Se produjo un error en este gadget.

11 may. 2009

Relación Puerto Ciudad


El tema de los puertos en el caso concreto de Uruguay se tejió en el entramado social de tal forma que prácticamente en todos los casos la construcción de un muelle y de un par de precarias instalaciones propiciaron el establecimiento en el lugar de un pequeño grupo de personas que rápidamente acrecentarían su número permitiendo el surgimiento de la sociedad de la Banda Oriental primero y de la uruguaya después, complementando la fuerza impulsora de las actividades vinculadas con la tierra y el ganado.

Esta interacción entre lugares físicos y seres humanos fue generando sociedades que crecían en derredor de los puertos estableciéndose una relación tan estrecha que sus propias existencias estaban entrelazadas, es que la actividad comercial así lo imponía, el transporte de cargas y pasajeros uniendo los países y los continentes por medio de la navegación era fundamental. Uruguay país bendecido por la calidad y extensión de sus costas no podía estar ajeno a esto y en un lento pero constante proceso se irían estableciendo zonas de actividad portuaria a lo largo del Río Uruguay, Río Negro, Río de la Plata y en las aguas del Océano Atlántico.

Hoy en día por razones propias de la operativa portuaria y de las normas internacionales de seguridad los puertos y la sociedad han quedado prácticamente divorciados, aquél vínculo existente se ha perdido por razones plenamente justificadas y que redundan en incontables beneficios para el país, pero ha de tenerse el cuidado de no propiciar una separación tal entre puertos y población que genere entre integrantes de esta última desinterés que mute en rechazo hacia innovaciones del sistema portuario o cualquier posible intento de modificación o reutilización de lugares incluidos dentro del ámbito urbano.
La evolución de las actividades que se realizan en puerto puede involucrar directa o indirectamente a la población circundante, pasando desde la repercusión del transporte intermodal con el aumento de la circulación de vehículos pesados; la ubicación e implementación de actividades comerciales involucradas al medio marítimo – portuario; hasta el complemento de estructuras portuarias con espacios físicos nuevos o no vinculados históricamente a este ámbito como respuesta a exigencias logísticas, estos hechos suelen tener mayor impacto cuando existe proximidad geográfica.

“En una economía globalizada, los puertos juegan un papel estratégico para la salud del sistema productivo de ciudades, regiones y estados. Estas infraestructuras, por las que se canaliza más del 70 % del comercio mundial en términos de volumen, además de asegurar la conectividad de estos espacios a los circuitos y redes de transporte internacional, son importantes focos de generación de valor para los núcleos urbanos en los que se asientan. Ahora bien, a pesar de su contribución al bienestar de la comunidad, las actividades portuarias apenas son conocidas y comprendidas por los ciudadanos, cuando no mal interpretadas”.*

Además cuando están en juego intereses tan caros para el país y se dan excelentes posibilidades vinculadas a una actividad como la referida, no es conveniente aislar a la población de un lugar como los puertos. Y esto dicho desde la base de que para que se sostenga un proyecto, una realidad, una actividad que bien le hace a toda una sociedad es imprescindible que todos los ciudadanos la conozcan, sepan de sus beneficios, tengan conciencia de su valor. Esto tal vez no asegure en si ningún resultado pero es procedente para que ciertas coyunturas y políticas empresariales no sean manejadas y tratadas por unos pocos en cada tiempo, sino que se responda en cada período según los intereses de toda la población uruguaya.

En la búsqueda de estos fines y planteando la adopción de estrategias para alcanzarlos, uno de los medios con resultados probados en países como México, Estados Unidos e Inglaterra, entre otros, es la puesta en marcha de emprendimientos culturales, destacándose la presencia de la institución Museo. Un Museo Marítimo – Portuario en el contexto uruguayo serviría para presentar la riqueza de los puertos del estado, vinculando pasado y presente con la exhibición de bienes tangibles e intangibles más la concreción de diversas actividades (exposiciones, conferencias, seminarios, cursos, investigaciones a partir de archivos propios, etc.) todo lo cual acercaría a los ciudadanos a una faceta tan vital para el desarrollo del país, promoviendo paralelamente una comunicación abierta y participativa entre el puerto, la sociedad, los medios y las instituciones.

Juan Pedro Gilmes.

*Curso de formación del profesorado de enseñanza secundaria
VI curso internacional de relaciones PUERTO – CIUDAD. 23-27 junio 2008, Santander.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.