Se produjo un error en este gadget.

21 jul. 2011

21 de julio Día del portuario: El primer día del portuario 1943

“… El puerto es nuestro en su doble aspecto; porque somos sus servidores y porque somos uruguayos; y debemos cuidarlo y defenderlo y prestigiarlo con las mas honorables de las conductas porque de él emerge la savia que nos fortalece y fortalecemos a los nuestros”. Manuel Cean



21 de Julio de 1943

Así nació el Día del Portuario

Un artículo de la revista Quilla, publicado en 2006, cuenta la creación del Día del Portuario y describe cómo fue el primer festejo. La publicación se remite a su antecesora Acción Portuaria, que informaba: “fue Julio Herrera Sanguinetti, en aquella época miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Funcionarios Portuarios, que en abril de 1941 presentó una interesante iniciativa: la creación del Día del Portuario”.

En su exposición de motivos decía Herrera Sanguinetti: “...llevados por un espíritu amplio que abarque mucho más que los problemas económicos, debemos encarar el problema de la intensificación de la camaradería,....uniendo la gran familia portuaria en una sola idea: confraternización”.
“Muchos factores influyeron para que fuera postergándose la celebración de ese Día del Portuario,... pues en todas las programaciones de superación... fundamentalmente debe tenerse en cuenta siempre la solución a darse al enmarañado problema de la psicología del personal portuario”, señalaba el artículo de Acción Portuaria.
El primer paso fue una nota de la AFP al directorio de la Administración Nacional del Puertos, fechada el 9 de julio de 1943. “La Asociación de Funcionarios Portuarios ha establecido, conforme lo preceptúa su Estatuto, el Día Portuario, y para ello hemos fijado la fecha conmemorativa de la ley de 21 de julio de 1916 que dio forma jurídicamente orgánica y oficial, definitivamente, a lo que hoy constituye la Administración Nacional del Puerto de Montevideo. Sin intención ni distinción de afectos personales ni políticos, rendimos así tributo al que en la época era Presidente de la República, Dr. Feliciano Viera, y al que fuera su primer presidente, Don Alfredo Labadie, hasta su definitiva desaparición; al primero, por su jerarquía de Primer Magistrado y propulsor incontenible de la ley-frente a los intereses particulares que impugnaban el cumplimiento de disposiciones legales (evocamos a Discepolo nuevamente!)- defendiendo otros superiores, que eran los de la República; y, al segundo, por haber ejercido la Presidencia del Directorio desde que se inició hasta su deceso, acontecimiento inusitado en la vida administrativa del país”. La nota estaba firmada por el presidente del gremio, Manuel Cean, y el secretario Aristóbulo Fraga.
Fiesta y consagración

En el primer acto oficial del Día del Portuario se dispuso un gran lunch general, realizado en las amplias naves del Depósito 7, ese día 21 de julio a las 16 horas. “Las mesas preparadas al efecto, resultaron insuficientes para dar cabida al numeroso personal presente. Más de miltrecientos portuarios dieron una abigarrada animación a esta fiesta eminentemente popular, sin protocolos, llena de alegría y pletórica de entusiasmo”, evocaba Acción Portuaria. “Una nota bulliciosa y emotiva, la dieron los remolcadores de la flota portuaria, maniobrando gallardamente empavesados, frente al Depósito 7… Las sirenas se internaron por las calles de la ciudad contiguas al puerto, provocando de inmediato una crecida concurrencia de personas que se sumaron a los portuarios en la celebración del Día del Portuario”, describió la histórica revista. Eran los remolcadores: Antonio D. Lussich comandado por José M.Mazzeo; el Powerfull capitaneado por Saturnino Bustos Martínez; el José Pascual piloteado por Juan Maresca; el Plata dirigido por Octacilio Daguerre; y el remolcador del Dragado T.R.3, que guiaba Ángel Saturno.


Después de tantos años de aislamiento colectivo, parece haberse encendido el sol de la amistad en el horizonte portuario para que sus rayos iluminen-en azul esperanza- el sendero del afecto y del entendimiento de todos en beneficio de todos… El puerto es nuestro en su doble aspecto; porque somos sus servidores y porque somos uruguayos; y debemos cuidarlo y defenderlo y prestigiarlo con las mas honorables de las conductas porque de él emerge la savia que nos fortalece y fortalecemos a los nuestros”, afirma en su discurso inaugural Manuel Cean, presidente de la AFP, en el primer festejo del Día del Portuario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.