Se produjo un error en este gadget.

27 nov. 2009

Don Alberto Yumati

Con 93 años y más de 50 años de funcionario portuario en sus espaldas se nos fue el compañero Alberto Yumati.
Entre sus muchos méritos,Yumati se encargó de contar la historia de lo que casi nadie registró: Los depósitos portuarios, y (emulando al profesor Barrán) recogió las pequeñas historias, de carácter costumbrista, que hacen la gran historia de los portuarios.
Su ultimo deseo es que sus cenizas sean esparcidas en su "...querido puerto, que tanto yo lo he recorrido..." como supo decirnos una vez.

Transcribimos a continuación una de esas anécdotas.

Que explotadores!
Recuerdos de Don Alberto Yumati .

Si será verdad aquel tango que decía: “no vayas al puerto...¡te pueden tentar!
Hay mucho laburo, te rompés el lomo, y no es de hombre pierna ir a trabajar.!!!!”*
Para confirmarlo enterense ; en el año 1933, en la descarga de azúcar del vapor Lirniell, que atracó en el Depósito 6, esta operación se realizaba de la siguiente manera:
Dos hombres te ponían la bolsa al hombro desde la plataforma de un vagón, el recorrido hasta la estiba superaba los 40 mts y el estibaje escalonado tenía una altura de 6 mts, allí otros 2 te sacaban la bolsa del hombro, esto se repetía durante 8 horas, lo cual el recorrido se hacía más aburrido que el burro de la noria, el peso de la bolsa era de 80 Kilos, asombrense!!!, con el correr de los años…. los americanos nos copiaron inventando al hombre nuclear!!!!


1 comentario:

  1. A los compañeros del Puerto les quedó lo que Yumati atesoró por largos 50 años de labor "la memoria del trabajo manual del Puerto de Montevideo, la memoria que da identidad y pertenencia a una clase que sentó las bases de lo que hoy tenemos" no sólo de un sector, sino del país. Yo apenas lo conocí a través de una de sus hijas, pero sus apuntes me transmitieron lo que buscaba: conocer más sobre los depósitos portuarios.

    Yumati les dio vida, porque detrás de sus líneas se aprende los fines que tenía cada uno. Nos contó anécdotas que hablan del movimiento del Puerto de entonces, con una mirada terrestre anterior a la llegada de los contenedores.

    Hoy, distinto es el destino que tienen la mayoría, como es el caso del Depósito Santos al que me he dedicado a conocer. Gracias Yumati!

    ResponderEliminar

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.