Se produjo un error en este gadget.

26 ene. 2010

Nuevo Puerto de Montevideo (5ta parte)





Reportaje a Fernando Puntigliano, estratega de la reforma del Puerto de Montevideo .

“Me voy con la conciencia tranquila”

Por Armando Olveira

El 31 de agosto se retiró de la presidencia de la Administración Nacional de Puertos, para iniciar una nueva carrera profesional como gerente de la minera Aratiri, de origen hindú y capitales anglo-suizos, dedicada a la extracción de hierro en la localidad de Valentines, en el departamento de Florida.

Sus cuatro años en la ANP no pasaron inadvertidos. Fue señalado por el diario La Nación de Buenos Aires como el “gran secreto” del “envidiable crecimiento” del puerto de Montevideo. “Me voy con la conciencia tranquila. Propusimos un plan ambicioso y recuerdo que mucha gente pensó que era una utopía. Pero la realidad se alineó con nuestros proyectos. No fue un logro personal, sino el trabajo de un equipo que encaminó de manera irreversible diez de los doce proyectos propuestos hace cuatro años. Solamente nos queda en el debe la parte estatal del Puerto Capurro y el traslado de la base de la Armada”, recuerda el ingeniero Fernando Puntigliano.
No obstante admitió que el mayor mérito de su gestión fue haber aprovechado una coyuntura positiva. “Siempre digo que no solo se debe medir un gerenciamiento por el crecimiento, sino por el market share del Estado en un negocio expansivo; y en eso también nos fue bien”.
El primer desafío fue crear una estructura matricial de gestión, para orientar a la ANP hacia una estrategia de eficiencia. El proceso se inició en enero de 2008 y concluirá con el llamado a los concursos para cargos de responsabilidad de personal. “El reglamento ha sido presentado al sindicato para que nos de su opinión y la convocatoria se iniciará este año. Fue un proceso complejo en el que participaron muchos funcionarios y abarcó muchas reuniones y negociaciones con el Ministerio de Economía y Finanzas, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la Oficina Nacional del Servicio Civil y la red de empresas públicas”, explica.
Puntigliano se retira con un crecimiento de la operativa portuaria sin antecedentes en el país y la región. En 2004 se movilizaban 424.790 teus de mercadería contenerizada. En 2008 la cifra aumentó a 695.240 teus. El incremento se sitúa en 69%. “En este período hemos triplicado el área disponible del puerto de Montevideo”, concluye, a modo de balance.

“Una idea que no salió como esperábamos fue la creación de una Comunidad Portuaria del Uruguay Marketing, pero, a su vez apareció el Instituto Nacional de Logística de cooperación entre públicos y privados”.

“Otra iniciativa frustrante fue el traslado de la Base de la Armada Nacional al Cerro, por falta de recursos y por resistencia de la sociedad civil”.

Doce objetivos
-Reorganización interna de la ANP.
-Política de dragado y recuperación de dragas propias.
-Concluir las obras del proyecto Cuenca del Plata.
-La construcción del Muelle C con recursos de la ANP.
-La terminal para chips de madera Obrinel
-La construcción del Muelle D para productos forestales
-La instalación de una terminal pesquera en Capurro.
-La optimización del Acceso Norte y relleno de doce hectáreas ganadas a la bahía.
-La creación de un puerto seco de 110 hectáreas en Puntas de Sayago.
-La utilización de la playa de maniobra de AFE como terminal ferrocarrilera de transferencia.
-La limpieza de la bahía por la extracción de barcos hundidos.
-La puesta en funcionamiento de los scanners de control aduanero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.