuando no ha comprendido. La enseñanza no se impone y los conocimientos se adquieren por el conocimiento propio y se aceptan por la propia conciencia.
En agosto de 1877 se crea la escuela de 3er grado No 2 cuya dirección es confiada a la señora de Munar. En esa oportunidad, se compromete a obtener el título superior en el más breve plazo y con ese objeto agrega a sus clases normales, otras con profesores particulares. Interviene en las conferencias pedagógicas organizadas por Varela. Algunas de ellas, que le fueron confiadas, se publicaron en la Enciclopedia de la Educación y en la Memoria de Varela.
En 1879 es directora efectiva de la escuela de 3er grado No 2 y se consagra a hacer realidad la reforma vareliana, dándose toda a su escuela. En ese año se produce el deceso de José Pedro Varela, dejando acéfala la cátedra que dictaba en los cursos normales. La Sociedad de Amigos de la Educación Popular designa a la señora de Munar para regentearla. Es un honor no igualado pues es la única mujer que dictó clase en esos cursos.
En el año 1882 la Reforma llega a ser ya una realidad tangible. Jacobo Varela, hermano y sucesor de José Pedro Varela, recoge con fervor y con valentía la herencia. Comprende que debe fundar en Montevideo una Institución que difunda por todo el país, los beneficios de la Reforma. Es necesario crear la Escuela Normal y llegar así a todos los resultados integrales que se vislumbran. Y encuentra en María Stagnero de Munar la idoneidad, el espíritu, la energía y la feminidad necesarias para la Dirección del Internato Normal de Señoritas. Le ofrece el cargo que ella rechaza ante la enorme responsabilidad que implica: tenía entonces veintiséis años. Pero Jacobo Varela insiste y convence a la joven maestra. El día 15 de mayo de 1882 inicia sus clases la nueva casa de estudios con 15 alumnas todas internas.
La señora de Munar enseña Pedagogía viva, real, humana, fecunda y de rendimiento efectivo. Enseña Pedagogía siguiendo a Berra cuyas directrices influyen en ella claramente. Pero luego se independiza, e imprime su sello propio, su modalidad inimitable, su fuerza de convicción que emana de su propia y grande autoridad personal y es una maestra de Pedagogía aún no superada. En 1912 su estado de salud le impone el retiro de las actividades docentes

_________________________________________________________________________
Enriqueta Compte y Riqué





(Barcelona, 31 de diciembre de 1866 – Montevideo, 18 de octubre de 1949), maestra uruguaya nacida en Cataluña, fundadora del primer jardín de infantes de Sudamérica1 en 1892, y famosa por haber contribuido de forma decisiva a la enseñanza preescolar en el Uruguay y Latinoamérica.
Hija de padres catalanes, Enriqueta Compte y Riqué emigra al Uruguay con su familia siendo aun una niña. A pesar de su miopía, Compte logra superar su problema y se dedica a estudiar magisterio, graduándose con sólo 19 años como maestra de tercer grado. En 1887 viaja a Europa en misión oficial, enviada por el gobierno de Máximo Tajes, para especializarse en educación preescolar; tenía encomendado interiorizarse de las enseñanzas de Friedrich Fröbel, motivo por el cual recorre Bélgica, Alemania, Holanda, Francia y Suiza.2
Realizó numerosas publicaciones en revistas y libros especializados en niños de entre 3 y 6 años de edad. Con métodos psicológicos y pedagógicos, su trabajo se inclinará a estudiar a los niños respetando su individualidad y capacidad personal de aprendizaje.
También se integró a varias asociaciones que tenían por objetivo la lucha contra la tuberculosis, como la Liga Uruguaya contra la Tuberculosis, y contra el alcoholismo y la trata de blancas.
Fue precursora de la enseñanza laica, basada en las igualdades sociales y la superación de prejuicios y obstáculos que, a su criterio, eran perjudiciales para el alumno, pero sobre todo, para el niño en tanto ser humano que no merece quedar marcado por un mundo lleno de disparidades de metas y posibilidades.
Su gran principio moral como educadora se puso de manifiesto cuando expresó:
"Cada vez que se abre mi escuela dos ansias llevo dentro, segura de ser feliz si las veo satisfechas: una es la de probar algo nuevo, otra la de buscar corregir los defectos descubiertos el día anterior".3
Fallece en 1949 en Montevideo, con 82 años.
________________________________________________________________________
Federico Froebel.



(1782-1852)

Pedagogo alemán, tuvo estrecha amistad con Pestalozzi. Es el creador de la "escuela activa" que tiende a fomentar en el niño el deseo de actividad y de creación mediante juegos graduados y atractivos que tienen en cuenta su desarrollo espiritual.
Creó el primer material didáctico que los llamó "dones", y eran juegos y figuras geométricas por medio de las cuales se pretendía dar al niño diferentes valores, sentido moral, atención, lenguaje, color, forma, movimiento, etc. En el método froebeliano el niño nunca está inactivo, juega de manera organizada y metódica con el material de sus creaciones, de sus juegos espontáneos. Los preceptos de Froebel se basaban fundamentalmente en que nunca se debe destruir, sino por el contrario, inspirar al niño amar lo hecho, y enseñarlo a conservarlo.
Volver
_____________________________________________________________________



Ana María Montessori.



(1870-1952)

Nace en Chiaravalle, cerca de Ancona en Italia. Muere en 1952 en Nordwijk en los Países Bajos. Fue la primera mujer que hizo estudios de medicina en Italia, en 1896. Y en los años siguientes trabajó como auxiliar en la clínica psiquiátrica de la Universidad de Roma, y entre otras cosas estaba encargada de los niños retrasados mentales. El tiempo que dedicó a estos niños, y observar su necesidad de jugar, la incitaron a estudiar los medios para educarlos. Es entonces que se consagra a los problemas de la educación. Después de estudiar pedagogía, participó en la modernización de un barrio pobre en Roma - San Lorenzo - haciéndose cargo de la educación de los niños. San Lorenzo fue el comienza de un movimiento de renacimiento que sirvió para reafirmar su fe en la posibilidad de mejorar la humanidad mediante la educación de los niños. Ana María Montessori basaba su labro en principios científicos, pensaba que la infancia era una prolongación del acto de la creación. Fue una auténtica exponente de la nueva pedagogía como movimiento internacional. En efecto, su reforma no se limitaba simplemente a una operación mecánica de sustitución de viejos métodos por otros supuestamente mejores. El proceso era reformatio, en el sentido original de renovación y reestructuración de la vida.

_________________________________________________________________________
Luisa Luisi Janicki








(Paysandú, 14 de diciembre de 1883 - Santa Lucía, 10 de abril de 1940), poetisa, pedagoga y crítica literaria uruguaya del Modernismo.



El padre, Ángel Luisi Pisano, italiano, trajo a América sus ideas masónicas de libertad, la madre, María Teresa Josefina Janicki hija de polacos exiliados en Francia, recién casados, llegan en 1872 a Entre Ríos, Argentina y en 1878 a Paysandú, Uruguay. En 1887 se instalaron en Montevideo.
Los Luisi - Janicki fueron una familia de trabajadores y educadores que se desarrolló en un ambiente de resistencia y rebeldía, de pensamiento muy liberal para la época. Todas sus hijas estudiaron magisterio y algunas de ellas siguieron carreras universitarias siendo de las primeras mujeres profesionales.
Luisa fue una estudiante muy aplicada y estudió Magisterio en el Instituto Normal de Señoritas "María Stagnero de Munar", carrera en que se graduó en 1903. Inició su carrera como ayudante de la Escuela de Tercer Grado número 2, para luego dirigir la Escuela de Práctica de segundo grado y la Escuela de Aplicación. Muy joven aún, fue redactora del gran diario La Razón de Montevideo. Integró el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal entre 1925 y 1929; en este último año se jubiló. Fue profesora de idioma español en la Sección Femenina de Enseñanza, y de Lectura y declamación en el Instituto María Stagnaro de Munar. Sin embargo, en su vida hubo un espacio destinado a la poesía. Logró publicar cuatro poemarios, mientras que también incursionó en la prosa con otros cuatro trabajos editados y principalmente dedicados a la educación. Participó como delegada oficial en el Congreso del Niño realizado en Buenos Aires en 1916, y ocupó el cargo de secretaria en la Sección Educación del Segundo Congreso del Niño, llevado a cabo en Montevideo tres años después. Contrajo en su madurez una parálisis irreversible que la consagró a una vida sedentaria. Destacó como crítica literaria. Fue declarada socia honoraria por la Asociación de Profesores de Primaria de Río de Janeiro. Murió en 1940.
_______________________________________________________________________

Alicia Goyena.

Nació en Montevideo, en 1897, docente uruguaya de fecunda trayectoria. Estudió en el Instituto Batlle y Ordoñez (I.B.O.), creado en 1912, por una ley propuesta por el presidente Batlle y Ordoñez (1856-1929), como una necesidad de incorporar a las mujeres a la vida cultural y social activa.

En esa institución comenzó a ejercer la docencia en 1918 como profesora de Historia Americana, más tarde en 1922 ocupó la Cátedra de Literatura, sucediendo en el cargo a la poetisa Ma. Eugenia Vaz Ferreira, quien había sido su profesora. Paralelamente, y ya en la década del 30, bajo el gobierno de Gabriel Terra (1873-1942), se desempeñó como Secretaria de Redacción de la revista "Ensayos", publicación impulsada por un grupo de profesores con el objeto de promover y preservar los valores culturales y cívicos de la nación.

Salvo algunos artículos de pedagogía, no dejó casi obra escrita; su obra se veía en la práctica, en la vida misma, en diálogos con el alumnado. En 1944 fue designada Directora del I.B.O. donde impuso una dirección ejemplar. Aspiraba a la creación de una cultura superior, porque creía que el alumnado, después de egresado, debía seguir educándose a sí mismo, sin dogmatismos ni preconceptos.

Su idealismo se proyectaba hacia el plano de la axiología (=teoría crítica de los valores), y de la defensa del laicismo. Tomaba como ejemplo a José Enrique Rodó (1871-1917) y Carlos Vaz Ferreira (1872-1958); tenía la pedagogía del respeto, insistía en la orientación hacia los valores esenciales, que debían nacer, no por imposición sino de adentro hacia afuera del alumno.

Su gran secreto era que sembraba amor: detrás de su suave y agradable voz había firmeza y voluntad, pues era valiente para enfrentar situaciones difíciles, a veces, dramáticas. Su modestia y humildad, su generosidad, su don de escuchar, son un ejemplo que perdurará en la memoria de los uruguayos.

Murió en 1977, luego de 33 años al frente del Instituto, apenas unos meses después de haber sido destituída por el gobierno de facto.

En 1982 por un Proyecto de Ley, se designa al Liceo No. 29 con su nombre, y en 1986, se crea la Cátedra Alicia Goyena para honrar su memoria, con el objetivo de elevar el nivel de educación de los docentes en todas las formas de expresión artísticas, culturales y pedagógicas dentro del marco de gratuidad y laicidad de la educación pública.
_________________________________________________________________________

Alberto Gómez Ruano






(1858-1923)

Profesor, pedagogo. Nace en Montevideo el 22 de Enero de 1858. Desde niño demuestra perseverancia en sus estudios. Obtiene por concurso la Cátedra de Geografía Universal en Enseñanza Secundaria. Luego de su vuelta de un viaje a Europa, al que fue alentado por Jacobo Varela quien era Inspector Nacional de Instrucción Pública, piensa crear en Montevideo un Museo y Biblioteca Pedagógicas del estilo de las que había visto en París. El gobierno del General Tajes apoya su idea y se crea el Instituto por decreto el 25 de Enero de 1889 y es nombrado su director.
Fue también uno de los promotores del establecimiento de un servicio meteorológico en el Uruguay y del Museo de la Ciudad, actual Cabildo, para el cual hizo muchas maquetas que aun hoy se conservan. Fallece luego de una larga enfermedad el 25 de Agosto de 1923.

____________________________________________________________________



Francisco Berra.





(1844 - 1906).

Pedagogo con vastos conocimientos. Fue cooperador eficiente en la obra de José Pedro Varela. Fue un pensador y un teórico anticipado en la educación en América Latina, y por eso puede figurar entre los grandes educadores.
Nació en Buenos Aires, pero fue aquí en Uruguay donde escribió sus libros fundamentales y fue en las escuelas del Uruguay donde tuvieron ensayo y aplicación práctica sus ideas y métodos. Sus obras fundamentales, de valor reconocido en todos los círculos facultativos fueron: Apuntes para un curso de Pedagogía en 1878 y Doctrina de los métodos en 1882.

_______________________________________________________________________

Roberto Abadie Soriano.




(1896 - 1992)

Educacionista y Director de la Biblioteca de los Maestros y del Museo Pedagógico. En la actividad docente fue Ayudante de la Escuela de Aplicación de Varones, Ayudante y Director de Cursos Nocturnos para Adultos, Profesor Encargado de Grupo de Psicología y Pedagogía de los Institutos Normales y Catedrático de Sociología y Economía Política de los cursos de 2º grado que se dictaban en los mismos Institutos.
Ganó el 1er premio en el Concurso de Textos de Historia Nacional organizado por la ex – Dirección General de Instrucción Primaria. Escribió las siguientes obras: "Historia Nacional para las Escuelas primarias", "Album Histórico del Uruguay"; "Manual de Enseñanza Antialcohólica"; "Geografía del Uruguay para los niños"; "
Será recordado por los libros de lectura, también escritos en colaboración con Abadie Soriano. Y es justo que así sea pues por más s de 40 años los niños de este país aprendieron a leer en sus libros. Y esto es trascendente y ya pertenece a la historia de la escuela uruguaya. En 1927 obtiene el primer premio por unanimidad con su serie de libros de lectura "Alegría", "Tierra Nuestra", "Uruguay" y "Optimismo" y más tarde, en 1930 el Consejo de Enseñanza les encarga la redacción de otra serie para la enseñanza de la lectura en las escuelas rurales y así surgen "Poesía", "Campo", "Naturaleza" a los que agrega, en 1940, "Patria" par los alumnos de 4º año.
En 1941, nuevo concurso y nuevo triunfo con los cuatro textos de lectura que se empleaban en los cuatro primeros años escolares, a la que acompaña un meditado estudio sobre la "metodología para la enseñanza de la lectura". Y, en 1946, en el concurso de libros de lectura de 1er año, obtienen premio con tres libros: "El Asno de don Pepe", "La Bolsa de las noventa monedas" y "Los mensajes de don Juan". A esta producción en el terreno de la didáctica de la lectura, debe agregarse su tomo sobre "Método Intuitivo para la Enseñanza del Lenguaje", impreso en 1943.
La primera serie de libros que producen Abadie y Zarrilli provocan un impacto pedagógico muy grande. Es el momento en que llegan al país las más precisas informaciones de la nueva educación y las experiencias y los libros de Montessori, Decroly, Dewey, de la Escuela Pública italiana, que conmueven el ámbito de la docencia primaria e impulsan un movimiento de renovación pedagógica cuyas consecuencias se vivieron por mucho tiempo. Es en esos tiempos, cuando los viejos textos de lectura, son reemplazados por los libros de Zarrilli y Abadie, que sin romper abiertamente con el pasado, constituyen la concreción de una etapa progresista, de profunda vitalidad e inspirada en aquel optimismo y alegría de vivir que era la característica de la época.

____________________________________________________________________




Humberto Zarrilli



(1898-1964)

La trascendencia de la vasta obra realizada por Zarrilli en las distintas actividades docentes y culturales ha de quedar en la historia de la escuela pública uruguaya y en los anales de las letras nacionales. Maestro vocacional, actuó, sin embargo, muy poco tiempo como tal. Su espíritu inquieto y sus ansias de dar todo lo que su poder creador tenía en grado sumo, hicieron que siguiendo fiel a la escuela y sirviéndola durante toda su vida, tomara el camino de la concepción y realización de obras pedagógicas y metodológicas, así como una literatura infantil de excelentes valores, con las que llenó una larga y fecunda etapa que quedará fijada en la historia de nuestra escuela.
Será recordado por los libros de lectura, también escritos en colaboración con Abadie Soriano. Y es justo que así sea pues por más s de 40 años los niños de este país aprendieron a leer en sus libros. Y esto es trascendente y ya pertenece a la historia de la escuela uruguaya. En 1927 obtiene el primer premio por unanimidad con su serie de libros de lectura "Alegría", "Tierra Nuestra", "Uruguay" y "Optimismo" y más tarde, en 1930 el Consejo de Enseñanza les encarga la redacción de otra serie para la enseñanza de la lectura en las escuelas rurales y así surgen "Poesía", "Campo", "Naturaleza" a los que agrega, en 1940, "Patria" par los alumnos de 4º año.
En 1941, nuevo concurso y nuevo triunfo con los cuatro textos de lectura que se empleaban en los cuatro primeros años escolares, a la que acompaña un meditado estudio sobre la "metodología para la enseñanza de la lectura". Y, en 1946, en el concurso de libros de lectura de 1er año, obtienen premio con tres libros: "El Asno de don Pepe", "La Bolsa de las noventa monedas" y "Los mensajes de don Juan". A esta producción en el terreno de la didáctica de la lectura, debe agregarse su tomo sobre "Método Intuitivo para la Enseñanza del Lenguaje", impreso en 1943. La primera serie de libros que producen Abadie y Zarrilli provocan un impacto pedagógico muy grande. Es el momento en que llegan al país las más precisas informaciones de la nueva educación y las experiencias y los libros de Montessori, Decroly, Dewey, de la Escuela Pública italiana, que conmueven el ámbito de la docencia primaria e impulsan un movimiento de renovación pedagógica cuyas consecuencias se vivieron por mucho tiempo. Es en esos tiempos, cuando los viejos textos de lectura, son reemplazados por los libros de Zarrilli y Abadie, que sin romper abiertamente con el pasado, constituyen la concreción de una etapa progresista, de profunda vitalidad e inspirada en aquel optimismo y alegría de vivir que era la característica de la época.

_____________________________________________________________________



José Henriques Figueira.



(1860-1946)

Pedagogo y antropólogo, nacido en Montevideo en 1860. En 1884 fue designado Inspector de Escuelas del Departamento de Rocha.
Entre sus muchas obras destacamos que fue el propulsor de un método de lectura estructurado sobre bases científicas, verdadera innovación pedagógica que se inicia en el año 1892 en que publica el libro de lectura ¿Quieres leer?. Luego vendrán los libros correspondientes a los cursos siguientes, Adelante, Un buen amigo, Trabajo y Vida.
Tuvo con su método, que vencer las ideas existentes en nuestro medio en lo relativo a la lectura. También fundó y dirigió el Boletín de Enseñanza Primaria y autor de una serie de más de 20 obras y un tomo de poesías.



______________________________________________________________________








Isidoro De María.


(1815-1906)

Historiador y periodista. Llamado frecuentemente el primer historiador nacional.

_____________________________________________________________________




Juan Manuel de la Sota.






(- 1858)

Historiador y educador. Nacido en Argentina y emigró a nuestro país en 1820. Se consagró con afán a cuestiones pedagógicas, procurando renovar los métodos de estudio y hacer que la escuela diera más frutos. Escribió varias obras entre las que encontramos su Catecismo Geográfico - Político e Histórico de la República Oriental del Uruguay.

8 oct. 2011

GESTION DE LOS RECURSOS HUMANOS EN UNA EMPRESA PORTUARIA ENTREVISTA A PSICOLOGO JORGE PÈREZ







PSICOLOGO JORGE PÉREZ VALENTI.


Jorge Pérez es de hablar pausado y quedo. Padre de familia, psicólogo, hincha de Defensor, amante del Rock y Jefe de la División Recursos Humanos de la Administración Nacional de Puertos.
Por la complejidad e importancia de su tarea hoy es entrevistado por la Unidad de Comunicación:

TRAYECTORIA:

Por ser hijo de funcionario tuve la oportunidad de ingresar en la sección Garaje de la ANP el 21 de junio de 1980 como chofer y allí permanecía hasta el año 1986.
Luego aprobé una prueba como instructor en un plan de capacitación de los funcionarios (CENFOCAP) que había surgido en la época.
En el año 1993 se cerró el proyecto CENFOCAP dejando en manos de empresas privadas la instrucción de los funcionarios.
Luego de esta experiencia pasé a RRHH en una pequeña oficina de dos personas, para luego ser trasladado a la oficina de Personal. En el año 1998 comencé a desempeñar tareas en la División Administración.
Coincidiendo con la gestión frenteamplista volví a RRHH pero esta vez no como administrativo, si no como Psicólogo, profesión que no había tenido oportunidad de ejercer en la ANP. Hoy soy el jefe de la División RRHH de la empresa.
Cabe Agregar, que paralelamente con la actividad en la ANP, ejercí mi profesión de psicólogo en el ámbito privado; trabajando en distintas actividades que van desde la selección de personal, hasta el trabajo en ONGS con niños de contexto crítico y dificultades de aprendizaje.
También supe ser profesor de informática de alumnos de la tercera edad, una experiencia muy enriquecedora por cierto.

EL JEFE DE RECURSOS HUMANOS:

LA EXPERIENCIA.

En la ANP he trabajado sobre todo en capacitación y en selección de personal, evaluando las necesidades, preparando los programas, haciendo análisis estadísticos.
También trabajé en el área administrativa desarrollando estudios y análisis de trámites y expedientes que esta función requiere.
En la función pública y siendo el jefe de Recursos Humanos el dominio de estos temas es muy importante.

COLABORACIÓN INTERINSTITUCIONAL.

Nuestra experiencia nos permitió colaborar con la Oficina de Servicio Civil para el diseño de planes de evaluación de personal en el proyecto “Esquema básico de ingreso del personal”.
Tenemos un vínculo fuerte de cooperación horizontal en esta materia.

EL ENVEJECIMIENTO DE LA PLANTILLA LABORAL.


Preocupa el envejecimiento del personal en el área pública.
El estado estuvo mucho tiempo sin ingresos de personal, no se tomó en cuenta la dinámica poblacional del personal y hoy estamos enfrentados con este problema.
Debemos entonces plantear estrategias de reemplazo, ingresando personal con criterio y evitar un desangre que ha ocurrido perdiendo el conocimiento de la empresa. No existe lugar que capacite en áreas del conocimiento que son propias de la empresa, solo esta lo puede proporcionar. No se aprovechó la posibilidad de enseñanza de las generaciones mayores y hay que revertir esta situación
Para ello pretendemos ingresar un personal en forma adecuada en número, en capacidad y según necesidades.

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO


Tratar de conjuntar las personas con experiencia con los ingresos recientes, como se realiza por ejemplo en el ambiente de la construcción por iniciativa del MTSS, es una posibilidad. En ANP, si bien es cierto que no se ha llegado a tanto, si lo estamos haciendo.
La experiencia no se obtiene en los mercados de enseñanza.
La ANP comenzó a tomar becarios y pasantes, esto permitió darles una primera experiencia laboral que permite el intercambio de conocimiento, el enriquecimiento reciproco, se retroalimentan con las generaciones mayores.
Es también una manera de que la actividad portuaria se meta en las agendas de los estudiantes ya que no estaba considerada como una posibilidad laboral y a la vez a nosotros nos permite evaluar que les interesa a los jóvenes, hacia donde apuntar y proyectar estrategias a largo plazo.

GESTIÓN POR LINEA DE CARRERA VS. ROTACIÓN.

La alta rotación es propia de las actuales generaciones.
Los jóvenes van rápido y tienen grandes expectativas.
No se desarrolla un aprendizaje adecuado en esta dinámica tan rápida.
En la ANP no hay una política de retención específica. Se busca dentro de la estrategia de “gestión por competencias” buscar a las personas con determinadas habilidades, ver que potencial tienen e intentar desarrollar las capacidades, darles un lugar adecuado y pasar así a lo que llamamos “gestión por línea de carrera”.
Aspiramos a desarrollar una carrera funcional, no obstante en los distintos estamentos hay una fuerte resistencia, sin distinción de edad.
La crítica siempre está presente en determinadas líneas de acción. Por ejemplo: la “evaluación por desempeño” que consiste en evaluar como, o cuanto, aportó la persona a su función y a los objetivos que de ella se esperaban, y darle a esto un valor (en la jerga interna le llamamos “la productividad”) ha sido muy discutida.

CAPACITACIÒN


Otra estrategia que apuesta, entre otras cosas, a disminuir la rotación del personal son los programas de capacitación. Y esto también genera cierta discusión.
El gran desafío que se presenta es ¿trabajamos a medida o de acuerdo a los pedidos que nos hace alguien?
La capacitación requiere de varias estrategias:
Planes de nivelación generacional. Es lo que sería la alfabetización de determinadas temáticas. Por ejemplo: La capacitación en informática. No puede haber portuario que no sepa sobre esto.
Otro es el tema de los idiomas. Muchas tareas portuarias hoy requieren saber inglés, portugués y hasta chino. Y en tal sentido se están dictando clases de estos idiomas.
También hemos abordado la capacitación ya más específica, según las necesidades de determinadas áreas.
Pensamos, y lo estamos llevando adelante, una capacitación a la medida, ajustable a la gestión por competencias, permitiéndonos ver que capacidades tenemos en la ANP y aplicando en consecuencia políticas de nivelación del conocimiento en los distintos estratos.

LA GESTIÒN POR COMPETENCIAS.

Cuando hablamos de competencias, hablamos de conocimientos, destrezas motoras, habilidades intelectuales, comportamientos sociales, y actitudes que requiere el buen desarrollo de determinada tarea y trasladarlos a lo que debe exigirse para realizarla.
En la ANP tenemos definidos, incluso con colaboración desde el ámbito de la enseñanza que desarrolla curriculas de habilidades portuarias (CENNAVE; UNCTAD) cuales son estas competencias básicas para el ingreso a la empresa.
Es así que adherimos a un esquema de competencias que puede ser algo así:
a) Competencias técnicas (conocimientos y habilidades específicos para determinado puesto).
b) Competencias personales
c) Competencias que atraviesan toda la estructura de la empresa, y a las que llamamos “competencias CORE”. Son competencias cardinales vinculadas al negocio y que deberían tener todos los funcionarios las mismas son:
1. Comunicación: Capacidad de escuchar, consultar, trasmitir conceptos e ideas en forma efectiva, clara y fluida, con el objetivo de generar diálogos e intercambios de valor para los integrantes de la organización.
2. Participación, trabajo en equipo: Disposición para trabajar en función de un objetivo en común.
3. Liderazgo: Habilidad para orientar la acción hacia un objetivo determinado, ideando soluciones nuevas y diferentes, debiendo cuestionar o generar cambios en los procesos establecidos.
4. Conocimiento del negocio: Conocimiento y comprensión de la estrategia del negocio, con el objetivo de sentirse parte del mismo.

Teniendo definidas las competencias CORE, las técnicas y las personales, a nosotros nos permite tener bien claro cómo, donde y a quién queremos captar al ingreso al organismo y como se desarrollan los mecanismo de ascensos de los que ya estaban.
Esto define así la “Gestión integral por competencias”.
La Gestión integral por competencias nació en el 2005 junto con una reestructura de la ANP que requería necesariamente tener definidas las competencias para los cargos y ajustarlas al nuevo panorama.
Esto es dinámico hay que ajustarse rápidamente al devenir de estas estrategias provocados por los cambios la tecnología cambia, la empresa cambia, el estado cambia…
En la Administración Nacional de Puertos a fin de año ya terminamos con la descripción de los puestos de trabajo, tendremos todos los perfiles y un inventario definido de competencias para los distintos puestos.
También tendremos claras las competencias que están dentro de la ANP y esto no es menor.
Por otro lado estamos llevando adelante la evaluación de desempeño. Hicimos una propuesta que está en manos del directorio para definir cual es el mecanismo más adecuado para evaluar a los funcionarios.
Del mismo modo definimos los procesos de reclutamiento interno y externo.


LA PLANTILLA LABORAL

El numero



En la ANP contamos con 998 personas de los cuales 791 son funcionarios.
Esto implica que el veintiuno por ciento de la plantilla no son funcionarios, son contratos a término para tareas específicas, becas y pasantes aportando en estos últimos casos una primera experiencia laboral.
Tenemos empleados zafrales como por ejemplo en los contratos de personal embarcado en las campañas de dragado. Hay también zafrales que cubren tareas administrativas que duran hasta el ingreso por llamado de personal permanente.
Existe algún caso de gente proveniente de otros organismos en comisión y como funcionarios transitorios.

Las categorías


Tenemos una población con un porcentaje de edad muy alto.
La ANP llegó a tener hasta un promedio de 53 años, hoy es de 49 años y es muy alto todavía.
El mayor segmento de población lo tenemos en la edad de 50 años, con un veinte por ciento que está por encima de los 60 años.
Los menores de 30 años son un doce por ciento.
El grueso, un 51 por ciento, está alrededor de los 50 a 60 años.

Es así que tenemos al veintiocho por ciento de la actual plantilla laboral en condiciones de retirarse en el periodo 2010-2014.Es muy significativo
Hoy hay un once por ciento que está en condiciones de retirarse, pasado de años de trabajo y pasado de edad.
Con este panorama precisamos gente.

Las necesidades de personal:

La ANP según nuestros cálculos para funcionar necesitaría 130 personas más, con determinadas características para cubrir lo que falta y amortiguar el relevo.
En el 2012 hay que volver a realizar un llamado para cubrir la brecha generacional.
Otro tema que hay que considerar es que en la empresa tenemos más caciques que indios.
En los niveles de mandos medios se encuentra concentrada la población de los más de cincuenta años a los que hacíamos referencia. Y esto agrava el problema
Ante las problemáticas planteamos como estrategia focalizar el ingreso del personal en cantidad y calidad para las tareas portuarias.
Pero nos desvela encontrar las respuestas más adecuadas:
¿Cómo desarrollar las carreras?
¿Cómo aplicamos el mecanismo de ascenso con rapidez?
¿Cómo convencemos a las autoridades de que esto se tiene que desarrollar?
La parte operativa portuaria ha evolucionado mucho.
La tecnología impone su ritmo y hoy necesariamente se debe de saber informática e idiomas, algo impensado hace unos años.
Debemos entonces acompasar el desarrollo del portuario para acompasar el proyecto de la empresa.

La parte de infraestructura es la base de grandes proyectos de la ANP.
Se precisa personal de oficio y profesional de dos tipos: uno estable que siga en el tiempo y otro necesario solo en determinadas etapas de los proyectos.
El área administrativa también necesita gente. Y hemos sido muy exigentes a la hora de la selección pidiendo mucha formación administrativa. Necesitamos gente más independiente, que tome desiciones.
También el sector marítimo nos exige personal para tripular las dragas. Hubo un vaciamiento anteriormente de este sector .Las dragas no se utilizaban y hoy en día son estratégicas para la empresa y para el país.

Salud:


Es obligación de la División de Recursos Humanos trabajar la parte social y sanitaria del funcionario. Existen áreas que se ocupan de estos temas pero también es nuestra obligación.
Hemos estudiado el tema del ausentismo de carácter médico del personal.
Llevamos datos estadísticos y vemos situaciones que señalan problemas de salud pero también sociales y hay que ver como tratarlos.
En tal sentido hemos creado un subsistema de “Gestión social y sanitaria” fuera de la estructura. Aquí llevamos parte de las necesidades de los funcionarios sobre todo las relacionadas con la salud. No olvidar nuestra amplia faja etaria de más de 50 años de la que hacíamos referencia y esto pesa.


Alcoholismo y drogadicción.


Siempre hemos tenido problemas de alcoholismo con todo lo que esto trae aparejado.
Con el ingreso de nuevo personal empezaron a aparecer problemas de drogadicción.
En este plano estamos trabajando conjuntamente con la gente de Seguridad ocupacional de la empresa. Las acciones no son suficientes, es un tema muy complejo y de abordaje multifactorial.
Personalmente desearía tener algo dentro de la ANP donde se pueda abordar la problemática con más eficiencia. No obstante coordinamos con otras instituciones del sistema de salud nacional.
El mayor seguimiento y el abordaje, en lo posible prematuro, de la problemática junto con la coordinación, amortiguan en parte la situación pero no podemos hablar de un logro absoluto.

Familia:


En cuanto al relacionamiento con las familias portuarias, nosotros apostamos a un mejor diálogo con el funcionario y su familia, y es parte del trabajo del Subsistema referido en párrafos anteriores. En este último Asistentes Sociales trabajan el abordaje del entorno familiar.

Género:

La cultura portuaria tradicionalmente tiene una tendencia de que el trabajo de este tipo es cosa de varones, particularmente entre el personal de oficio.
Esto no incide en los procesos de selección y reclutamiento, tanto interno con externo, buscamos que no haya estrategias de discriminación.
Si cumple con los requisitos no importa el sexo.
Trabajamos en los mecanismos de inserción, sobre todo en aquellos que hay unas resistencias. Sin ir más lejos hoy tenemos mujeres gruesas por ejemplo.
En el año 2005 las mujeres no pasaban del once por ciento en todos los puertos y ese once por ciento eran administrativas.
Hoy son veinticuatro por ciento de mujeres y ocupan diversos renglones como son los de oficio que antes no se ocupaban con mujeres.
En la operativa portuaria y d e infraestructura hay mujeres no sólo de oficio sino que también profesionales.
También en los puestos jerárquicos el hombre tenía una mayor presencia, hoy se ve fuertemente la presencia femenina.
En la sociedad hay una tendencia a asociare el puerto con e trabajo de cargar bolsas como “trabajo de machos” .Esto se revirtió sensiblemente en el último llamado para pruebas operativas y de equipos tuvimos cerca del cincuenta por ciento de presencia femenina para los distintos puestos.
No es suficiente pero la realidad indica que la mujer se está animando más y las resistencia en los distintos estamentos se está venciendo.

El numero de funcionarios entrevista Psic Jorge Pérez.flv

6 oct. 2011

CARLOS MARÍA DOMINGUEZ PUBLICA SU LIBRO “ESCRITOS EN EL AGUA”




LECTURA RECOMENDADA.





CARLOS MARÍA DOMINGUEZ PUBLICA SU LIBRO “ESCRITOS EN EL AGUA”

“Por paradójico que resulte, tampoco abunda entre los uruguayos la comprensión del estuario que, de Montevideo al Este, se conoce por mar. Su literatura, se diría, no ha puesto un pie en el agua. No me propongo explicarlo. Apenas anotar la extravagancia que llevó a la cultura rioplatense a desentenderse del río que le dio nombre, tal si empeñada en ocultar una vergüenza, enterrara también su fundamento”.

Así escibe Carlos María Dominguez en su libro “Escritos en el Agua” el inexplicable “desentenderse del río” de la sociedad en general y del mundo de la cultura en particular.


En "Escritos en el agua", el periodista y escritor argentino , radicado en Uruguay, reconstruye numerosas y novelescas historias vinculadas al “Río color león” que tanto nos ha marcado.


Define al Río de la Plata como una trampa, tumba de navegantes y destino trágico para muchos.
Dominguez se refiere a los cambios experimentados por el río, su influencia en nuestras costas, en la relación con nuestros vecinos y en nuestros vaivenes como sociedad.



Escribe Carlos María Dominguez:


“Hay en el Río de la Plata una raza de hombres y mujeres de la costa cuyas vidas, igual a esos troncos que las mareas arrojan a la playa, han sido pulidas de forma caprichosa y extraña.
No existe un elemento más blando que el agua y sin embargo, socava la roca y el corazón más duro hasta volverlos irreconocibles”.

FRAGMENTO DEL CAPITULO 12 Pag.155

UN TORRENTE DE MEMORIA Y OLVIDO

…Entre los cauces de la tierra, el Río de la Plata comparte con el Ganges, el viaje de la muerte, pero está solo en el pavor que arrojó a su lecho a miles de persona vivas.
………………………………………………………………………………………………
“Durante la dictadura, acá tiraron cantidad – dice un contrabandista de Carmelo-. En esos años, andábamos trabajando en la vuelta y veíamos los helicópteros que tiraban bultos en la boca del Guazú, donde hay una corriente infernal. Los tiraban con pesas, se ve que buscando la hondura mayor, pero entonces no imaginábamos que era gente”.
……………………………………………………………………………………………….
Crecidas y bajantes exponen a menudo una frontera que el hombre no puede descubrir sin horror por su naturaleza. Es la dimensión de su despojo, la indiscriminación del color, la textura, el olor, las fibras desasidas de lo que fue, lo que el río arrastra entre las pretensiones de sus orillas.
La pata de una silla, el esqueleto de un pez, el hueso de una vaca, la vieja moneda herrumbrada, un pedazo de ladrillo, el bronce de un cañón, un madero de popa y los restos de una hogado.
Y tan macerados, partidos por mitades, pulidos y desnudos hasta el extremo irreconocible de su materia que, del cuerpo alzado, entre lo que es y lo que ha sido, elegimos aterrados, su memoria. Difícil de ver y escuchar, el resto sólo es agua que corre.

Reportaje a Sergio Fernández.flv

1 oct. 2011

Reportaje a Sergio Fernàndez





REPORTAJE A SERGIO FERNÀNDEZ:


Sergio Fernàndez es coordinador de las unidades de trabajo responsables de mantenimientos y reparaciònes en general de la Administraciòn Nacional de Puertos (ANP).


Con enorme sensibilidad y conocimiento nos cuenta sobre los tècnicos, casi artesanos, que pasaron por el puerto, la continuidad del conocimiento y la experiencia intergeneracional, la ley de 1992 y la situaciòn actual.


ARTESANOS CON VALORES:


Mi llegada a la ANP fue en el año 1974 como becario, en un contexto histórico difícil.
Con 17 años ingresé a la División Talleres, sección ajustes, en el mecanizado de piezas.


Nuestra formación se la debemos a aquellos artesanos que eran los técnicos de la División.


Pudimos vivir la transición de los primeros trabajos en máquinas de combustión interna de vapor, a los trabajos posteriores en máquinas de combustión externa.


Parece que fue ayer que veíamos trabajar guinches y dragas a vapor. Veías a los especialistas barbudos y en zuecos, no aparentaban nada y eran unos expertos.


Podría nombrar a muchos, siendo injustos con tantos, pero recuerdo a José Gasparoti.
Lo destaco como compañero, como militante, un héroe anónimo, un referente moral. Se dedicaba a hacer revestimiento térmico a las calderas de los guinches, sin formación sin embargo lo hacía muy bien.


Los compañeros tenían principios tan nobles en una época difícil, que hasta hoy me conmuevo, repito puedo nombrar muchos, Miguel Cabano y tantos otros.


Tenían una generosidad, una noción de lo plural, de transmitir el conocimiento sin mezquindades.
Yo iba con una formación teórica limitada obtenida en UTU, con ellos la reforcé sin dudas.


Sin egoísmos, te transmitían en cinco minutos la experiencia que a ellos les llevó treinta años de oficio.


Esto cuando lo recuerdo me da una emoción importante, más cuando lo comparo con lo que sucede hoy en este mundo globalizado en que los valores son otros, y hay que andar a la carrera.


La grandeza del ser humano, el don de ser, el componente artesanal es insustituible, no hay tecnología, ni computadora que lo supere.


Los galpones de talleres, ruinosos por fuera, ocultaban la maquinaria y la capacidad técnica que había en ellos.


Por ejemplo, para los ajustes se utilizaba un cepillo de unos cuatro metros de largo, era único en el Uruguay.


Para demostrar la capacidad técnica de aquel entonces, recuerdo una avería importante en el motor de una embarcación.


Se lo desarmó pieza por pieza, de estas las que no fueron reparadas hubo que hacerlas de nuevo porque no había repuestos. Se fundió el hierro, se maquinó, le dimos forma en el torno, ajustamos con el cepillo y el motor se armó y quedó funcionando.


Se hacían también trabajos para otras dependencias del estado por ejemplo, vimos hacer con un balancín, rejillas excluidoras para reinas utilizadas en apicultura, eran para el Ministerio de Ganadería y requería de un trabajo de presición en el que había que respetar mucho las medidas.


Eso lo hacían nuestros técnicos, que nunca se les dio el valor de lo que hacían.


En el año 1983, nos plantean la posibilidad de pasar en comisión para participar del montaje de las 6 grúas alemanas TAKRAF, y ahí estuvimos hasta el año 1984, año en el que volvimos a la División Talleres y luego pasamos a Grúas.


En el Puerto teníamos técnicos que por su capacidad eran requeridos por otras instituciones del estado, inclusive por el sector privado alcanzando importantes cargos.


La chatura de la administración pública es a veces por la falta de reconocimiento a su gente.


Recuerdo un compañero que pasó de la ANP a ALUR, donde el compañero innovó, armando un acumulador de cables que parecía hecho en Europa y ¡había sido un técnico nuestro!


Esto es solo un ejemplo, no es una excepción, hay que empezar por reconocer los valores dentro de la empresa pública para que no sufra del desprestigio que tiene.

UN MUNDO QUE CRECE…APARECE EL CONTENEDOR…


Cuando entré a la ANP todo me parecía enorme. Aquellas grúas que levantaban hasta 3000 kgs me sorprendían, luego pude ver las que levantan 40.000kg con 32 mts de alcance y decís esto es insuperable y hoy tenés las grúas de TCP que levantan cuatro contenedores a la vez, no dejás de sorprenderte.


Participamos también, con esa misma sorpresa, de la aparición en el escenario portuario del contenedor.


El primer movimiento de contenedores acá en ANP fue por el año 1980 y fue una cosa novedosa. Hicimos experiencias, lo levantábamos con una percha hecha de caños armada en nuestros talleres. Acoplamos la percha a una de nuestras grúas de motor Diesel, que le decíamos “La mimosa”, y como tal la tratábamos, y con ella hicimos los primeros ensayos.


Había un cariño a la maquinaria por parte del trabajador, teníamos también un guinchecito al que le decíamos “El caimán” y así era todo.


El contenedor cambió las cosas, somos concientes de que hoy el tiempo manda, es dinero sin duda y hay que ser muy eficiente para ser rentables y competitivos.


No obstante yo tengo una visión social, que abarca lo contradictorio de la influencia de la evolución de lo tecnológico sobre el contexto social en países como Uruguay, que no siempre fue (es) positivo, esto no es muy académico, pero es lo que yo viví.


Antes del contenedor llegaban los buques de bandera uruguaya, con tripulación uruguaya, con la mercancía suelta en sus bodegas y lo recibía el personal brasero de OPO y de la Estiba y en el puerto trabajaban cientos de personas. Y era un fenómeno que se extendía fuera del puerto, la Ciudad Vieja estaba llena de bolichitos que vendían refuerzo de mortadela y vino, y con eso mantenían su familia, hoy eso desapareció con el avance de la tecnología. No lo podemos evitar pero el tema es que deja gente en la miseria y agudiza la separación entre las clases sociales.

OFICIOS QUE AGONIZAN Y LA TRANSMISIÓN DEL CONOCIMIENTO.


Entre los oficios que desaparecieron, recuerdo el de fraguador.


El fraguador, además de lo que cualquiera puede asociar con su maseta, la bigornia y la fragua, eran verdaderos maestros del martinete neumático.Recuerdo particularmente al “Mingo” Pesutti, discípulo a su vez de un maestro fraguador de apellido Chevalier que hasta hacía material forjado para cirugía, tal era su habilidad.


Otros oficios que desaparecieron o agonizan son el de cabuyero, el singlero, el calafateador, la velería, etc.


Lo malo es que no hubo un enganche, hemos permitido que se pierda gente muy valiosa con 40 años de experiencia sobre todo en aquellos oficios que siguen estando, como el de mecánico automotriz o torneros.


Mi generación tuvo el privilegio de mamar de toda esa riqueza, de esos oficios, pero hoy eso no existe.

EL PRESENTE:


Estamos en un proceso de actualización de nuestras grúas, pretendemos trabajar con lo que tenemos pero modernizado, “aggiornado” a los tiempos que corren.


La ANP cuenta con doce grúas.


Seis grúas de origen español “Duro Felguera” de 6000 kg de levante con la modificación realizada por nuestros talleres, son utilizadas para levantar bolsas de los embarques de arroz.


También hay seis grúas de origen alemán, marca “TAKRAF”: dos tipo “cóndor” para 40.000 kg y cuatro para 12.500 kg. Son utilizadas con ganchos, para levantar elementos sueltos, y con grapos (son como cucharas) para granel (granos, fertilizante, etc.).

LA LEY DE PUERTOS (1992):


La ley de puertos apareció como consecuencia del avance de la tecnología, el contenedor la forzó.


Lo que criticamos es el espíritu con el que se hizo.


Hay que preguntarse ¿estamos hablando de un negocio o de una acción como sociedad organizada?


El cambio se venía, pero no se lo planteó al trabajador como se debía, no se le dijo “prepárate para esto, el mundo del trabajo está pidiendo otra cosa”.


Se le ofreció en cambio US$ 20.000, se le puso la zanahoria delante de la nariz.


El hombre evaluó y dijo “pongo un boliche, un kiosquito”, “hago el viaje con la patrona que tantas veces le prometí” y al año estaba sin laburo, haciendo changas, en la miseria, de estos hubieron miles de casos.


Y eso no fue leal, se destrozó el tejido social.



Uno se pregunta: ¿mi hermano, mi compatriota… qué está haciendo mi amigo?...¡me está matando!.