Se produjo un error en este gadget.

22 jun. 2009

Preservación del patrimonio marítimo

Foto Luis Tapia
Artículo extraído de un texto del Dr. Antonio Lezama (Programa Arqueología Subacuática,Facultad de Humanidades).



Preservación del patrimonio marítimo.


La antropología marítima adopta los parámetros propios de la antropología social para entrar en el ámbito tanto portuario como pesquero, enfatizando en sus sistemas sociales y culturales. A lo largo de su historia, la antropología marítima a abordado de forma sistemática la diversidad y complejidad de la organización social, tecnología y aspectos simbólicos ejercidos por hombres y mujeres pertenecientes a comunidades que han ido ocupando, explotando, apropiándose y distribuyendo los recursos del mar (Rubio – Ardanaz, 2006).
El patrimonio etnológico marítimo reúne todos los modos específicos de existencia material y de organización social de los grupos que hacen de la interacción con el mar de su modo principal de vida, y que abarcan su cultura material, sus saberes, su representación del mundo y de manera más general, aquellos elementos que fundamentan la identidad de cada grupo y le sirven para su diferenciación de los otros grupos. Siendo su evolución uno de los elementos expositivos mas relevantes. (Alegret Tejero, 2003).

El Patrimonio Cultural Sumergido.

Una importante tradición oral, y numerosos documentos escritos testimonian la presencia de cientos de embarcaciones siniestradas y hundidas desde todos los tiempos en la costa rioplatense, estas se hallan en muy diversos estados de conservación.

La gran superficie del Río de la Plata, su poca profundidad, la turbiedad de sus aguas, sus complejas características topográficas – peligrosos bancos de arena, restingas, cabos, islas, islotes y roquedales – convierten al rió en un muy singular espejo de agua. Sumándole a ello la inestabilidad y violencia de sus vientos, las rápidas variaciones de sus mareas y el desconocimiento que de él poseían sus primeros navegantes lo transformaban en un serio problema para quien quisiera incursionar en sus aguas.

La recuperación del Patrimonio Cultural Sumergido es tarea de la “Arqueología Subacuática”, no como técnica especializada en el estudio de objetos que circunstancialmente puedan haber quedado sumergidos, sino como “Arqueología Marítima” (censu Muckelroy, 1978), disciplina abocada a comprender la relación entre el hombre y las aguas navegables, en las diferentes épocas y en las múltiples variables que a ella están relacionadas. Se encuadra así dentro de la Arqueología Histórica, la que, como herramienta para el conocimiento del pasado, se basa, en lo esencial, en su capacidad para establecer un diálogo conceptual entre los vestigios de la cultura material y el contexto histórico que se está investigando.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.