Se produjo un error en este gadget.

1 abr. 2011

EL MAR Y LOS COMICS: LOS VALORES EN EL MAR


Con la creación de blogs dedicados a la pintura marítima(http://www.unmardepintura.blogspot.com/) y también al humor y los comics(http://www.unmardehumor.blogspot.com/) , intentamos difundir la cultura marítima y portuaria con otras formas de lenguaje y códigos. La finalidad es poder llegar a distintos tipos de públicos, permitiéndonos por otra parte demostrar que la referida expresión cultural está presente en los más diversos ámbitos.

El blog de humor ha tenido una gran aceptación, no obstante se han hecho algunos cuestionamientos a la temática de los comics (nosostros los llamábamos "revistas de chistes" o

"historietas").

Género considerado "menor" dentro de la cultura, no falta quienes piensen que los comics son cosas de chicos o peor aún de tontos , concepto con el que discrepamos .

Basta ver los guiones (en los que se combina con habilidad la crítica y el humor ) y el cuidado estético de la mayoría (sin ir más lejos ponemos el ejemplo del comics de Harold Foster el "Principe Valiente", recientemente subido al blog).

Como si esto fuera poco y para nuestra sorpresa, hemos encontrado en internet un proyecto presentado en España en el año 2007, más concretamente en el PUERTO DE SANTANDER, por el ingeniero JORDI OJEDA, con la colaboracion de FRANCESC SOLÉ ,quienes son los responsables del libro “Cómics a Puerto. Un universo marítimo en viñetas”.

El mismo refiere a la presencia e influencia del universo marítimo y portuario en el comic y la utilización del mismo con fines didácticos.

El trabajo no se agota ahí, ya que el material que se fue juntando fue tanto que dió lugar a un segundo libro titulado "Faros de papel".

A continuación reproducimos un fragmento del libro "Cómics a puerto: un universo marítimo en viñetas" referente a "LOS VALORES DEL MAR"(http://comiccienciatecnologia.blogspot.com/2010/03/videoteca-conferencia-27-9-2007.html) :


"Se denominan “valores” al conjunto de pautas que la sociedad establece para las personas en sus relaciones sociales. Cuando coincidimos al decir que alguien obra correctamente, en realidad estamos aceptando y compartiendo los mismos valores morales, que los filósofos y los psicólogos consideran que “más o menos” son los siguientes: libertad, felicidad, honestidad, humildad, amor, paz, respeto, responsabilidad, sencillez, tolerancia social, unidad, ayuda, amistad, caridad, justicia y fidelidad.

En el caso de la gente de mar, su entorno peculiar configura una fuerte identidad que les diferencia y hace que sus valores sean específicos de esta comunidad.

Los valores de la gente del mar se manifiestan de una forma particular y acaban constituyendo una verdadera cultura marítima, permitiendo a sus miembros, reconocerse y comunicarse.

La cultura marítima comprende un conjunto muy amplio y a veces oculto de valores, creencias, normas y compromisos, no siempre directamente observables pero que explican y justifican el comportamiento de sus colectivos.

Un comportamiento influenciado por las condiciones en las que se desarrolla su actividad.

No olvidemos que la finalidad última de un navegante es asegurar la estabilidad del viaje y la consecución de los objetivos, que son llegar a puerto, lo que implica superar las ocasionales crisis de máquinas y aparejos, las, tempestades, piratería, y otros peligros del mar.

La vida profesional del marino es más rica en exigencias extremas que los trabajos normales que podamos desarrollar en tierra, y lógicamente influye directamente en el comportamiento específico y a veces peculiar de la gente de mar.

La percepción global del conjunto de sus experiencias la suelen expresar en una visión particular del mundo. Transmiten una visión utópica de las fronteras y de los límites, que no son necesariamente las de la gente de tierra, situándose más cercanos a los aspectos cualitativos que no a los materiales, lo que le da un amplio sentido de libertad y de aventura, y que muchas veces el mundo del arte (literatura, cine, novelas gráficas, etc.) ha representado con aforismos contundentes, como el que un viejo lobo de mar le lanza a su joven invitado: “… No se puede ir por ahí, a la deriva, sin un sueño…” (El faro, de Paco Roca).


El relacionamiento entre el puerto y la ciudad, así como el compromiso con la cultura marítima y portuaria que lleva adelante el PUERTO DE SANTANDER (http://www.portofsantander.com.es/cas/galeria_virtual.aspx) son un ejemplo a seguir.

Lo es también el estupendo trabajo de JORDI OJEDA y su equipo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.