Se produjo un error en este gadget.

30 ago. 2010

HOMENAJE A SARA LAROCCA

SARA LAROCCA REFERENTE DEL TEATRO NACIONAL Y TODA UNA PORTUARIA.



Hoy 30 de agosto se cumplen 4 años de la desaparición física de Sara Larocca. No es un año más ya que en este 2010 se cumplen 100 años de la muerte de Florencio Sánchez y 100 años del Nacimiento de Alberto Candeau, por lo que podemos hablar de un año muy especial para el teatro, expresión artística en la que Sara fue una de sus principales referentes-
Por este motivo y para reafirmar el carácter de homenaje a las grandes figuras del teatro el Día del patrimonio centralizará sus actividades en este arte, del que podemos decir que Sara junto con Alberto Restuccia, Susana Balestra y otros tantos actores, todos ellos portuarios, representaron lo mejor del teatro nacional
Para los portuarios la figura de Sara es además más que importante por ser la compañera del “Coco” Larocca” baluarte del viejo SUANP (hoy SUPRA) y acompañarlo siempre en su militancia sindical y compromiso político.
Por ello vaya nuestro homenaje.
Sara Aptekar Eplebaum, nacida en Buenos Aires pasará inmortal a la historia del teatro como actriz uruguaya y con el nombre de Sara Larocca.
Murió el 30 de setiembre del año 2006 en Montevideo a causa de un infarto del miocardio.
Fue fundadora del teatro El Galpón casi antes de que existiera, pues se inició en teatro con "La isla de los niños" junto a Atahualpa del Cioppo.
Por las mismas razones de persecución política que obligó a exiliarse a todo el elenco de El Galpón, Sara vivió largo tiempo en Cuba, donde fue condecorada con la Orden de la Cultura Nacional en 1983.
De su extensísima labor como actriz recordaremos el Florencio a la mejor actriz de reparto por su actuación en "Cuento de hadas" (1998).
Su excelencia como actriz a lo largo de décadas es un honor para el teatro nacional; pero creemos que el mejor homenaje que podemos rendirle es, como con Atahualpa, recordar su figura de militante, que culminó, desde su féretro ubicado en el hall de El Galpón durante parte de su entierro, teniendo sobre sus manos, cruzadas sobre el pecho, la roja bandera con el detalle, en color gualda, de la hoz y el martillo.
















EL BURGUÉS GENTILHOMBRE