Se produjo un error en este gadget.

11 may. 2009

Relación Puerto Ciudad


El tema de los puertos en el caso concreto de Uruguay se tejió en el entramado social de tal forma que prácticamente en todos los casos la construcción de un muelle y de un par de precarias instalaciones propiciaron el establecimiento en el lugar de un pequeño grupo de personas que rápidamente acrecentarían su número permitiendo el surgimiento de la sociedad de la Banda Oriental primero y de la uruguaya después, complementando la fuerza impulsora de las actividades vinculadas con la tierra y el ganado.

Esta interacción entre lugares físicos y seres humanos fue generando sociedades que crecían en derredor de los puertos estableciéndose una relación tan estrecha que sus propias existencias estaban entrelazadas, es que la actividad comercial así lo imponía, el transporte de cargas y pasajeros uniendo los países y los continentes por medio de la navegación era fundamental. Uruguay país bendecido por la calidad y extensión de sus costas no podía estar ajeno a esto y en un lento pero constante proceso se irían estableciendo zonas de actividad portuaria a lo largo del Río Uruguay, Río Negro, Río de la Plata y en las aguas del Océano Atlántico.

Hoy en día por razones propias de la operativa portuaria y de las normas internacionales de seguridad los puertos y la sociedad han quedado prácticamente divorciados, aquél vínculo existente se ha perdido por razones plenamente justificadas y que redundan en incontables beneficios para el país, pero ha de tenerse el cuidado de no propiciar una separación tal entre puertos y población que genere entre integrantes de esta última desinterés que mute en rechazo hacia innovaciones del sistema portuario o cualquier posible intento de modificación o reutilización de lugares incluidos dentro del ámbito urbano.
La evolución de las actividades que se realizan en puerto puede involucrar directa o indirectamente a la población circundante, pasando desde la repercusión del transporte intermodal con el aumento de la circulación de vehículos pesados; la ubicación e implementación de actividades comerciales involucradas al medio marítimo – portuario; hasta el complemento de estructuras portuarias con espacios físicos nuevos o no vinculados históricamente a este ámbito como respuesta a exigencias logísticas, estos hechos suelen tener mayor impacto cuando existe proximidad geográfica.

“En una economía globalizada, los puertos juegan un papel estratégico para la salud del sistema productivo de ciudades, regiones y estados. Estas infraestructuras, por las que se canaliza más del 70 % del comercio mundial en términos de volumen, además de asegurar la conectividad de estos espacios a los circuitos y redes de transporte internacional, son importantes focos de generación de valor para los núcleos urbanos en los que se asientan. Ahora bien, a pesar de su contribución al bienestar de la comunidad, las actividades portuarias apenas son conocidas y comprendidas por los ciudadanos, cuando no mal interpretadas”.*

Además cuando están en juego intereses tan caros para el país y se dan excelentes posibilidades vinculadas a una actividad como la referida, no es conveniente aislar a la población de un lugar como los puertos. Y esto dicho desde la base de que para que se sostenga un proyecto, una realidad, una actividad que bien le hace a toda una sociedad es imprescindible que todos los ciudadanos la conozcan, sepan de sus beneficios, tengan conciencia de su valor. Esto tal vez no asegure en si ningún resultado pero es procedente para que ciertas coyunturas y políticas empresariales no sean manejadas y tratadas por unos pocos en cada tiempo, sino que se responda en cada período según los intereses de toda la población uruguaya.

En la búsqueda de estos fines y planteando la adopción de estrategias para alcanzarlos, uno de los medios con resultados probados en países como México, Estados Unidos e Inglaterra, entre otros, es la puesta en marcha de emprendimientos culturales, destacándose la presencia de la institución Museo. Un Museo Marítimo – Portuario en el contexto uruguayo serviría para presentar la riqueza de los puertos del estado, vinculando pasado y presente con la exhibición de bienes tangibles e intangibles más la concreción de diversas actividades (exposiciones, conferencias, seminarios, cursos, investigaciones a partir de archivos propios, etc.) todo lo cual acercaría a los ciudadanos a una faceta tan vital para el desarrollo del país, promoviendo paralelamente una comunicación abierta y participativa entre el puerto, la sociedad, los medios y las instituciones.

Juan Pedro Gilmes.

*Curso de formación del profesorado de enseñanza secundaria
VI curso internacional de relaciones PUERTO – CIUDAD. 23-27 junio 2008, Santander.

Ruben sigue investigando y recomendando




(Arte marino de Ushuaia)
Museos del Mundo
(Por Ruben Siboldi)

Semana a semana iremos conociendo diferentes museos de más de tres mil que se encuentran en todo el mundo, vinculados a los temas marítimos portuarios, con diferentes experiencias culturales, turísticas y educativas que significan un verdadero atractivo para la población mundial.-
En esta oportunidad me pareció muy adecuado llegar hasta la Republica Argentina (Ushuaia) por esta experiencia diferente.-
Tal vez así, podamos tener panoramas más amplios de todo lo que se puede lograr y hacer, desde el Museo Marítimo Portuario del Puerto de Montevideo, hoy a nivel de lo educativo.-
Espero les interese, me despido hasta la semana que viene.


“Museo de Arte Marino de Ushuaia “
MAMU: Planta Alta, Pabellón III del Museo Marítimo de Ushuaia. Colección de Marinistas y Portuarios - Intenta dar una visión general y equilibrada del desarrollo del arte marino en Argentina, desde 1889 a la actualidad. Los mejores marinistas de Argentina, Italia y Uruguay en una exhibición permanente. Se destacan obras de Quinquela Martín, Osvaldo Imperiale, Eduardo de Martino, Manuel Larravide, Jorge Soto Aceval, Decoroso Bonifanti, Eduardo Induni, Italo Botti, Emilio Biggieri, Armando Ronchetti, Juan Carlos Castagnino, Enrique Policastro, Antonio Berni, Vicente Forte, entre otros.
Entrada sin cargo a Escuelas con docentes. Catálogo de obras y artistas para las Bibliotecas. Para establecer visitas guiadas comuníquese con la Prof. Laura Pozzo, a los teléfonos 437-481 Int. – 33 o 436-321.- De lunes a sábado de 14 a 20. Arte Marino
Múltiples miradas sobre una obra de arte
Actividad de campo: diferencias entre visita guiada y visita asistida o inducida
Lic. Matilde Carolina Llambí Campbell Lic. Arte de UBA
Asesora Museo de Arte Marino de Ushuaia

El programa del Museo de Arte Marino de Ushuaia- Colección Carlos Pedro Vairo
Tierra del Fuego, Argentina

Resumen de los temas a tratar en el Encuentro de Directores de Museos-

Una aclaración pertinente es que este museo se pensó en vinculación con la población de destino, los artistas locales y las potencialidades de la región. El éxito de la convocatoria del programa educativo fue en cierta medida resultado de este hecho.

Objetivos principales:
1. Brindar a los escolares un espacio de comunicación, reflexión, meditación, estudio y conocimiento en relación a las artes visuales.
2- Introducir a la noción del valor del patrimonio cultural de la pintura. Siendo que estábamos frente al primer Museo de Arte de la Provincia, se hizo necesario explicitar el valor y la función de la obra artística en sí misma.
3- Generar una noción positiva del oficio de la pintura, haciendo esta noción extensiva a otros oficios. Énfasis en los materiales y herramientas de trabajo (pinceles, espátulas, tipos de pintura)
4-Destacar el valor de la individualidad de la mirada del artista como marca en el mundo.
5- Generar una discusión que vinculara las aspiraciones de los chicos y las posibilidades económicas de esta región geográfica.


Modalidades:
- Recepción de grupos escolares.
- Actividades extra.
- Realización de la actividad “hagamos nuestra marina” (Se vincula con el objetivo 2)
- Muestra fin de año exhibiendo los trabajos.

Desarrollo.

Uno de los mayores problemas de los Museos en nuestro país es la falta de apelación a la población en general. Es difícil lograr que la mayoría de la población se sienta atraída por los espacios dedicados a la cultura y a la historia. Si incluso en Buenos Aires los más amplios sectores de la población consideran a los museos ámbitos ajenos y eruditos, era necesario acompañar el proyecto del nacimiento del MAMU- en términos de su director, CPV- con una propuesta eficaz de interacción. La niñez es un momento clave para hacer surgir este interés, y el mayor esfuerzo en el programa educativo del MAMU fue hacer sentir identificados a los chicos con lo que estaban viendo.
Se eligieron tan solo cuatro obras de la colección, muy disímiles entre si. Un óleo de Eduardo de Martino (Italiano), una obra de Benito Quinquela Martín (Argentino), una acuarela de Eduardo Julio Nicolai, en representación de los artistas locales y la historia y la identidad fueguina, y una obra de Sergio Boccaccio (Argentino), como representante de la veta más expresiva y libre de la pintura marina.
La elección no fue azarosa. No queríamos marear a los chicos con etiquetas y estilos, queríamos lograr una primera aproximación eficaz al Arte de la pintura. Entre estos cuatro artistas se comprendían las modalidades técnicas más corrientes de la historia de la pintura: óleo (en la obra de De Martino), acrílico (en la obra de Boccaccio), acuarela (en la obra de Nicolai) y durante la visita contábamos con una caja de pomos y herramientas, pinceles de distintos tamaños con la cuál íbamos explicando las distintas técnicas. Esta fue otra medida de aproximación al oficio que se vincula con el objetivo 3, el hacer del artista es una profesión, un oficio. Además esto sirvió para recalcar que las obras no surgen de la nada y las técnicas de expresión y los materiales tienen que ver con las posibilidades tecnológicas de un momento histórico.
Por otro lado la elección de la acuarela de Nicolai despertaba la identificación, porque es una vista de Ushuaia. La familiaridad con la imagen es para nosotros de capital importancia para romper esa brecha enorme entre el espectador de museo (los chicos) y la obra.
Por recomendación de Laura Pozzo la modalidad de las visitas guiadas se basaba en la realización de preguntas a los chicos. Esto tuvo la gran virtud de generar interés desde el comienzo y de hacer más fácil que el conocimiento aflore en sus respuestas. La clave fue el entusiasmo, el reto, el descontento si no contestaban bien. La visita al museo era una suerte de puesta en escena de una amistad divertida donde todos se entretenían.
En todas las obras se intentó un análisis de identificación del tema, la acción, los elementos presentes y la localización geográfica, así como también de la elección del modo de disponer la configuración de la imagen y los efectos de elegir tal o cuál técnica.
Otro factor destacado fue dejar en claro que preservábamos y cuidábamos estas imágenes porque para nosotros contenían información sobre nuestra historia, hechos pasados y presentes para pensarnos y pensar sobre lo que queremos. Para esto se explicaron las condiciones de seguridad, regulación de la temperatura y humedad en sala, y los cuidados de Claudia Maldonado, quien hacía la guardia y hoy está a cargo de las visitas guiadas. También se explicó la necesidad de mantener distancia con la obra, no tocar, etc. y los motivos por los cuáles esto se estipulaba así. (esto se relaciona con el objetivo 2)
Además de mencionar una gama de oficios surgían comentarios vinculados a las profesiones que ofrece esta zona geográfica en particular. Que las imágenes suscitaran actividades económicas como la pesca, el turismo y las actividades portuarias desembocaban en reflexiones sobre las profesiones que los chicos podrían elegir en el futuro.
La realización de la muestra cumplió el objetivo de hacer sentir a los chicos parte de esta iniciativa, y de involucrar a los padres captando su atención sobre el novedoso MAMU en tanto único Museo de Arte de la provincia involucrado en un diálogo activo con la población.