Se produjo un error en este gadget.

20 may. 2009

Comentario de la prensa sobre libro Memorias del Puerto


En su edición del 8 de mayo, el Diario El País publicó en su suplemento cultural el comentario que reproducimos referente al libro de nuestro compañero Juan Pedro Gilmes “Memorias del Puerto de Montevideo”.

Suplemento Cultural
Páginas: http://www.elpais.com.uy/Suple/Cultural/09/05/08/cultural_414949.asp

Historia
MEMORIAS DEL PUERTO DE MONTEVIDEO, de Juan Pedro Gilmes Bello. Montevideo, Rumbo Editorial, 2008. Distribuye Gussi. 150 págs.
EL PUERTO de Montevideo es uno de los ejes ineludibles en la historia del Uruguay y en la actualidad, de toda la región continental con cuenca en el Río de la Plata. La "tierra de ningún provecho", como consideraba la corona española al territorio situado en la banda oriental del río Uruguay, halló en la existencia de tal puerto el motivo fundamental para su colonización. La creación en 1776 del Apostadero Naval*, destinado a defender las posesiones españolas en una amplia zona que iba desde el Río de la Plata hasta las Malvinas y el golfo de Guinea en el continente africano; su conquista en 1814 por las fuerzas de mar independentistas al mando de Guillermo Brown, hecho que abrió paso a la derrota definitiva del imperio español en la América del Sur, y finalmente la inauguración en 1901, bajo la presidencia de Juan Lindolfo Cuestas, de las obras de infraestructura necesarias para su operativa como puerto de gran escala, representan los tres hitos más importantes de una trayectoria siempre en ascenso. Hoy, registros del año 2007 indican que 82 cruceros turísticos llegan anualmente hasta sus muelles, más de 400 mil pasajeros, casi 600 mil contenedores de mercaderías.
Al historiador Juan Pedro Gilmes Bello (Montevideo, 1974) le precede una extensa bibliografía sobre este tema tan primordial. Seguramente tampoco será el último en dedicarle atención. Su libro tiene la virtud de destacar variados aspectos en torno a este prodigio geográfico y a esta construcción nacional que es el puerto de Montevideo: la iluminación de los muelles y la creación de la Administración Nacional de Puertos, las acciones de salvamento y asistencia realizadas por los remolcadores; los muelles de escala; los buques que componen la marina mercante de ultramar; el varadero y astillero con los distintos oficios destinados a la refacción de naves, algunos de ellos ya perdidos, como el carpintero de ribera o el calafateador. Se rescatan episodios olvidados por el paso del tiempo, trágicos como el naufragio del vapor argentino "Colombia" el 24 de agosto de 1909 o el incendio en la isla Libertad en 1984, o entrañables y nostálgicos como los viajes del vaporcito "Villa del Cerro", que unían diariamente el puerto con el Cerro de Montevideo trasladando decenas de obreros, hasta su incendio en 1946. No faltan tampoco los episodios siempre invocados, los que movieron multitudes, como la llegada de los restos mortales de Carlos Gardel en 1934, el hundimiento del acorazado alemán Admiral Graf Spee en 1939 y el retorno de Wilson Ferreira Aldunate en 1984.
Gilmes Bello no pretende agotar el tema sino más bien destacar la importancia y la evolución de este lugar clave en la economía e idiosincrasia de un país y de una región. Lo hace con orgullo, subrayando lo positivo y abundando en información documental. Es de lamentar que la numeración del índice no coincida con las páginas.
A. A.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Esperamos tu comentario, gracias por tu participación.