Se produjo un error en este gadget.

19 jul. 2009

Origen de el Día del Portuario (21 de julio de 1943)













Con motivo de celebrase el Día del portuario extractamos de la revista QUILLA (No 321 del año 2006) una reproducción de su antecesora “Acción Portuaria”, del año 1943, en que se informa como surgió la idea de realizar “El Día del portuario” e informa del primer festejo con tal motivo.

Dice Acción Portuaria:
En el mes de abril de 1941, el Sr. Julio Herrera Sanguinetti, en aquella época Miembro de la Comisión directiva de la Asociación de Funcionarios portuarios, presentó a consideración de la citada Comisión una interesante iniciativa.”La constitución del Día del portuario.

Decía el Sr. Herrera Sanguinetti en la Exposición de motivos con que presentó su proyecto:
“...llevados por un espíritu amplio que abarque mucho más que los problemas económicos, debemos encarar el problema de la intensificación de la camaradería,....uniendo la gran familia portuaria en una sola idea: Confraternización”.
Muchos factores influyeron para que fuera postergándose la celebración de ese Día del Portuario,... pues en todas las programaciones de superación... fundamentalmente debe tenerse en cuenta siempre la solución a darse al enmarañado problema de la psicología del personal portuario.”

EL PRIMER PASO.
Nota de la comisión directiva de la AFP al directorio de la ANP.
Montevideo, 9 de julio de 1943.
Señor presidente del Directorio de la Administración Nacional de Puertos, Doctor don Raúl Jude.

Señor Presidente:

La Asociación de Funcionarios Portuarios,.....ha establecido, conforme lo preceptúa su Estatuto, el Día Portuario, y para ello hemos fijado el 21 de julio, fecha conmemorativa de la ley de 21 de julio de 1916 que dio forma jurídicamente orgánica y oficial, definitivamente, a lo que hoy constituye la Administración Nacional del Puerto de Montevideo.
Sin intención ni distinción de afectos personales ni políticos, rendimos así tributo al que en la época era Presidente de la república, Dr. Feliciano Viera, y al que fuera su primer presidente, Don Alfredo Labadie, hasta su definitiva desaparición; al primero, por su jerarquía de Primer Magistrado y propulsor incontenible de la ley-frente a los intereses particulares que impugnaban el cumplimiento de disposiciones legales (evocamos a Discepolo nuevamente!)- defendiendo otros superiores, que eran los de la República; y, al segundo, por haber ejercido la Presidencia del Directorio desde que se inició hasta su deceso, acontecimiento inusitado en la vida administrativa del país.
No envuelve a esta iniciativa ninguna bandería política, pero que la agita, eso sí, el reconocimiento hacia hombres de mérito y alcurnia como quisiéramos que nuestras obras nos recordaran mañana, por nuestros hechos de bien, a las generaciones que nos han de suceder en la vida y en el trabajo y que lo que se evoque sea para grandeza del país y prestigio de nuestro Instituto.

Manuel Cean Aristóbulo Fraga
Presidente Secretario

Después de un serie de actos protocolares, muy bien descritos en la Revista Acción Portuaria, queremos destacar breves párrafos referentes al último acto:

El acto oficial:

Fiesta y consagración....
“...se dispuso el gran lunch general que se realizó en una de las amplias naves del Depósito No7, ese día 21 de julio, consagrado definitivamente Día del portuario, a las 16 horas.

Apetito y entusiasmo...
Las mesas preparadas al efecto, resultaron insuficientes para dar cabida al numeroso personal presente. Más de miltrecientos portuarios dieron una abigarrada animación a esta fiesta eminentemente popular, sin protocolos, llena de alegría y pletórica de entusiasmo.

Show de remolcadores..., participación ciudadana y un recuerdo.-
“Una nota bulliciosa y emotiva, la dieron los remolcadores de la flota portuaria, maniobrando gallardamente empavesados, frente al Depósito No7, maniobras que, celebrando el Día del Portuario, fueron presenciadas y aplaudidas por todos los asistentes.
Las sirenas de los cinco remolcadores,...se internaron por las calles de la ciudad contiguas al puerto, provocando
De inmediato una crecida concurrencia de personas que se sumaron a los portuarios en la celebración del Día del portuario.
Estos remolcadores eran el “Antonio D.Lussich” que comandaba el patrón José M.Mazzeo; el “Powerfull” comandado por el patrón D.Saturnino Bustos Martines; el “José Pascual” piloteado por el patrón Don Juan Maresca; el “Plata dirigido por le Patrón D.Octacilio Daguerre; y el remolcador del Dragado “T.R.3” que comandaba el patrón D.Angel Saturno.

El discurso.
Capitulo aparte merece el discurso del Sr. Presidente de la Asociación, don Manuel Cean, por su vigencia publicamos el siguiente extracto:
“Después de tantos años de aislamiento colectivo, parece haberse encendido el sol de la amistad en el horizonte portuario para que sus rayos iluminen-en azul esperanza- el sendero del afecto y del entendimiento de todos en beneficio de todos.
Vigorizar el espíritu por medio de la vinculación de grandes y chicos, no es desmerecer a nadie ni desequilibrar la esfera de acción de cada uno; porque cada uno sabemos cumplir con el deber, y si no aprendimos todavía, por medio de ese vínculo, quizá encontremos la palabra de la verdad y transformemos el estado apático del compañero remiso. Porque es preciso decirlo: el Puerto es nuestro en su doble aspecto; porque somos sus servidores y porque somos uruguayos; y debemos cuidarlo y defenderlo y prestigiarlo con las mas honorables de las conductas porque de él emerge la savia que nos fortalece y fortalecemos a los nuestros.
Colocados en este plano de identidad funcional, debemos ir al plano de la solidaridad personal y afectiva. Es preciso romper los moldes egoístas que subsisten aún en el ambiente, anulando buenos propósitos y generosas inspiraciones. Nadie vive aislado. Ni los astros, ni el mismo Sol que con toda su magnificencia y poder, precisa del equilibrio sideral para sostenerse y subsistir. Somos un átomo, una parte del conglomerado social-portuario; constituimos un porcentaje de su esencia y de su vida.
Cuando se produce la dispersión de valores, se anula la integridad del ente y éste perece.
Busquemos la unidad para conocernos mejor y vernos con los ojos del espíritu para firmar la solidaridad.
...que este acto del primer “Día del Portuario” sirva para encender de estrellas el camino de la vida de cada uno de nosotros y de vuestros familiares.
He dicho.




2 comentarios:

  1. Excelente recopilación historica, felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los conceptos.El blog es de todos y abierto a todos, , si tienes algùn material vinculado con la cultura marítima,portuaria y naval para compartir lo podemos subir si lo envias a nuestra dirección de museoportuario@gmail.com .
    Muchas gracias y a las órdenes.
    Comisión Museo Portuario

    ResponderEliminar

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.